Sentecia definitiva Nº 67 de Secretaría Civil STJ N1, 02-09-2009

Fecha de Resolución: 2 de Septiembre de 2009
Emisor:Secretaría Civil STJ nº1
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: RIO NEGRO
LOCALIDAD: VIEDMA
FUERO: CIVIL
INSTANCIA: SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA
EXPTE. Nº 23426/08-STJ-
SENTENCIA Nº 91

///MA, 2 de setiembre de 2009.-

Habiéndose reunido en Acuerdo los señores jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores A.I.B., V.H.S.N. y L.L., con la presencia de la Señora Secretaria doctora E.E.A., para pronunciar sentencia en los autos caratulados: “VALENZUELA, F. J.M. c/DEL SOL S.A. s/ACCION MERAMENTE DECLARATIVA s/CASACION” (Expte. Nº 23426/08-STJ-), elevados por la Cámara de Apelaciones en lo C.il, Comercial y de Minería de la IIIa. Circunscripción Judicial, con asiento de funciones en la ciudad de San Carlos de Bariloche, para resolver el recurso de casación deducido a fs. 469/486, deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe la Actuaria. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden del sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S

1ra.-¿Es fundado el recurso?

2da.-¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I O N
A la primera cuestión el señor juez doctor A.I.B. dijo:

Llegan las presentes actuaciones a conocimiento de este Superior Tribunal de Justicia en virtud del recurso de casación deducido por la parte actora, a fs. 469/486, contra la Sentencia Nº 45/08 de la Cámara de Apelaciones en lo C.il, Comercial y de Minería de la IIIa. Circunscripción Judicial, obrante a fs. 447/452, la que -en lo que aquí interesa-, confirmó la sentencia de primera instancia, obrante a fs. 395/398 y vta. que hizo lugar a la demanda deducida por el actor, ordenando a “D.S.S., en el término de cinco ///.- ///.-días proceda a tomar nota, en los registros correspondientes, de la cesión de acciones efectuada el día 6-12-04, por los Dres. V., A. y De La Fuente, a favor del actor, según escritura 612, obrante en copia fs. 14 y ss. de las presentes actuaciones.

A fin de tener conocimiento de lo acontecido en autos cabe efectuar una breve reseña de lo actuado. Se inician las presentes actuaciones con la demanda promovida por el señor F.J.M.V., quien deduce acción declarativa de certeza contra “D.S.S.” a fin de hacer cesar la incertidumbre a la que dice encontrarse sometido, en cuanto al reconocimiento de su calidad de socio de la sociedad mencionada.


Aclara que no tiene dudas de su calidad de socio de “D.S.S.”. No obstante lo cual, señala que cierta actividad de la demandada proyecta un estado objetivo de incertidumbre jurídica que no le permite ejercer los derechos como socio, lo que requiere sea despejado por una decisión judicial que declare su calidad de socio, con el porcentaje accionario del 16,66%, y se ordene judicialmente a “D.S.S. la inscripción de la transferencia accionaria que le efectuaran los señores O.R.A., M. de la Fuente y V.T.V., a su favor, en el Libro de Registro de Acciones de la sociedad.

Al contestar demanda, la sociedad accionada desconoció la calidad de socio del actor y negó que pueda, por la vía intentada –acción meramente declarativa-, reclamar el reconocimiento de la calidad de socio, como también que una sentencia emanada del proceso instaurado pueda otorgarle tal calidad.
///.-
///2.-Negó expresamente que el actor revista el carácter de socio, que exista un estado de incertidumbre que pueda ser resuelto por la vía elegida, y que tenga derecho a reclamar la inscripción como socio en el libro de registro de acciones. Resaltó además, que en base a modificaciones convenidas, los cedentes se encontraban inhabilitados para celebrar el convenio que la reclamante enarbola, puesto que los socios que quisieran vender sus acciones a terceras personas, no sólo debían comunicar a la sociedad, tal decisión, con antelación a la venta, sino que existía una preferencia de compra a favor de la sociedad. Señaló por otra parte, que las acciones solo podían ser vendidas a profesionales de la salud, atento a que el ejercicio de las actividades médicas es el único objeto de la sociedad. Sostuvo en tal sentido la demandada, que el actor es solo cesionario por una venta de acciones, más no un socio.

A fs. 74 vta. El Juez de grado dispuso recibir la causa a prueba fijando la audiencia del art. 489 del C.P.C.y C. –texto ley 2208-, decisión contra la cual el demandado opuso recurso de revocatoria con apelación en subsidio, planteando nuevamente que la acción articulada no era la adecuada, remitiéndose a los argumentos vertidos al contestar demanda y que antes de abrir la causa a prueba el Juez debe expedirse acerca de la procedencia del trámite elegido.

Que a fs. 7, el Juez de Primera Instancia rechazó el recurso impetrado por la sociedad demandada resolviendo diferir el planteo relativo a la improcedencia de la acción para el momento del dictado de la sentencia definitiva y denegó también el recurso de apelación planteado en subsidio, en la consideración de que lo allí decidido no causaba gravamen irreparable.
///.-
///.-Una vez producida y certificada la prueba ofrecida por las partes, con fecha 14 de febrero de 2007, se procedió al dictado de la sentencia definitiva obrante a fs. 395/398 y vta.; mediante la cual se resolvió desestimar la demanda incoada por V., sin que ello implicase prejuzgamiento respecto de la calidad de socio invocada por el actor, por cuanto la controversia, tal y como fue planteada, no resultaba susceptible de sustanciarse por la acción declarativa de certeza.


Ello así, por cuanto: 1) el accionante refirió en forma expresa que no tiene duda alguna acerca de su calidad de socio;
2) persigue una sentencia condenatoria tendiente a que se ordene la inscripción de las transferencias accionarías cuya existencia y legitimidad invoca; 3) existe otra vía idónea a los fines de la eventual obtención de la pretensión planteada por el actor: cual es la acción de reconocimiento de la calidad de socio, que tramita por la vía de juicio sumario.


Seguidamente destaca el juez que no se cumplen los requisitos de la acción meramente declarativa, tal como lo señalara la accionada al contestar demanda. Mediante dicha resolución judicial, y como la accionada lo refiriera desde el inicio, se hace hincapié en el carácter restrictivo con que deben ser analizados los requisitos de la acción meramente declarativa, afirmándose su ausencia en autos y se sostiene, que mal puede existir un estado de incertidumbre si el fundamento de la demanda que se promueve es la afirmación de un derecho que se dice existente, que en este caso no se afirma ningún estado de incertidumbre a subsanar y que la vía correcta en estos supuestos es la que habilita el dictado de una sentencia de condena.
///.-
///3.-Contra la sentencia referida el actor interpuso recurso de apelación, en el entendimiento de que se trataba de una sentencia incongruente y técnicamente desajustada a derecho. Sostuvo que dicha resolución judicial evidencia graves yerros, no sólo de razonamiento lógico (el principio general es la prueba rendida, su relevancia, y no la vía intentada), sino que resulta inconstitucional por violar su derecho de defensa en juicio, desnivelando su posición procesal en orden a la prueba producida y a la amplitud probatoria del debate jurídico ensayado en autos. Argumenta que su derecho de propiedad ha sido inejecutado a la fecha por la negativa a reconocer su calidad de socio pleno de “D.S.S.” y por ello solicita se revoque la misma, dando certeza a la situación jurídica que detenta en la Sociedad Del Sol: ser accionista de la misma.-


Que a fs. 319 la parte demandada contesta el memorial solicitando la declaración de deserción del recurso incoado.- -

A fs. 447/452, mediante sentencia de fecha 27 de junio de 2007, la Cámara de Apelaciones hace lugar al recurso interpuesto por la actora, dejando sin efecto el decisorio de fs. 291/293, y disponiendo la devolución de los autos a la instancia de origen para el dictado de un pronunciamiento que dirima la cuestión sustancial: “si V. es o no socio de la sociedad demandada”; ello en la consideración de que existe abundante material probatorio, que permite responder el planteo, a la vez que debe hacerse aplicación del principio de economía procesal evitándose la reiteración innecesaria de la misma cuestión.


Contra dicha sentencia la parte demandada interpuso recurso de casación, planteando en sustento del mismo que el pronunciamiento atacado habría violado lo dispuesto en el artículo 322 del Código P.esal C.il y Comercial de la///.- ///.-Provincia de Río Negro, como así también violado y desoído la doctrina legal obligatoria del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, en los autos: “TURBINE POWER CO. S.A. c/PROVINCIA DE RIO NEGRO (DGR); (Se. Nº 59/03), “ARRIAGA (Se. Nº 81/01) y “ARLON S.A.”.


Resalta que los requisitos específicos de la acción declarativa de certeza no han sido cumplimentados por la actora. Que así lo entendió el Juez de Primera Instancia, y ni siquiera fue motivo de agravio por parte de la demandante, quien se limito a lamentarse por el hecho de tener que tramitar el proceso correspondiente y no el que eligió. Aclara que su parte ha ejercitado la defensa que se sostiene en el recurso impetrado desde el inicio de las actuaciones, y lo ha mantenido a lo largo del proceso, con lo cual para cualquiera de los magistrados intervinientes, e incluso para la propia actora, esto no es una cuestión novedosa, y su parte no ha tenido injerencia alguna en cuanto a la elección del tipo de proceso, mas se ha opuesto a la procedencia del presente desde su inicio. Sostiene además la accionada-recurrente, que aún cuando la causa haya seguido...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA