Sentencia Nº 67 de Secretaría Laboral y Contencioso Administrativo STJ N3, 27-06-2019

Fecha de Resolución:27 de Junio de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 27 de junio de 2019.
Visto: Las presentes actuaciones caratuladas: "TORRES, MABEL C/HORIZONTE COMPAÑÍA DE SEGUROS GENERALES S.A. S/ACCIDENTE DE TRABAJO S/ INAPLICABILIDAD DE LEY" (Expte. N° H-2RO-956-L2013 // 29867/18-STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
El señor Juez doctor E.J.M. dijo:
1.- Antecedentes de la causa:
Mediante la sentencia cuya copia obra glosada a fs. 268/270 vlta., la Sala II de la Cámara del Trabajo de la IIa. Circunscripción Judicial con asiento de funciones en la ciudad de General Roca hizo lugar a la excepción opuesta por la demandada y declaró prescriptos los rubros indemnizatorios reclamados por la señora M.T. a Horizonte Compañía de Seguros Generales S.A. en concepto de prestaciones dinerarias y en especie de la Ley de Riesgos del Trabajo.
Para una mejor comprensión de la cuestión planteada cabe reseñar que, el 15 de febrero de 2011 la actora comenzó a sufrir dolor en ambas manos, diagnosticado como Túnel Carpeano Bilateral, siendo asistida por la A.R.T. hasta el 06.09.11, cuando se le otorgó el alta médica. Posteriormente dio intervención a la Oficina de Homologación y Visado de General Roca, que emitió dictamen determinando una incapacidad del 21,72%, abonándole la aseguradora la suma de $ 39.096,00 en concepto de prestación dineraria por ILPPD en fecha 17.10.11. Luego de ello, la señora T. reingresó a su trabajo, y le informó a la ART mediante una nota enviada el 29.09.11 que se reincorporaba a trabajar pero continuaba con dolor, adjuntando certificado médico. En fecha 25.04.12 fue despedida por su empleadora en los términos del art. 212, 2do. párrafo, de la LCT.
Para decidir como lo hizo, el tribunal analizó la normativa aplicable conforme a la pretensión de la actora -indemnización sistémica por incapacidad parcial permanente art. 14 ap. 2, inc. a) de la ley 24.557-, sostuvo que para el supuesto de incapacidad permanente, sea total o parcial y, en este último caso, que de lugar a una prestación de pago único o a una renta periódica, el plazo de prescripción comienza a correr a partir del momento en que cesa el período de incapacidad temporaria, si lo hubo, o, en general, desde que la incapacidad es definitiva, aclarándose que esta última no es la que debe ser declarada por las comisiones médicas como conclusión del trámite llevado ante las mismas, sino aquel estado que se configura, con independencia y sin necesidad de intervención de los organismos del sistema, una vez que el trabajador...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA