Sentencia Nº 65744/2 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución: 6 de Junio de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

SANTA ROSA, 06 de junio del año 2019.

VISTAS:

Las presentes actuaciones caratuladas: “S., L. M. S/ recurso de casación”, legajo n.° 65744/2 (reg. de esta Sala); y

RESULTA:

1°) Que la defensora oficial, Dra. S.M.A., interpuso recurso de casación contra la sentencia del T.I.P., que confirmó el fallo de la Audiencia de Juicio de la Primera Circunscripción y condenó a L.M.S. como autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante, abuso sexual con acceso carnal, en relación a la figura básica atento a la edad de la víctima –menor de 13 años- todo ello como delito continuado, agravado por ser el hermano y haberlo cometido aprovechándose la situación de convivencia preexistente (arts. 119, 2do y 3er párrafos, incs. b) y f), y 54 –a contrario sensu- todos del C.) a la pena de ocho años de prisión.

Invocó como agravios casatorios los previstos en los incs. 2º y 3º del art. 419 del C.P.

2°) Que en cuanto a la errónea aplicación de la ley sustantiva, precisó que se trata de una deducción defectuosa de la comprobación de los extremos fácticos, lo que condujo a la errónea significación jurídica de los hechos.

Explicó que no se han dado los presupuestos para configurar el abuso sexual gravemente ultrajante, debido a que nunca se efectuó pericia alguna que permita comprobar “el plus vejatorio o la mayor ofensa que requiere la figura delictiva”.

Cuestionó también, la aplicación de los agravantes previstos en los incs. b y f, en rel. al 4to. párr. del art. 119 del C., debido a que el a quo omitió abordar los argumentos planteados, remitiéndose a las expresiones de la sentencia de juicio lo que impone mantener los agravios formulados en la etapa precedente.

Afirmó que se confirmó la errónea interpretación y aplicación de lo que debe entenderse como “aprovechamiento de la convivencia preexistente” y de los extremos que se consideraron para acreditar este aspecto.

Indicó que el aprovechamiento debía ocurrir al “momento del hecho”, y que ello no podía comprobarse a partir del supuesto de que se hayan producido notificaciones en el domicilio, debido a que fueron realizadas con posterioridad al ilícito atribuido.

Sostuvo que no se identificaron los elementos objetivos de tal convivencia, sino tan solo la verificación de una situación de “cohabitación pasajera, esporádica, de corta duración”.

Añadió que no fue tratado el agravante del inc. b) en rel. al cuarto párrafo del art. 119 del C., referido a la acreditación del vínculo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA