Sentencia Nº 7178 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2022

Número de sentencia7178
Año2022
EmisorSuperior Tribunal de Justicia de la Provincia de la Pampa (Argentina)
EstatusPublicado

CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL COMERCIAL, LABORAL Y DE MINERÍA - CIRC. II - GENERAL PICO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintiséis días del mes de julio del año dos mil veintidós, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "FRÍAS, S.M.B.c., M.I. s/ DESPIDO INDIRECTO" (expte. Nº 7178/22 r.CA), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo L. Nº 1 - Circ. II.
El Dr. R.F.R., sorteado para emitir el primer voto, dijo:
Hechos del caso: a fs. 12/16 comparece la Sra. S.M.B.F. a interponer demanda por cobro de indemnización por despido indirecto en el que se colocó por falta de registración y, diferencias salariales y demás rubros contra M.I.R., por la suma de $ 231.025,98, con intereses, costos y costas, para la que desempeñaba tareas correspondientes a la categoría de personal con retiro y conforme a la ley de Personal de Casas Particulares.
Sentencia de primera instancia: en actuación Nº 1239043 la jueza de primera instancia dicta sentencia.
Analizó si existía entre las partes un vínculo de naturaleza laboral, para lo cual valoró las pruebas traídas al proceso.
Dijo que los elementos probatorios acercados al proceso no tienen entidad suficiente para generar convicción acerca de la relación pretendida por la demandante y su consecuente indemnización por despido, motivo por el cual rechazó la demanda con costas a aquélla. Basa su argumentación en los antecedentes de esta Cámara exptes. N° 5827 “M. c/ O. y N° 5809 “Periga c/ Cámara de Comercio”.
Los agravios de la actora: en actuación N° 1297685 la accionante expresa agravios.
Primer agravio: Se queja por el rechazo de la demanda por falta de acreditación de prestación de servicios, entendiendo que los testimonios que depusieron en autos, más precisamente los Sres. R.A.P., J.C.L. y A.A.R., son concluyentes para demostrar la cuestión controvertida.
Hace una valoración de que la jueza interpreta de forma parcial y descontextualizada los dichos de los deponentes y que aquellos relatos apreciados conforme a las reglas de la sana crítica, resultan verosímiles y eficaces a fin de acreditar la efectiva prestación de servicios de la actora, tornando así operativa la presunción establecida en el art. 23 de la L.C.T..
Segundo agravio: resalta que la aquo omitió el análisis del reconocimiento tácito de la relación laboral, que hizo la parte demandada no solo en su contestación de la demanda sino también en su confesional, por lo que no puede llevar a la jueza a concluir que la relación que unía a las partes era de amistad tal y como lo pretende la Sra. R.. P. se revoque la sentencia dictada haciendo lugar a la demanda incoada.
La demandada contesta de manera fundada cada uno de los agravios vertidos por la actora, solicitando el rechazo de los mismos, con costas.
Argumentación:
Introducción: Los dos agravios presentados en este recurso cuestionan la valoración de la prueba realizada por la jueza de grado, tendiente a acreditar la relación laboral. Es cierto que para una trabajadora no registrada es dificultosa la prueba de una prestación de servicios que determine una relación laboral, pero es pertinente reafirmar algunos conceptos referidos a la probanza de la relación laboral que he analizado en otros precedentes de esta alzada. La relación laboral se configura cuando la prestación de servicios fue bajo dependencia y ello es lo que el trabajador debe acreditar; así lo ha dicho esta Cámara en numerosos fallos, cuya síntesis se encuentra en esta cita: "... V.V., con criterio que se comparte, afirma que cuando '... el art. 23 de la L.C.T. utiliza la expresión 'prestación de servicios' no se está refiriendo a cualquier clase de ellos sino al que corresponde a la esfera del derecho del trabajo, al punto tal que esa normativa al considerar como trabajo regulado amparado en sus disposiciones, lo define siempre como 'prestación dirigida' (art. 4º); 'bajo la dependencia' (arts. 21, 22 y 99); a 'las órdenes' (arts. 168 y 255); 'en relación de dependencia' (arts. 32 y 253); 'haber puesto su fuerza de trabajo a disposición de la otra parte' (arts. 103 y 197), conceptos todos ellos sinónimos que caracterizan la llamada 'dependencia jurídica' (autor cit., "Tratado de Derecho del Trabajo", tº 3, p. 433) (cfr. causa nº 977/97, r.C.A.). Se debe considerar, pues, que ha quedado acreditada la relación de trabajo si se ha probado la existencia de una dependencia ya sea jurídica o técnica o económica del presunto dependiente hacia el empleador (causas nº 1588/00, 2588/03, 2615/03, entre otras, todas r.C.A.), ya que, caso contrario, no podrá hablarse de una relación de dependencia (DT, 1989-B, p. 1804, en causa citada nº 1588/00). En ese sentido se ha expedido esta Cámara en las causas nº 539/96, 850/97, 1029/98, todas r.C.A. Por otra parte, se ha admitido que, frente a la negativa del demandado respecto de la existencia de una relación laboral, es pacífico y reiterado el criterio doctrinario y jurisprudencial que exige al que la invoca la acreditación fehaciente de los presupuestos de hecho que la configuran, única vía que torna viable la aplicación de los preceptos contenidos en los arts. 13 y 55, L.C.T. (cfr. DT, 1994-A, p. 951) (causa nº 1588/00, r.C.A.), ya que las calificaciones que llevan a cabo las partes resultan irrelevantes (exptes. nº 535/96, 977/97, 2724/04, etc., todas r.C.A.)..." ("DE OTAEGUI, J.R.C.C., A.D.S./ DESPIDO", expte. Nº 3147/05 r.C.A. y "SOL, C.M.C.C., A.D.S./ DESPIDO", expte. Nº 3148/05 r.C.A.).
Visto el tema desde otro ángulo podría decirse que la presunción contenida en el art. 23 de la L.C.T. se desvanece frente a indicadores que demuestran el no sometimiento a órdenes o directivas; la falta de puesta a disposición por parte del prestador del servicio; la no habitualidad en la prestación; la ausencia de subordinación técnica y económica. En síntesis, de lo que se trata es de un juicio de valor acerca de la presunción del art. 23 pero realizado ex post, o sea, cuando ya se ha colectado toda la prueba que la desvirtúa, cosa que ha hecho el magistrado en su sentencia en crisis.
Aclaro que en vista a la prueba de la relación laboral...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR