Sentecia definitiva Nº 7 de Secretaría Civil STJ N1, 06-02-2019

Fecha de Resolución: 6 de Febrero de 2019
Emisor:Secretaría Civil STJ nº1
 
EXTRACTO GRATUITO
VIEDMA, 6 de febrero de 2019.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: "RESERVADO s/ADOPCION s/ CASACION" (Expte. N° 29333/17-STJ-), puestas a despacho para resolver los recursos extraordinarios federales interpuestos a fs. 292/297 vta. y fs. 302/311 vta., concluida la deliberación previa de los señores Jueces, y
CONSIDERANDO:
Los señores Jueces doctores L.L.P., E.J.M., R.A.A. y A.C.Z. dijeron:
Que mediante Sentencia Nº 51 de fecha 3 de julio del corriente, este Superior Tribunal de Justicia hizo lugar al recurso de casación interpuestos por la Sra. K.B.B. -madre de la niña E.M.B.- y, en consecuencia, revocó en todas sus partes la Sentencia Nº 17 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de Viedma que, en lo pertinente, había resuelto hacer lugar parcialmente a la pretensión de los Sres. C.A.C. y C.L.R. ordenando otorgarles la adopción simple de la niña mencionada.
En el decisorio que ahora se cuestiona, este Cuerpo consideró que en el subexamine se estaba ante el motivo casatorio de violación de la ley, con afectación al debido proceso legal y al derecho de defensa en juicio de la madre, quien no contó con asistencia letrada ni con posibilidades de otorgar consentimiento libre e informado; teniendo en consideración que para garantizar el debido proceso legal en el marco de un Estado Constitucional de derecho, quien resulte alcanzado por una decisión jurisdiccional que como todas -insoslayablemente- ha de afectar el goce de un derecho, debe contar con asistencia letrada eficaz. Con mayor razón cuando la decisión transite la justa determinación del goce de derechos humanos (art. 18 de la C.N., art. 10 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, art. 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, arts. 1 y 8 de la Convención Americana de DDHH, 100 Reglas de Brasilia); convalidando la Cámara la entrega directa e irregular de una niña mediante escritura pública, soslayando la clara preceptiva fondal (art. 611 CCyC) lo que no solo constituye una grave violación al debido proceso legal de la madre sino que-además- vulnera el Interés Superior de la Niña, a la que representa, al privarla del derecho humano a su identidad, como así también al ejercicio y goce pleno de vivir en familia con su grupo de origen.
Entre las numerosas cuestiones ponderadas en la sentencia, se puso de resalto que la condición económica o la situación de pobreza de los adultos -como en este caso, de una mujer que afronta sola la crianza de sus hijos- no constituye per se la posibilidad de que los niños sean declarados en situación de adoptabilidad. Tanto menos cuando, al momento de dictarse el fallo de la Cámara, la oposición de la madre se había patentizado y la misma no se encontraba en ninguna de las excepcionales circunstancias que permitían colocar a su hija en estado de adoptabilidad.
En orden a lo cual, este Cuerpo ponderó que si bien las situaciones que pueden dar inicio a un proceso donde se concluya en una declaración de adoptabilidad pueden ser variadas (art. 607 CCyC y Ley 26.061) las reglas específicas e igualitarias para garantizar el debido proceso antes referidas están incluídas en el catálogo de situaciones y entre ellas, la reglada en el art. 611 CCyC relativa a la prohibición de guarda de hecho.
En marras surge prístino que no existe determinación del estado de adoptabilidad y -a más de ello- ninguno de los supuestos establecidos en el Código de fondo eran aplicables en el caso (léase: la niña tiene filiación materna conocida; no existió consentimiento libre e informado, no existe vínculo de parentesco del matrimonio C.-R. con la madre biológica y finalmente el Estado se mantuvo ausente, por consiguiente no puede tenerse por fracasado aquello que no se realizó). El prenotado art. 611 es categórico al prohibir la entrega directa en guarda de niños, sea por escritura pública o por acto administrativo. Y más categórico aun al establecer los efectos de dichas entregas, ya que ni la guarda de hecho, ni los supuestos de guarda judicial o delegación del ejercicio de la responsabilidad parental deben ser considerados a los fines de la adopción. Innegable resulta que el CCyC veda cualquier efecto jurídico o ponderación judicial que pueda alentar la des-subjetivización del niño, tratado como objeto que se entrega y se recibe (art. 634, inc. g). Y que el principio o estándar de socioafectividad no ampara a la luz del interés superior del niño, situaciones que comprometan sus derechos fundamentales, tales como las irregularidades en el origen de la guarda, la venta o transacción que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA