Sentencia Nº 85 de Secretaría Penal STJ N2, 04-07-2013

Fecha de Resolución: 4 de Julio de 2013
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 26506/13 STJ
SENTENCIA Nº: 85
PROCESADO: M.L.A.
DELITO: HOMICIDIO AGRAVADO POR EL USO DE ARMA DE FUEGO
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 04/07/13
FIRMANTES: MANSILLA BAROTTO BUSTAMANTE (SUBROGANTE)
///MA, de julio de 2013.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “MORA, L.A. s/Homicidio agravado por haber sido cometido con arma de fuego s/Casación” (Expte.Nº 26506/13 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:

Que la deliberación previa a la resolución (cf. Res.Nº 315/13 Presidencia STJ) ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor J. doctor E.J.M. dijo:

1.- Mediante Sentencia Nº 14, del 19 de abril de 2013, la Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti resolvió -en lo pertinente- condenar a L.A.M. a la pena de diez años y ocho meses de prisión, como autor del delito de homicidio agravado por el uso de un arma de fuego. Asimismo, le mantuvo la situación de libertad ambulatoria, con fijación de determinadas reglas cautelares.

2.- Contra lo decidido, la defensa dedujo recurso de casación, que fue declarado admisible por el a quo.

3.- El casacionista sostiene que no tiene ninguna cuestión de hecho para discutir, pues la discusión es jurídica, en tanto no se han aplicado el art. 34 inc. 6º del Código Penal -tal como fue planteado- o el art. 35 íd. -como postuló la minoría-. Agrega que, atento a los hechos acreditados, se trató de un caso de legítima defensa o, subsidiariamente, un exceso en ella.

Luego de señalar los hechos y determinadas cuestiones de hecho que considera favorables a su postura, alega que todos los ciudadanos tienen el derecho legítimo de repeler
///2.- ataques contra la propiedad y contra las personas. En tal sentido, y en relación con los requisitos del art. 34 del Código Penal, indica que hubo agresión ilegítima, pues la víctima no solo había agredido al imputado, sino a tres personas más (M.M.M., S.V. y D.V. los dos últimos, madre y tío del imputado respectivamente-). También plantea que hubo necesidad racional del medio empleado, pues se pregunta de qué modo se puede parar a alguien que está totalmente violento, a lo que responde que M. intentó hacerlo mediante su palabra, al pedirle que se vaya, luego procuró encerrarse dentro de su propia casa, y por último tomó el arma y disparó. Se plantea si esto es racional, y contesta: “Demasiado racional que un chico de 18 años, en una situación así de violenta, haya hecho esos tres pasos”. Por último, en cuanto a la falta de provocación suficiente, expresa que el imputado no generó ningún conflicto, sino que estaba tranquilo en su casa. Incluso menciona que se trata de una legítima defensa presunta, pues extraño es aquel conocido que ingresa sin autorización, y añade que la víctima tenía “tres hojas de antecedentes y M. ninguno”. Concluye que la situación era de desesperación, con gritos y llantos.

R. luego la versión del imputado y las declaraciones testimoniales que considera favorables a su postura, lo que incluye situaciones de violencia de género a las que fueron sometidas las ya mencionadas M. y V., que se encontraban en peligro aun cuando el imputado efectuó los disparos. Alega que todas estas circunstancias no fueron valoradas correctamente en la sentencia.

///3.
Subsidiariamente, solicita que se revea la pena impuesta, la que estima elevada, porque no se corresponde con el principio de culpabilidad por el hecho y la proporcionalidad, y pues no se ha merituado como circunstancia atenuante la situación de violencia de género de la que eran víctimas las dos mujeres. Finalmente, aduce que se trata de un precedente judicial grave, discriminatorio y revictimizante en los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA