Sentecia definitiva Nº 84 de Secretaría Penal STJ N2, 08-06-2010

Fecha de Resolución: 8 de Junio de 2010
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 24404/10 STJ
SENTENCIA Nº: 84
PROCESADO: R.V.
DELITO: HOMICIDIO CULPOSO DOBLEMENTE AGRAVADO POR EL NÚMERO DE VÍCTIMAS Y POR LA CONDUCCIÓN IMPRUDENTE DE UN VEHÍCULO AUTOMOTOR EN CONCURSO IDEAL CON LESIONES LEVES CULPOSAS
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 08/06/10
FIRMANTES: BALLADINI – LUTZ EN DISIDENCIA – CERDERA (SUBROGANTE)
///MA, de junio de 2010.

Habiéndose reunido los señores miembros del Superior Tribunal de Justicia doctores A.Í.B., L.L. y F.A.C. –por subrogancia-, con la presidencia del primero y la asistencia del señor Secretario doctor W.A., en las presentes actuaciones caratuladas: “ROBLEDO, V. s/Homicidio culposo en c.i. con lesiones leves culposas s/Casación” (Expte.Nº 24404/10 STJ), y concluida la deliberación, se transcribe a continuación el acuerdo al que se ha arribado en atención a las prescripciones del art. 439 del Código Procesal Penal (Ley P 2107), con el planteo de las siguientes:

C U E S T I O N E S

1ª) ¿Cuál es la vía adecuada para impugnar el fallo del J. Correccional?

2ª) ¿Qué resolución corresponde adoptar respecto del fondo del asunto?

V O T A C I Ó N
A la primera cuestión el señor J. doctor A.Í.B. dijo:

1.- Mediante Sentencia Nº 10, del 8 de junio de 2009, la Sala Unipersonal de la Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti, en competencia correccional, resolvió -en lo pertinente- condenar a V.R., como autor del delito de homicidio culposo doblemente agravado por el número de víctimas y por la conducción imprudente de un vehículo automotor en concurso ideal con lesiones leves culposas, a la pena de dos años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación por cinco años para conducir vehículos
///2.- automotores. También le impuso reglas de conducta por el término de dos años.

2.- Contra lo decidido, la defensa dedujo recurso de casación, que fue declarado inadmisible por el a quo, lo que motiva su queja ante este Superior Tribunal, que le hizo lugar. Luego se dispuso que el expediente quedara por diez días en la Oficina para su examen por parte de los interesados, y a fs. 516/521 y vta. se agrega el dictamen de la señora Defensora General, por el que mantiene el recurso de la defensa pública. Realizada la audiencia prevista en los arts. 435 y 438 del rito, los autos han quedado en condiciones para su tratamiento definitivo.

3.- Se ha propuesto como primera cuestión a la deliberación de este Cuerpo la recurribilidad de las decisiones de los jueces que intervienen con competencia correccional, atento a la reciente modificación de la Ley K 2430, reformada por el art. 1 de la Ley 4503, que en su art. 50, inc. b, apartado 2, dispone que “las resoluciones de los Jueces unipersonales en materia penal” son impugnables mediante el recurso de apelación previsto en el art. 422 del ritual y, por ende, la competencia para tratarlo corresponde a la Cámara en lo Criminal.

Al respecto, recuerdo que existen en este Superior Tribunal varias resoluciones (Se. 215/07 STJRNSP, entre otras) en las cuales se ha fijado doctrina obligatoria en el sentido de que los jueces correccionales juzgan en única instancia, y sus sentencias sólo son pasibles de ser recurridas a través del recurso extraordinario de casación (arts. 429 y sgtes. C.P.P.). Tal decisión –a la que me
///3.- remito en toda su extensión- ha sido adoptada por mayoría de votos, mientras que el doctor L.L. sustenta la minoría.

En el precedente referido nos remitimos a la Se. 246/04 STJRNSP, en la cual se dijo: “De igual modo, ya que la interpretación jurídica es una interpretación práctica, ordenada a un bien, que en el ámbito del derecho se denomina justicia (C.I.M.C., \'La interpretación jurídica como interpretación práctica\', en JA 2004-IV, Fascículo 1, pág. 3), la regulación adecuada de la praxis jurídica hace necesario -de nuevo- interpretar que la garantía recursiva prevista por el art. 139 inc. 14 de la Constitución Provincial para las decisiones de los jueces en lo correccional -en tanto órganos unipersonales- es la casación, toda vez que dicha vía de impugnación, de acuerdo con la doctrina legal de este Cuerpo y de la Corte Suprema, es suficiente para resguardar los compromisos internacionales suscriptos por nuestro país en materia de derechos humanos e incorporados a nuestra Constitución mediante el art. 75 inc. 22”.

Hemos considerado que se cumple así con la manda del art. 139 inc. 14 de la Constitución Provincial de Río Negro, máxime pues en la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación in re “CASAL” (del año 2005), el máximo Tribunal del país se ha expedido por la completud, hecho y prueba, en el tratamiento en la instancia extraordinaria de los recursos de casación interpuestos (conf. art. 8.2.h. CADH y 14.5 PIDCP, incluidos en la C.Nac. mediante art. 75 inc. 22).

///4.
Esta doctrina jurisprudencial ha sido ratificada por el legislador provincial, cuando al modificar la Ley K 2430 mediante la Ley 4503 dispuso: “Artículo 57.- Competencia por materia y grado de los Juzgados de Instrucción, Juzgados Correccionales y Juzgados de Ejecución Penal […] b) Los Jueces en lo Correccional tendrán competencia para decidir en única instancia, en juicio oral y público, en todos los casos correccionales cuyo conocimiento les corresponda según establezca el Código Procesal Penal”.

Ello es concordante con el art. 21 segundo párrafo de la Ley P 2107 (no modificada por la Ley 4503), en cuanto establece que “[el]l J. en lo Correccional juzga en única instancia”.

A ello debo sumar que el Código Procesal Penal regula el funcionamiento de la competencia de los Tribunales de la provincia (arts. 19 y sgtes.), que en materia recursiva tiene prevalencia por especialidad respecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial (conf. art. 207 inc. 3 C.Prov.: “El Superior Tribunal de Justicia tiene, en lo jurisdiccional […] Ejerce jurisdicción como tribunal de última instancia en los recursos que se deduzcan contra los fallos de los demás tribunales inferiores, acordados en las leyes de procedimientos”).

Por lo tanto, y como la ley general no deroga a la ley especial anterior salvo expresa abrogación o manifiesta incompatibilidad (conf. CSJN en “CONSTANTINO”, del 16/06/92), en el sub lite es de aplicación la norma especial del Código Procesal Penal en materia recursiva en virtud del principio jurídico que consagra la prevalencia de la ley
///5.- especial sobre la ley general, máxime cuando la ley general es de igual rango que la norma especial.

En definitiva, tanto “la selección de las normas aplicables como la elección de los métodos interpretativos están guiadas por consideraciones axiológicas. El J. elegirá aquella norma y aquel método que aseguren la justa decisión del conflicto, es decir, que logre el equilibrio entre todos los valores jurídicos y establezca igualdad entre los iguales y proporcionalidad en la distribución de los bienes según los méritos de los actores” (J.C.C.R., La axiología jurídica y la selección de métodos de interpretación).

De tal forma, al modificar el apartado 2 del inc. b del art. 50 de la Ley K 2430 (mediante Ley 4503), el legislador provincial previó que la Cámara en lo Criminal tendrá competencia para conocer y decidir de los recursos contra las resoluciones de los Jueces unipersonales en materia penal en tanto no se hayan dictado como consecuencia de un juzgamiento en “única instancia” (conf. art. 385 C.P.P.).

Consecuencia de lo anterior es que estas últimas resoluciones de los Jueces “unipersonales” en lo Correccional están comprendidas en el sistema de recurso extraordinario de casación (que, según “CASAL” de la CSJN y la jurisprudencia del STJRN comprende la revisión integral
art. 8.2.h CADH y 14.5 PIDCP), y la competencia para conocer en esas impugnaciones corresponde al Superior Tribunal de Justicia (arts. 19.1 y 429 C.P.P.; 43 primer párrafo Ley K 2430 –modif. Ley 4503-; 207 inc. 3 C.Prov.).-
///6.
Lo expuesto preserva un sistema recursivo igualitario para todas las personas sometidas al proceso penal, en virtud de que de lo contrario los imputados que hayan sido juzgados en instancia única ante un juzgado correccional tendrán una doble posibilidad recursiva respecto de aquellos sometidos a un juicio criminal, que sólo tienen la casación ante el Superior Tribunal, cuando los segundos, por la competencia material, suponen cuestiones más complejas.

En síntesis, entiendo que la vía elegida es la adecuada para impugnar la decisión en crisis. MI VOTO.
A la misma cuestión el señor J. doctor L.L. dijo:

1.- LA CUESTIÓN CONSTITUCIONAL (INC. 14 DEL ART. 139):-
Previo a todo, para el análisis del recurso que viene en consideración, no puedo soslayar la cuestión que vengo planteando recurrentemente en el fuero correccional, respecto del claro texto y los alcances del inc. 14 del art. 139 de la Constitución Provincial, ahora en el marco de la reforma introducida por el art. 1° de la Ley 4503 al art. 50 inc. b) de la Ley Orgánica del Poder Judicial K 2430, que quedó redactado de la siguiente forma: “Artículo 50. Competencia por materia y grado. Las Cámaras tendrán competencia para conocer y decidir:… b) La Cámara en lo Criminal:… 2. De los recursos contra las resoluciones de los Jueces unipersonales en materia penal…”.

Tal modificación agrega de modo expreso a las Cámaras en lo Criminal (y Correccional, para el caso de la IVª Circunscripción Judicial) la competencia para entender por vía recursiva en las sentencias de los organismos
///7.- jurisdiccionales a cargo de un solo juez penal, en observancia de las disposiciones del inc. 14 del art. 139 de la Constitución Provincial, que textualmente dice en la parte pertinente: “… Los códigos de procedimientos judiciales deben ajustarse a los principios básicos de la oralidad y publicidad, y garantizan recurso ordinario de apelación cuando la sentencia definitiva no fuera dictada por un órgano jurisdiccional colegiado”.

Por tales, se incluyen, además de los Juzgados de Instrucción, los que entienden en los delitos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA