Sentencia Nº 75 de Secretaría Penal STJ N2, 12-05-2010

Fecha de Resolución:12 de Mayo de 2010
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RÍO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: PENAL
EXPTE.Nº: 22670/07 STJ
SENTENCIA Nº: 75
PROCESADO: A. C.A.
DELITO: ABUSO SEXUAL CON ACCESO CARNAL EN FORMA CONTINUADA, AGRAVADO POR SER ENCARGADO DE LA EDUCACIÓN DE LA VÍCTIMA
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
VOCES:
FECHA: 12/05/10
FIRMANTES: LUTZ – BALLADINI – S.N. EN ABSTENCIÓN (NO FIRMA POR COMPENSACIÓN DE FERIA)
///MA, de mayo de 2010.

Habiéndose reunido los señores miembros del Superior Tribunal de Justicia doctores L.L., A.Í.B. y V.H.S.N., con la presidencia del tercero y la asistencia del señor S. doctor W.A., en las presentes actuaciones caratuladas: “A., C. s/Abuso sexual con acceso carnal s/Casación” (Expte.Nº 22670/07 STJ), y concluida la deliberación, se transcribe a continuación el acuerdo al que se ha arribado en atención a las prescripciones del art. 439 del Código Procesal Penal (Ley P 2107), con el planteo de la siguiente:
-
C U E S T I Ó N

¿Es procedente el recurso deducido?

V O T A C I Ó N
El señor J. doctor L.L. dijo:

1.- Antecedentes de la causa:

1.1.- Mediante sentencia definitiva Nº 26, del 2 de noviembre de 2007, la Cámara en lo C.inal Segunda de la IVª Circunscripción Judicial resolvió –en lo pertinente- condenar a C.A.A. a la pena de diez años de prisión e inhabilitación especial para ejercer la profesión de médico y docente por igual término, accesorias legales y costas, por encontrarlo autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal en forma continuada, agravado por ser encargado de la educación de la víctima (arts. 20 bis tercer párrafo, 20 ter, 45, 119 tercer párrafo y cuarto párrafo ap. b; vid fs. 987/1072).

1.2.- Contra lo así decidido, los defensores
///2.- particulares doctores O.R.P. y G.E.P. dedujeron recurso de casación, que fue declarado parcialmente admisible por el tribunal de grado inferior (fs. 1189/1192) y por este Cuerpo (fs. 1207/1208).-
1.3.- Luego se dispuso que el expediente quedara por diez días en la Oficina para su examen por parte de los interesados. A fs. 1216/1218 y vta. amplía fundamentos la doctora R.A.S., apoderada de la parte querellante; a fs. 1222/1237 dictamina la señora Procuradora General, y a fs. 1258/1261 se presenta la señora Defensora General con el fin de manifestar que la víctima ha alcanzado la mayoría de edad, por lo que ha desaparecido –ipso iure- la causal de intervención del Ministerio Público de la Defensa.

1.4.- Realizada la audiencia prevista por los arts. 435 y 438 del código adjetivo con la asistencia del defensor particular doctor P. y el señor F. General, los autos han quedado en condiciones para su tratamiento definitivo.

2.- Argumentos del recurso de casación:

A) El a quo concedió el recurso por los agravios que cuestionan la valoración probatoria y la subsunción jurídica, así como plantean una vaga descripción del hecho (fs. 1189/1192).

Cada uno de esos puntos por los que se impugna la sentencia tiene un conjunto de motivos que -dada su cantidad y extensión- serán referidos infra y seguidamente analizados de forma particularizada.

Los agravios de los apartados siguientes corresponden
///3.- a presentaciones posteriores al recurso de casación y serán tratados en forma conjunta (con los expuestos en el recurso principal) o de manera individual, según sean una reedición con ampliación o nuevos planteos impugnativos.

B) En la audiencia que realizó este Cuerpo (fs. 1302/1305 y vta.), el defensor presentó breves notas escritas (fs. 1274/1301) con un anexo (fs. 1268/1273) y alegó lo siguiente:

i) D. video 13 -a partir del minuto 25 del capítulo 2, más los capítulos 3 y 4, donde se reproduce el acto de inspección ocular-, surge un nuevo motivo de nulidad, pues el doctor R. no asistió a la audiencia en que se produjo la inspección ocular, con lo que se ha violentado el principio de inmediación.

ii) El autor del libro que dona a la Biblioteca del Poder Judicial en la audiencia, P.E., analiza las señales conductuales que permiten advertir la veracidad o mendacidad de quienes se manifiestan.

iii) El psicólogo B.C. (Dvd 4, cap. 2 a 6, desde 0:23 1:22:55) expresó que es distinto mentir que simular, mientras que la Real Academia y E. dicen que es lo mismo.

iv) El psicólogo refirió al trastorno de estrés postraumático (TEPT), pero la condición básica es que el hecho esté demostrado, pues de lo contrario no puede hablarse de estrés postraumático, y agrega que el profesional realizó los tests de modo inadecuado, sin leer la causa.

v) Los motivos de la víctima para mentir eran que temía
///4.- estar embarazada y temía a sus padres; que luego se desdijo, para evitar el falso testimonio, y que todo se transforma en una cuestión económica.

vi) Los testigos fueron aleccionados.

vii) Las declaraciones de J. fueron contradichas por V.T., que menciona la tercera visita al consultorio, cuando hasta el 5 de abril de 2006 J. no había hablado más que de dos visitas.

viii) Si bien la víctima negó que algunos de sus compañeros no le creyeran, se advierte en el video que tuvo una expresión de ira y luego recomenzó con su gimoteo (21:30 y 31:20). De otras situaciones también se desprende la mendacidad de la víctima (en el minuto 1:21:53, la menor gimotea antes de la pregunta; en 1:46:56 se observa que sus respuestas permiten advertir que tiene una memoria selectiva; en 1:54:15 la declarante dice haber mentido acerca de M., para no molestarla; que luego, cuando comienzan las preguntas de sus abogados, se acaba el gimoteo y responde “al toque”), todo ello de acuerdo con E..

ix) El paso del tiempo no es argumento suficiente para no recordar hechos graves o extraordinarios padecidos; nadie se puede olvidar de un abuso sexual, y no es razonable que la declarante recuerde el momento de su menstruación y no el del abuso. Tampoco se puede ir y venir con las manifestaciones (con cita de E., pág. 30, donde se tratan los trastornos de memoria).

x) En los casos en que el actor se posesiona de su personaje, es difícil advertir la mentira (en el caso,
///5.- J. sabía actuar en público, como lo manifiesta -lo hacía desde los cinco años-), y cuanto más tiempo pasa, la mentira puede ser creída por quien la dice.

xi) El tribunal debe resolver de modo fundado acerca del grado de credibilidad de la víctima, pues para condenar hace falta certeza; y es de esperar que no se expongan argumentos baladíes ante sus agravios, como el de “creerle” a la víctima.

xii) En la inspección se observaron las características edilicias del consultorio (dimensiones, aberturas, etc.) y mobiliario (camillas, escritorio, etc.), lugar en el que era imposible que el hecho ocurriera como fue relatado por la víctima. Resulta imposible que el coito y la fellatio in ore pudieran realizarse en un minuto en virtud de que A. tomaba atenolol, que demora la erección.

C) En la memoria del art. 438 del Código Procesal Penal, el señor defensor se explaya in extenso sobre la agravante del delito de condena y afirma que “se colige que si la norma se refiere a los maestros (alude nítidamente a los maestros de grado)… parece indiscutible que los profesores del colegio secundario, que dan una hora por semana de su materia, no pueden ser equiparados a los \'maestros de grado\', ni a los \'preceptores particulares\'…”.-
Agrega que para que exista relación de “dominación” tiene que haber un contacto cotidiano, frecuente, constante, entre el acosador y su presa; y que en autos el “dominador” hacía tres meses que no veía a J., y que antes del episodio relatado ni siquiera había llegado a darle ni la primera clase del año 2006.

///6.
También esgrime “un tema del que no… [se ocupó] expresamente en el recurso de casación” (sic, fs. 1281), cual es la falta de fundamentación normativa para el monto de la pena impuesta en la sentencia, ya que el motivo dado es meramente un formulario, un cliché, y nada dice para fundamentar el monto de la pena principal, ni menos aun la aplicación del máximo de la inhabilitación. Por ello hay aquí una nulidad adicional que deja planteada.

Pasa luego a la ampliación de los fundamentos antes reseñados y contesta el dictamen de la Procuración General.-
Como nuevo agravio, señala que el auto interlocutorio que proveyó el recurso de casación de fecha 03/03/10 no hace referencia a la petición de apertura a prueba, lo que constituye un rechazo no fundado de la solicitud del recurso de casación.

3.- Ampliación de fundamentos de la parte querellante particular:

Esta parte refiere que la sentencia debe confirmarse atendiendo a que realiza una valoración minuciosa y amplia de toda la prueba incorporada al proceso según se requiere en delitos de abuso sexual como el que se investiga en autos.

Agrega que el aporte que quiere hacer es una mirada del caso desde los Derechos Humanos de las mujeres, que no puede ser pasado por alto sin generar responsabilidad internacional para el Estado argentino. Señala en tal sentido que, dentro del bloque de constitucionalidad enriquecido por los Tratados y Pactos de Derechos Humanos, se encuentra protegido el derecho de la víctima a una tutela
///7.- judicial efectiva en las siguientes normas jurídicas: arts. 18 de la Constitución Nacional, 25 de la Convención Americana de Derechos Humanos, XVIII de la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre, 8 y 10 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y 2 y 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Puntualmente y para los casos de violencia de género, especifica que encontramos la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), que constituye un instrumento importante en el tratamiento de la violencia de género.

4.- Dictamen de la señora Procuradora General y opinión del señor F. General:

En relación con la improcedencia de las declaraciones incorporadas, la titular de los Ministerios Públicos destaca que del acta de debate (1ra. jornada) surge que, al resolver acerca de la comparecencia de los testigos a los cuales se opone la defensa, en el punto 2) el Tribunal señala que “ésta no formuló oposición...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA