Sentecia definitiva Nº 67 de Secretaría Penal STJ N2, 05-06-2019

Fecha de Resolución: 5 de Junio de 2019
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 5 de junio de 2019.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: "A., D.F. s/ Abuso sexual con acceso carnal s/Casación" (Expte. Nº 26770/13 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor J. doctor R.A.A. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
Mediante Sentencia Nº 61, de fecha 19 de septiembre de 2013, la Cámara Segunda en lo C. de Cipolletti resolvió condenar a D.F.A. a la pena de diez (10) años de prisión, accesorias legales y costas, por encontrarlo autor material y penalmente responsable de los delitos de abuso sexual con acceso carnal reiterado, en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante, en concurso ideal con promoción a la corrupción de un menor de edad, todos los hechos agravados por ser el guardador de la víctima (arts. 45, 55, 119 párrafos segundo, tercero y cuarto inc. b, 54 y 125 CP y art. 498 CPP). Asimismo, el tribunal dictó la prisión preventiva del condenado y ordenó su inmediata detención (arts. 261, 287 y 288 CPP).
Contra tal decisión la defensa del nombrado interpuso dos recursos de casación, el primero respecto del dictado de la prisión preventiva (cuya denegatoria originó la queja que tramita en el expediente 26744/13 STJ) y el segundo por la condena, que fue concedido por el a quo.
Posteriormente el trámite fue suspendido por haberse declarado la rebeldía de A. el 1 de octubre de 2013 (conf. fs. 445) y luego se reanudó una vez que fue detenido, por lo que ahora corresponde su tratamiento.
2. Agravios del recurso de casación concedido:
La defensa reitera su solicitud de que se excluya y anule la diligencia de la cámara G. en la que prestó declaración el niño, supuesta víctima, por la ausencia del imputado y su defensor técnico. Invoca el derecho de defensa de A., quien no habría estado al tanto de la decisión de no asistir de su entonces letrado. Cita jurisprudencia y doctrina en abono de su planteo.
Por otra parte, plantea la inobservancia de principios constitucionales y una errónea fundamentación, por considerar que la resolución impugnada violenta los arts. 18 y 75 inc. 12 de la Constitución Nacional y 200 de la Constitución provincial, en tanto la sentencia de condena abarcaría un hecho que se habría cometido en la localidad de Puerto Madryn, provincia de Chubut, sobre el que el tribunal sentenciante carecía de jurisdictio.
En otro agravio la defensa refiere que se ha afectado la doctrina legal del art. 374 del rito procesal que establece, para la valoración de las pruebas, el sistema de libre convicción o sana crítica racional.
En primer término cuestiona que la prueba valorada por el tribunal en aval de los dichos del niño en cámara G. refiere a lo acontecido en la ciudad de Puerto Madryn, que debió ser juzgado en Chubut, por imperio del art. 75 inc. 12 de la Constitución Nacional, planteo ya referido.
Enumera luego algunas circunstancias que estima ejemplificativas de omisiones dirimentes. Así, alude a que la señora O., madre del niño, habría mentido en sus declaraciones, según lo afirmaron otros testimonios (por ejemplo, su negativa de haber tenido una relación sentimental con P., padre de aquel, contemporánea a los hechos investigados, lo que se opone a los dichos de la testigo B.; su afirmación de que el niño le habría contado a su abuela lo sucedido, mientras que esta dijo que nada sabía; su versión de la relación de pareja que tenía con el imputado, vinculándolo con supuestas infidelidades).
La parte trae a colación el contenido de la prueba pericial psicológica realizada al causante, que no arrojó indicadores de personalidad psicopática parafílica, menciona que el niño lo trataba de ?papá? y lo contrasta con los hechos reprochados.
En cuanto al informe psicológico sobre el relato del menor, aduce que no se valoró la asociación que allí se efectuó con la quema de la casa de otra persona por parte de los parientes y amigos de sus presuntas víctimas. A su criterio, tampoco el juzgador habría ponderado otro indicio, cual es la posibilidad de que se dé un falso negativo si el relato se produce mucho tiempo después de los hechos, según lo explicado por el psicólogo forense en el debate.
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA