Sentencia Nº 6792 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2021

EmisorSuperior Tribunal de Justicia de la Provincia de la Pampa (Argentina)
EstatusPublicado
Fecha25 Febrero 2013
Número de sentencia6792

CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL COMERCIAL, LABORAL Y DE MINERÍA - CIRC. II - GENERAL PICO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintitrés días del mes de abril del año dos mil veintiuno, se reúne en ACUERDO la SALA A de la Cámara de A.aciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "C., F. c/ TORRES, H.E. y Otro s/ ORDINARIO" (expte. Nº 6792/20 r. CA), venidos del Juzgado en lo Civil, Comercial y de Minería Nº 3 - Circ. II.
El Dr. R.M.I., sorteado para emitir el primer voto, dijo:
ANTECEDENTES: A fs. 7/11 se presenta el Sr. F.C. e inicia juicio por indemnización de daños y perjuicios contra el Sr. H.E. TORRES y la Municipalidad de la localidad de Realicó por la suma de Pesos TREINTA Y OCHO MIL QUINIENTOS ($ 38.500,00) o lo que en más o en menos resulte de la prueba a producirse, con más sus intereses desde la fecha del siniestro y costas, peticionando la citación en garantía de la aseguradora pertinente a fin de que se le haga extensiva la condena.
Dice que el 25 de febrero de 2013 a las 12:30 horas aproximadamente, conducía la motocicleta marca Corven 150 cc, dominio 880-GYN por Avda. B. de Oeste a Este y al llegar a la intersección con Avenida M. -al pretender sobrepasar al camión Ford 7000, modelo 1978, dominio TJL 734 de propiedad del municipio que era conducido por el Sr. H.E.T.-, el vehículo que lo precedía, sin poner la correspondiente luz de giro y en forma imprevista giró hacia su izquierda, encerrándolo, por lo que fue rozado, provocándole su caída y pasándolo por arriba con las ruedas duales traseras izquierdas.
Señala que, como consecuencia del golpe, sufrió diferentes lesiones y daños por los cuales pretende ser indemnizado.
Considera que el accidente tuvo lugar única y exclusivamente por la desaprensiva y negligente maniobra desplegada por el conductor del camión.
A fs. 14/17 el actor amplía la demanda instaurada e indica expresamente que el monto asciende a Pesos CIENTO CATORCE MIL CIENTO VEINTICUATRO CON 05/100 ($ 114.124,05) o lo que en más o en menos resulte de la prueba a producirse, con más sus intereses desde la fecha del siniestro y costas.
A fs. 23/27 se presenta H.E.T., con asistencia letrada y contesta la demanda iniciada en su contra. Comienza negando los hechos relatados por el actor y explica que el Sr. C. circulaba en la misma dirección que el camión que él conducía (de Oeste a Este), que iba por detrás del vehículo municipal, sin respetar la distancia mínima que debe haber entre uno y otro vehículo y sin advertir que había iniciado la maniobra de giro hacia la izquierda, habiendo incluso colocado el giro o guiñe de ese costado, lo embiste por detrás cuando el camión ya estaba cruzando la mano contraria, con sentido hacia el norte (dicha arteria tiene circulación de Este a Oeste) en la mitad de la calle. Considera que el único responsable del siniestro ha sido el Sr. C. quien no circulaba o guardó distancia reglamentaria, intentó el sobrepaso en una intersección de calles, donde el paso está vedado y como consecuencia de ello lo embistió por la parte trasera.
A fs. 28/43 se presenta la Municipalidad de Realicó y contesta la demanda en similares términos que el Sr. TORRES.
A fs. 53 se dispuso la citación en garantía de la aseguradora referida quien, habiendo sido citada con posterioridad a la celebración de la audiencia preliminar, compareció a juicio.
Luego de tramitado el proceso, a fs. 455/460, se dictó Sentencia de Primera Instancia en la cual se rechaza la demanda del actor. Para resolver de esta forma la A-quo indicó que fue la conducta del propio actor la que motivó el accidente ya que el mismo -al no mantener la debida distancia e intentar el sobrepaso del camión al llegar a una intersección- actuó sin el cuidado y la prevención que le exigían las circunstancias de tiempo, lugar y modo en que sucedieron los hechos, a pesar de que la conducción de una motocicleta le obligaba a extremar al máximo las precauciones (art. 902, C. Civil).
RECURSO: Por medio de la actuación 417027 el actor interpone apelación, la que es fundada en actuación 484774.
1º Agravio: La falta de consideración de medidas de prueba, específicamente los testigos que declararon en el marco del legajo penal, omisión que resulta determinante a la hora de la decisión.
2º Agravio: La existencia de error conceptual en la calificación del lugar del accidente, la Jueza se refiere al mismo como "encrucijada" o "intersección" cuando el sitio no responde a ninguno de esos conceptos.
3º Agravio: La equivocada consideración -por parte de la A-quo- de las consecuencias derivadas de la conducta del demandado (que omitió preanunciar su maniobra del giro a la izquierda).
4º Agravio: La falta de valoración de la conducta procesal del Sr. TORRES y de la Municipalidad de Realicó, quienes no concurrieron a la audiencia preliminar y a la declaración de partes, y además no citaron como testigos a los acompañantes del demandado, los que podrían haber dado luz sobre cómo ocurrió el siniestro.
Teniendo en cuenta el contenido del escrito impugnativo, considero que todos los agravios pueden ser tratados en conjunto ya que hacen a una cuestión que puede ser dividida en 2 partes: a) la demostración de la conducta del Sr. TORRES momentos antes del accidente; y b) la evaluación de la misma en relación a la ocurrencia del siniestro.
Conducta del demandado: La recurrente dice que la A-quo no evaluó adecuadamente la conducta procesal de las partes demandadas y los testimonios recogidos en sede penal, y de esta forma llegó a una conclusión equivocada en relación al actuar del Sr. TORRES en la emergencia.
A los efectos de la adecuada valoración de la incomparecencia a la audiencia preliminar, citaré el voto del Dr. COSTANTINO en el expte. N° 3575/07 r.C.A. donde el magistrado indicó: "En primer lugar afirma que, no obstante haberse dirigido la demanda contra todos los sucesores de (...) el único que concurrió personalmente a la audiencia preliminar fue (...) oportunidad en la que el juez estableció que podría aplicar en su momento lo dispuesto por el art. 344, inc. 2, último párrafo, del Código Procesal, o sea estimar que la ausencia injustificada de todos los codemandados -excepto el compareciente- importaba el reconocimiento de la verdad de los hechos pertinentes y lícitos proporcionados por la contraparte. A la norma invocada se le debe acordar igual sentido que al art. 339, inc. 1, del Código Procesal, que reemplazó el 334, inc. 1, del anterior ordenamiento procesal. Al respecto, este tribunal ha dicho que el incumplimiento de la carga que imponía el art. 334, inc. 1, del Código Procesal, en oportunidad de contestar la demanda, no es óbice para exigir la prueba del daño, pues ante el silencio del demandado acerca de los hechos expuestos en la demanda, estos sólo 'podrán estimarse' como reconocimiento de la verdad de los hechos pertinentes y lícitos a que se refieran. En el expte. N° 1052/98 (r. CA), sostuve que la citada norma no dice que la falta de contestación de la demanda debe estimarse como un reconocimiento de la verdad de los hechos expuestos por el actor. De ella sólo se infiere que en ese caso, el juez podrá estimar que el accionado reconoció la verdad de los hechos pertinentes y lícitos expuestos en la demanda. Por lo tanto, la falta de contestación origina una presunción simple o judicial que debe ser corroborada por la prueba producida por el actor (conf. expte. Nº 332/95, r. CA), 'de modo que incumbe exclusivamente al juez, en oportunidad de dictar sentencia y atendiendo a la naturaleza del proceso y a los elementos de convicción que de él surjan, establecer si el silencio del demandado es o no susceptible de determinar el acogimiento de la pretensión deducida por el actor' (Palacio-Alvarado V., "Código Procesal...", T. 7, p. 438 y ss.). Igual interpretación debe acordarse al actual art. 344 inc. 2º del Código Procesal cuando establece las consecuencias de la ausencia injustificada de las partes a la audiencia preliminar. Como señalé en la causa Nº 2575/03 (r. CA), la jurisprudencia ha establecido que 'los jueces conservan la facultad de resolver el efecto que corresponde atribuir al silencio, en cada caso, con arreglo a las circunstancias' (LL, 144-545, Nº 27.190-S), es decir, 'atendiendo a la naturaleza del proceso y a los elementos de convicción que surjan de él' (Fenochietto-Arazi, "Código Procesal...", t. 2, p. 240). De tal forma, el juez no queda relevado de examinar la procedencia de la demanda según el mérito de la causa, es decir, según los hechos, el derecho alegado, y las pruebas reunidas".


Además de lo indicado, la incomparecencia del citado a la audiencia de declaración de partes autoriza a tener por ciertos los hechos articulados por la parte contraria en el escrito constitutivo y sobre los cuales versare el interrogatorio, pero el juez también debe tener en cuenta tanto "la conducta observada por las partes durante la sustanciación del proceso" (art. 155, inc. 5º, párrafo tercero, Cód. Pr.), como "las circunstancias del caso y las demás pruebas producidas" (art. 398, Cód. Pr.).


En definitiva, el Juez puede tener por ciertos los hechos alegados por el actor -conforme las circunstancias del caso y demás prueba colectada- pero no está obligado a hacerlo. No obstante ello, en mi opinión, frente a la incomparecencia de los demandados a la audiencia preliminar y a la audiencia de declaración de partes, el Juez debería indicar la existencia de pruebas suficientes para dejar de lado la presunción simple que implica la conducta del demandado y resolver en el sentido que lo hace.
En la Sentencia en análisis no se hace ninguna referencia a la cuestión y directamente no se la toma en cuenta.
Por otra parte, al momento de contestar la demanda, tanto el Sr. TORRES como el representante de la Municipalidad de Realicó manifiestan que el Sr. R.R. habría sido el único...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR