Sentencia Nº 80/07 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2008

Fecha de Resolución:28 de Noviembre de 2008
 
EXTRACTO GRATUITO

SP-80.07-28.11.2008

En la ciudad de Santa Rosa, Capital de la Provincia de La Pampa, a los 28 días del mes de noviembre del año dos mil ocho, se reúnen los señores Ministros, Dra. R.E.V. y Dr. E.F.M., integrantes de la S. B del Superior Tribunal de Justicia, de conformidad con el art. 439, segunda parte, del C.P.P., a los efectos de dictar sentencia en los autos: "VIDORET, J.A.A., C.H.-.Q., A.A.B., M.A.S., V.S., en causa nº 15224/07 (reg. C. en lo C.- IIª C.J.) s/ recurso de casación", registrados en esta S. como expte. n.º 80/07, con referencia a los recursos de casación interpuestos a fs.: 597/605, 606/613 y 614/624vta., por los Defensores Particulares, Dr. A.A., Dra. V.R.O. y Dr. C.P.F., respectivamente, contra la sentencia de fs. 563/594vta., en la que se falló "...CONDENANDO a J.A.V.... C.H.A.... como autor[es] material[es] y penalmente responsable[s] de los delitos de VEJACIONES AGRAVADAS REITERADAS -dos hechos- y LESIONES LEVES, en CONCURSO IDEAL (Arts. 144 bis, incs. 2º y , 144 bis último párrafo en relación con el Art. 142 inc. 1º, 89 y 54 C.P.) ... [a] A.A.Q.... V.S.S....” como coautores materiales y penalmente responsables de los delitos de VEJACIONES AGRAVADAS y LESIONES LEVES, en CONCURSO IDEAL (arts. 144 bis, inc. 3º, 144 bis, último párrafo, en relación con el art. 142, inc. 1º, 89 y 54 del C.P.), y M.A.B. como autor material y penalmente responsable de los delitos de VEJACIONES AGRAVADAS y LESIONES LEVES, en CONCURSO IDEAL (arts. 144 bis, inc. 3º, 144 bis, último párrafo, en relación con el art. 142, inc. 1º, 89 y 54 del C.P.)...; y

CONSIDERANDO:-


1.- Que contra la sentencia que condenó a los imputados de autos, sus defensas técnicas interpusieron recursos de casación.-

a) RECURSO DE CASACION DE J.A.V.Y.V.S.S..-

El Defensor Particular de ambos imputados, Dr. A.A., interpuso recurso de casación y consideró que la sentencia atacada violó las reglas de la sana crítica por "...no tener en cuenta las circunstancias particulares del caso".-

El impugnante, en su relato, ofreció una versión distinta del suceso acaecido, que tuviera como protagonista a la víctima y a los agentes prevencionales, en el marco del allanamiento que se desarrolló en la casa de la señora Montes de Oca. Sugirió que las lesiones que ésta presentaba "...porque esta agredía a V., es probable que pudiera[n ser resultado de] golpear contra alguna parte del cuerpo que le generara por ejemplo lastimaduras en su boca" (fs. 599vta.).-

También discrepó con las apreciaciones que se realizaron en el pronunciamiento, referidas a la calidad de "vejatoria y desproporcionada" de la actuación de los agentes en el allanamiento. Ello, en virtud de que "...en [él] estaban presentes dos mujeres adultas y una menor y lo que se pretendía era el secuestro de una pelota" (fs. 600).-

Con relación a los sucesos ocurridos en la dependencia policial, la defensa sostuvo que no se desarrollaron como los definió la víctima, circunstancia que se corrobora con los testimonios de sus defendidos, el agente B. y la pericia del Dr. A..-

Por último, el recurrente expresó que no se acreditó ni en la denuncia, ni en la sentencia cuál es el hecho que se le imputa al agente SALVATIERRA, y que sólo se mencionó la forma en que se llevó a cabo el traslado de Montes de Oca al patrullero -"a los tirones"-, situación que no se ajusta con los elementos de prueba obrantes en la causa. En consecuencia, solicitó que se absuelva a sus dos defendidos "por el beneficio de la duda" (art. 4 del C.P.P.) –fs. 605-.-

b) Que el señor Procurador General S., D.M.B., sostuvo que en la presentación recursiva no existe una fundamentación autónoma de los agravios introducidos y se manifestó una falta de claridad y precisión en la exposición del impugnante.-

Asimismo señaló que en el recurso formulado sólo se observó una discrepancia interpretativa con la decisión arribada, sin desvirtuar, ni demostrar que se encuentra viciada.-

Agregó que la valoración del Tribunal se ajusta a los principios que guían el recto entendimiento humano, circunstancia que le permitió arribar con certeza a su decisión.-

c) A efectos de ingresar al estudio del planteo esgrimido por la defensa de VIDORET y SALVATIERRA, resulta pertinente recordar la situación fáctica establecida por el Tribunal: "El día 20 de julio de 2006, se produjeron tres incidentes, que tuvieron como protagonistas a integrantes del personal policial de la Comisaría de Ingeniero Luiggi, de esta Provincia, en perjuicio de la Sra. M. MONTES DE OCA. Primeramente, a las 16:35 en el domicilio de la Calle Malvinas Argentina Nº 945 de esa localidad donde la víctima reside, el S.C.J.A.V., secundado por el Oficial Inspector C.H.A., el Sargento Primero V.S.S. y el Agente A.A.Q., al momento de ejecutar una orden judicial de allanamiento, sin motivo valedero ante la mera negativa de la dueña de casa a entregar una pelota, cometieron vejaciones contra la dueña de casa, haciendo un uso abusivo de su poder, utilizando evidente violencia y fuerza desproporcionada sobre su persona, encaminados a inflingir un castigo con trato humillante a aquella. Si bien el acto fue iniciado por J.A.V., quien le aplicó un golpe en la cara con la mano de revés y agredió verbalmente a la denunciante, los restantes no se opusieron, sino que se sumaron a la aplicación directa de golpes o mediante la sujeción forzada de la misma cuando era golpeada, sufriendo en consecuencia la Sra. MONTES DE OCA, múltiples lesiones que resultaron de carácter leve. Una vez retirada la víctima de la vivienda por la fuerza e ingresada al vehículo policial donde fue esposada, fue trasladada a la Comisaría, donde se desencadenó, el segundo incidente. Precisamente ocurrió en el baño de la dependencia policial, antes de ser ingresada M. MONTES DE OCA a la S. de Demorados. Concretamente los funcionarios J.V. y C.A., sometieron por segunda vez a la Sra. MONTES DE OCA a un trato denigrante y humillante para menoscabar su dignidad, bajándole el pantalón y tironeando de su prenda íntima cuando aún estaba esposada, dejándola semidesnuda, en un baño de la dependencia. El último tramo de los incidentes fue previo a su traslado al Hospital y ocurrió en el calabozo de demorados, tomando intervención en esta oportunidad el empleado policial M.Á.B., quien ordenó a un subalterno colocar esposas a la víctima con las manos atrás, pese a su ruego para que así se hiciera, lo que le ocasionó lesiones al viajar en esa situación en el automotor policial según los informes glosados. Asimismo, en tono agraviante se dirigió a la misma y le aplicó dos cachetadas" (fs. 586vta.).-

De acuerdo con la reconstrucción del a quo, el hecho se desarrolló en tres secuencias: la primera de ellas en el domicilio de la víctima, luego en la sede de la Comisaría de Ingeniero Luiggi y, por último, en el traslado de la señora MONTES DE OCA al hospital de la referida localidad.-

A pesar de que el planteo casatorio, que conforme lo definiera el representante del Ministerio F. no tiene un desarrollo discriminado de los agravios manifestados, por lo cual resulta confuso en su línea argumental, este Tribunal...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA