Sentecia definitiva Nº 85 de Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo STJ N3, 30-08-2016

Fecha de Resolución:30 de Agosto de 2016
Emisor:Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo nº3
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 29 agosto de 2016.
Visto: Las presentes actuaciones caratuladas: “PAYALAF, M.A. C/ SERNAGLIA, RAUL Y EDITORIAL RIO NEGRO S.A. S/ RECLAMO S/ INAPLICABILIDAD DE LEY” (Expte. N° 26874/13-STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Los Señores Jueces, doctores E.J.M., A.C.Z. y R.A.A., dijeron:
1.- Contra la sentencia obrante a fs. 323/328 vlta., mediante la cual este Superior Tribunal de Justicia rechazó el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto por la parte codemandada, la misma parte dedujo -a fs. 333/348 vlta.- recurso extraordinario federal en los términos del art. 14 de la Ley 48.
Al así decidir, el pronunciamiento de este Cuerpo en carácter de "último tribunal de la causa" confirmó la sentencia previamente dictada por la Sala II de la Cámara del Trabajo de General Roca que hizo lugar, en lo principal, al reclamo salarial y resarcitorio incoado por M.A.P. y condenó en consecuencia a su empleador, R.S. y solidariamente a Editorial Río Negro S.A. en los términos del art. 30 de la LCT, extremo este último que controvierte la Editorial en el recurso extraordinario federal interpuesto.
En ese orden de ideas, el fallo ahora impugnado sostuvo, en lo pertinente, conforme el análisis allí efectuado, que la delegación de la última parte de la unidad de ejecución productiva del diario se verificó con suficiencia probatoria y se ameritó con sólido fundamento jurídico la solidaridad decidida por el tribunal de grado.
2.- En sustento de la pretensión articulada y luego de realizar una reseña de los antecedentes de la causa, el recurrente se extiende en consideraciones tendientes a demostrar que la sentencia de este Cuerpo habría desconocido el verdadero alcance de los recaudos del segundo párrafo del art. 30 de la LCT, citando la subsistencia del fallo "R." de la CSJN, entendiendo que no se puede extender desmesuradamente el ámbito de aplicación del art. 30 de la LCT de un modo que su texto no consiente, desnaturalizando su contenido al asignarle un significado que excede inaceptablemente sus fines.
Sostiene que el servicio de distribución no es una actividad normal y específica de la // ///
libertad de prensa (edición y publicación de información), sino una actividad normal complementaria que surge de un contrato entre privados; asimismo que la sentencia es arbitraria al realizar afirmaciones dogmáticas que sólo constituyen un fundamento aparente y que vulnera el derecho de propiedad de su mandante al desconocer su funcionamiento y política empresarial.
Significa que el fallo adolece de gravedad institucional en cuanto pone en peligro el derecho a informar, al crearle obligaciones que le son extrañas y que causa gravamen irreparable incurriendo en errónea aplicación del art. 30 de la LCT. Asimismo que su argumentación carece de razonabilidad, que se produce empíricamente un atropello a la libertad de prensa, la propiedad privada y la sublime libertad de ejercer una industria lícita. Señala seguidamente que se violan los arts. 14, 28, 32, 33 y ccdtes. de la Constitución Nacional y los expuestos en Tratados Internacionales especialmente el art. 13 de la CADH así como las reglas que emitió la CIDH.
3.- El juicio de admisibilidad exigido por la Corte Suprema a los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA