Sentecia definitiva Nº 73 de Secretaría Civil STJ N1, 20-10-2015

Fecha de Resolución:20 de Octubre de 2015
Emisor:Secretaría Civil STJ nº1
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RIO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: CIVIL
INSTANCIA: SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA
EXPTE. Nº 27703/15-STJ-
SENTENCIA Nº 73

///MA, 19 de octubre de 2015.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores E.J.M., L.L.P., R.A.A., S.M.B. y A.C.Z., con la presencia de la señora Secretaria doctora E.E.A., para pronunciar sentencia en los autos caratulados: “DEFENSORIA DE MENORES E INCAPACES Nº 2 s/HOMOLOGACION s/CASACION” (Expte. Nº 27703/15-STJ-), elevados por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la Cuarta Circunscripción Judicial, a fin de resolver el recurso de casación deducido por el apoderado de las Sras. G. y E.A.C. -herederas de quien en vida fuera el Sr. A.F.C.- a fs. 167/178 y vta., deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe la Actuaria. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden de sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ra.- ¿Es fundado el recurso?
2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I O N
A la primera cuestión el señor Juez doctor E.J.M. dijo:
1.-Sentencia recurrida: Llegan las presentes actuaciones a conocimiento de este Superior Tribunal de Justicia en virtud del recurso de casación deducido por el apoderado de las Sras. G. y E.A.C. -herederas de quien en vida fuera el Sr. A.F.C.- a fs. 167/178 y vta. contra la Sentencia Interlocutoria Nº 29 de fecha 9 de abril de 2014, dictada a fs. 143/156 de autos que resolvió, rechazar el recurso de apelación interpuesto a fs. 122/125, confirmando en consecuencia, en todas sus partes, la sentencia de Primera Instancia la que a su vez- rechazara el planteo de nulidad de estas actuaciones efectuado a fs. 82/83.
2.-Agravios recursivos: Las recurrentes alegan que la sentencia apelada no es derivación razonada del derecho vigente, que está fundada sólo en la voluntad de los jueces, y se halla direccionada a sanear los actos procesales de Primera Instancia, que además fueron realizados por uno de los propios jueces de Cámara. Continúan expresando que no es cierto -como señala la magistrada del primer voto- que de la foja 25 surja que la extracción de muestras del cadáver del occiso, fue realizada por la médica policial R.; sino que lo ///.-///.-que obra a tal foja es la certificación de una comunicación telefónica realizada con una persona que dijo ser Dra. R., que informa que las muestras extraídas fueron remitidas al Gabinete de Criminalística. Agregan que no hay acta de extracción de sangre, ni siquiera una firma en alguna parte del expediente que emane de la supuesta Dra. R. y que tampoco surge de la certificación aludida, que haya sido quien se comunicó por teléfono quien extrajo las muestras, sino sólo quien las remitió.
A su vez destacan que, ante el supuesto de ser cierto que la médica policial R. extrajo muestras del cadáver, por su condición de auxiliar de la justicia y no de funcionaria, no puede dar fe o certificar nada (cita arts. 3 y 4 Ley Orgánica del Poder Judicial). Afirman que no hay certezas de que la sangre y el líquido transparente que llegaron al Gabinete de Criminalística sean del cuerpo del Sr. A.C., y que tampoco surge del expediente quién llevó las muestras en una fecha que se desconoce desde C. a Cipolletti, si fue un uniformado o personal de fiscalía o del juzgado; no existiendo ninguna precisión acerca de si la cadena de custodia se cumplió.
Por otra parte, respecto a la falta de redargución de falsedad de instrumentos públicos que le endilga la Cámara, señalan que no existe y no consta en ningún instrumento público, privado, escrito o fílmico, que quien tomó muestras del cadáver fuera una médica policial; o que el cadáver sobre el cual se tomaron las muestras fuera de A.C.. Sólo se sabe lo que luce a fs. 28, que llegaron al gabinete de criminalística varios días después del fallecimiento del nombrado, dos tubos cónicos. Asimismo, respecto a la supuesta falta de demostración del perjuicio en la nulidad planteada, indican que las hermanas del occiso, aquí recurrentes, poseen un interés tutelable y que la ulterior decisión de tener por acreditado el vínculo filial, les ocasionaría un perjuicio desde lo económico siendo sus sucesoras, además de un estado de duda eterna respecto a la condición del menor.
Consideran que el fallo de Cámara -en particular el segundo voto-, es ambiguo en cuanto a la defensa de la extraña cautelar ordenada, ya que frente a los posibles...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA