Sentencia Nº 85 de Secretaría Civil STJ N1, 02-12-2008

Fecha de Resolución: 2 de Diciembre de 2008
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RIO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: CIVIL
INSTANCIA: SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA
EXPTE. Nº 23271/08-STJ-
SENTENCIA Nº 85

///MA, 2 de diciembre de 2008.-
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “DELLABARCA, D.M. c/PROVINCIA DE RIO NEGRO (JEFATURA DE POLICIA) s/DAÑOS Y PERJUICIOS s/CASACION” (Expte. Nº 23271/08-STJ-), puestas a despacho para resolver; y
CONSIDERANDO:

Que, la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la IVa. Circunscripción Judicial, mediante el Auto Interlocutorio Nº 123 de fecha 11 de septiembre de 2008 glosado a fs. 231/234 y vta., en lo que aquí importa, resolvió: “I) Declarar inadmisible el recurso de casación planteado por la parte actora a fs. 194/205, con costas a su cargo, regulándose los honorarios de los letrados de la parte actora y demandada en el 25% y 30% de los regulados en primera instancia (Art. 14 de la L.A.). II) Declarar admisible el recurso interpuesto por la demandada a fs. 216/217. ...”.

Que, a fin de sustentar su aspiración de acceder a esta instancia de legalidad, la demandada recurrente invoca que la sentencia impugnada ha incurrido en la violación de la doctrina legal aplicable al caso.

Sostiene que existe doctrina obligatoria del Superior Tribunal de Justicia a la fecha del fallo atacado, dictada en autos: “C., N.G. c/ Provincia de Río Negro s/ Sumario s/ Casación” (Expte. Nº 18458/03-STJ-), del 16 de marzo de 2004. Afirma que de dicho precedente surge que el reclamante debe acreditar el funcionamiento defectuoso o irregular del servicio para que se configure el factor objetivo que permita atribuir la responsabilidad. Refiere que la actora en primer lugar intenta acreditar la responsabilidad subjetiva del Estado, y luego extemporaneamente invoca la responsabilidad objetiva.
///.- ///.-Finalmente, cita el precedente: “Compañía de Gas de Rosario c/ Pcia. de Santa Fe” (Fallo 124:315) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, argumentando su violación.

Previo a todo, resulta pertinente realizar algunas consideraciones acerca de la necesidad de la intervención del Ministerio Pupilar en el ejercicio de la representación promiscua que la ley le asigna (art. 59 del Código Civil), en los procesos en los cuales están interesadas las personas o bienes de menores.

Ello así, dado que en los presentes autos surge que la señora D.M.D. promovió demanda de daños y perjuicios, por derecho propio y en representación legal de su hijo menor de edad, J.E.R.. Y si bien, en Primera...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA