Sentencia Nº 83 de Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo STJ N3, 15-08-2018

Fecha de Resolución:15 de Agosto de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 14 de agosto de 2018.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores S.M.B., E.J.M., L.L.P., A.C.Z. y R.A.A., con la presencia de la señora Secretaria, doctora S.M.G.D., para pronunciar sentencia en los autos caratulados: “LUZZA, PATRICIA V. C/ EG SUR S.A. S/ SUMARIO S/ INAPLICABILIDAD DE LEY” (Expte Nº 29284-STJ), elevados por la Cámara Segunda del Trabajo, de la IIIa. Circunscripción Judicial, con asiento de funciones en la ciudad de San Carlos de Bariloche, con el fin de resolver el recurso de inaplicabilidad de ley interpuesto por la demandada a fs. 89/97, y abierto por queja a fs. 182/vta., deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe la Actuaria. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden de sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ra.- ¿Es fundado el recurso?
2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I Ó N
A la primera cuestión el señor Juez doctor S.M.B. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. El tribunal de grado hizo lugar en su sentencia de fs. 77/80 vta. al reclamo de P.V.L. y condenó a EG SUR S.A. al pago resarcitorio a su favor, por despido, en los términos del art. 245 LCT y por su postura reticente ante la oportuna intimación de aquélla, según lo previsto en el art. 2 de la ley 25323; con costas.
1.2. Ponderó en tal sentido que los médicos G. (traumatólogo) y M. (psiquiatra) al dictaminar que L., de 42 años de edad debía jubilarse, debieron tener en consideración que padecía una incapacidad permanente y absoluta, pues un retiro por invalidez requiere, conforme a los arts. 17 y 48 de la ley 24241, incapacidad del 66% o superior.
De acuerdo con ello, entendió el Tribunal de grado que en el caso se proyectaba el supuesto del art. 212, apartado 4to., de la LCT; de manera que, ante la incapacidad absoluta de la trabajadora, la empleadora debió haberle abonado una indemnización equivalente a la /// ///
prevista en el art. 245 -Indemnización por antigüedad o despido- de la LCT. Razón por la cual, al fundarse la demandada en los dictámenes referidos para despedirla, pero sosteniendo a la vez que la incapacidad no era absoluta, al sólo efecto de pagar la indemnización menguada del art. 247 -De la extinción del contrato de trabajo por fuerza mayor o por falta o disminución de trabajo. Monto de la indemnización- de la LCT, se situó jurídicamente en contradicción con lo que admitía, es decir, con sus propios actos jurídicos anteriores.
1.3. Sostuvo además a todo evento la Cámara, que aun de conceder verosimilitud a la postura defensiva sobre la inexistencia de incapacidad absoluta, no estaba a cargo de la trabajadora invocar y acreditar qué tareas podía realizar conforme a su limitación, pues la previsión del art. 247, LCT, resulta de aplicación excepcional, de suerte que seguía a cargo del empleador acreditar, conforme lo prescripto por el art. 78 -Deber de ocupación- de la LCT, la imposibilidad empresarial de cumplir con su obligación de asignar tareas acordes a la limitación funcional sobreviniente.
De modo, pues, que a falta de prueba pertinente -apreció también el Tribunal-, el despido dispuesto con invocación del art. 247, LCT, obedeció a una ecuación de naturaleza estrictamente económica. Y por ello, correspondía habilitar en el caso la indemnización reclamada con asidero en el art. 245, LCT, más la sanción por incumplimiento en término prevista en el art. 2 de la ley 25323, tanto más en la perspectiva del art. 9, -El principio de la norma más favorable para el trabajador- de la LCT.
2. Los agravios del recurso:
2.1. La demandada se alza a fs. 89/97 contra lo decidido, que califica de absurdo, carente de sustento legal y pobre de argumentación jurídica, afirmando en tal sentido que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA