Sentecia definitiva Nº 76 de Secretaría Penal STJ N2, 05-04-2017

Fecha de Resolución: 5 de Abril de 2017
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 5 de abril de 2017.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “SOTO, Hugo Antonio; VÁZQUEZ, Juan Carlos y HERNÁNDEZ, José Manuel s/Robo agravado por el uso de arma de fuego, robo en lugar poblado y en banda s/Casación” (Expte.Nº 28706/16 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor Juez doctor Ricardo A. Apcarian dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia definitiva Nº 84, de fecha 7 de julio de 2016, la Cámara Primera en lo Criminal de la IIª Circunscripción Judicial resolvió -en lo pertinente- condenar a Hugo Antonio Soto a la pena de nueve (9) años de prisión efectiva, inhabilitación especial por el doble tiempo de la condena para tener y/o portar armas de fuego, accesorias del art. 12 del Código Penal y costas, por ser coautor del delito de robo doblemente calificado por haberse cometido con arma de fuego y en lugar poblado y en banda, en concurso ideal con portación agravada de arma de fuego, de guerra, sin la debida autorización legal, en calidad de autor, y lo declaró reincidente por tercera vez (arts. 29 inc. 3°, 45, 50, 54, 166 inc 2º segundo párrafo, 167 inc. 2º y 189 bis. inc. 2º párrafos tercero, cuarto y último C.P.).
También condenó a José Manuel Hernández a la pena de ocho (8) años de prisión efectiva, accesorias del art. 12 del Código Penal y costas, por ser coautor del delito de robo doblemente calificado por haberse cometido con arma de fuego y en lugar poblado y en banda, y lo declaró reincidente (arts. 29 inc. 3°, 45, 50, 166 inc 2º segundo párrafo, 167 inc. 2º C.P.).
1.2. Contra lo decidido, los doctores Pablo Iribarren y Oscar Pineda, en representación de José Manuel Hernández, y los doctores Gustavo Palmieri y Melina Pozzer, en representación de Hugo Antonio Soto, dedujeron sendos recursos de casación que fueron declarados admisibles por el a quo.
2. Agravios del recurso de casación de los doctores Pablo Iribarren y Oscar Pineda, en representación de José Manuel Hernández:
/// La defensa refiere que surge de la sentencia un análisis arbitrario y absurdo de la prueba y, en consecuencia, que se arribó a una solución legal no adecuada al plexo probatorio, que viola y aplica erróneamente la ley y la doctrina legal.
Discrepa con la apreciación de la versión exculpatoria por considerarla subjetiva y entiende que la circunstancia de recorrer todo el valle teniendo otras chacras más cerca no dice nada. Lo que sí puede ser objetable -agrega- es que los acompañantes de Hernández se fueron del lugar sin preguntar por él, aunque ello no invalida el testimonio porque la manifestación de que la presencia de la policía era incesante está contradicha con el testimonio de Carlos Miguel Hernández (a quien pretendieron comprarle leña), en cuanto dijo que no se cruzó con policías.
Refiere luego que la sentencia no explica por qué se le atribuye a su pupilo que estaba vestido con la vestimenta de la empresa OCA cuando fueron dos los que supuestamente se dieron a la fuga.
Sobre el reconocimiento de la víctima Llopis, señaló que este es inválido porque dijo no estar un ciento por ciento segura de identificarlo a José Manuel Hernández.
Aduce que si bien es cierto que el hermano y el cuñado del imputado Hernández (testigos) tuvieron imprecisiones, entiende que ello no invalida las declaraciones ni la hipótesis brindada por su pupilo, pues las declaraciones de las víctimas también tuvieron imprecisiones y debe utilizarse el mismo criterio para valorar.
Los letrados se preguntan cómo llega el Tribunal a la conclusión de que, de las dos personas que se escaparon, una era precisamente el encartado, y destacan que el testigo Álamo observó que no era José Manuel Hernández pues vio a otra persona morocha circulando con la campera de OCA. Afirman que ubicar a su pupilo en el escenario del hecho es sumamente difícil.
También consideran infundado invalidar la declaración del testigo Carlos Miguel Hernández con la apreciación del a quo de que fue “pintoresco” que se basara el recuerdo de los hechos en el cumpleaños de su suegro.
No se explican cómo se da por acreditado que, al momento de advertir la presencia de los agentes Triviño y Leal, el encartado haya girado en sentido contrario y corriera precisamente hacia donde se encontraba el procedimiento policial.
///2. Por otra parte, la defensa ataca la sentencia en relación con la calificación legal como planteo subsidiario. Expresa que la existencia del arma denunciada como sustraída fue admitida sin ningún reparo, aunque nunca fue secuestrada ni verificada su existencia por parte de las víctimas, por lo que entiende que en el caso se da una tentativa y no un delito consumado. Aduce que las víctimas reúnen la calidad de “testigo único testigo nullus”, y que la única verdad sobre la presencia del arma es su registración y, al no estarlo -como debería conforme a la ley-, no puede darse por acreditado que estuviera en dicho lugar.
Finalmente, solicita que oportunamente se descalifique el fallo por absurdo y arbitrario.
3. Agravios del recurso de casación de los doctores Gustavo Palmieri y Melina Pozzer, en representación de Hugo Antonio Soto:
Los letrados motivan su recurso invocando errónea aplicación de la ley sustantiva, arbitrariedad en la decisión y violación de los principios de culpabilidad y lesividad y de los arts. 40 y 41 del Código Penal.
Plantean que en el fallo se aplicó erróneamente la ley sustantiva al entender consumado el hecho, cuando la evidencia colectada durante el juicio permite sostener que los agresores nunca tuvieron la posibilidad de disponer de las cosas habidas y no se probó, mas allá de toda duda razonable, la existencia del arma denunciada como sustraída; por lo que -a su entender- el ilícito ha quedado en grado de tentativa.
De otro lado, invocan arbitrariedad porque la decisión consideró que el arma empleada en el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA