Sentencia Nº 6569 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2020

EmisorSuperior Tribunal de Justicia de la Provincia de la Pampa (Argentina)
EstatusPublicado
Fecha26 Octubre 2016
Número de sentencia6569

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintiún días del mes de abril del año dos mil veinte, se reúne en ACUERDO la SALA A de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "JAQUEZ, M.L. c/ ZANEZ, L. s/ DESPIDO INDIRECTO" (expte. Nº 6569/19 r.CA), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo L. Nº 1 - Circ. II.
El Dr. A.P.B., sorteado para emitir el primer voto, dijo:-

I.A. del caso: a) M.L.J. promovió demanda laboral contra L.Z., titular de una peluquería para damas, por la suma de $ 428.601,74 con más intereses. Para fundar su pretensión dijo que en el mes de agosto de 2013 ingresó a trabajar para la demandada desarrollando jornada completa: por la mañana de lunes a jueves, de 8:00 a 12:30 hs, trabajaba en la vivienda particular de la accionada haciendo tareas de limpieza en general y cuidaba a sus dos hijos menores. Por la tarde de lunes a jueves, a partir de las 16:00 hs a 21:00 hs trabajaba en la peluquería que explota la demandada y que se encuentra en el garage de la misma vivienda familiar; y que los días viernes y sábados hacía jornada completa en la peluquería. Dijo que realizaba mechitas, lavado de cabeza, braying, peinados, trenzas, etc.. Manifestó que en los últimos cuatro meses en que mantuvo la relación, se dedicó exclusivamente a trabajos en la peluquería de martes a sábados inclusive (los lunes la peluquería permanecía cerrada). Dijo que el contrato nunca se registró y que en los dos últimos años de trabajo percibió una remuneración fija de $ 6.500,00 por mes; que debió percibir el sueldo correspondiente a la categoría "P.a todo servicio" del CCT n° 734/15.


Dijo que en la peluquería trabajaban Z. - que era la peluquera-, la actora y otra empleada (dos empleadas). Con relación a cómo se originó el conflicto que la llevó a instar el despido indirecto, dijo que Z. tenía la posibilidad de acceder a los beneficios de un microemprendimiento promovido por la municipalidad local, que la obligaba a tener un empleado debidamente registrado. Ante ello, refirió que la demandada le hizo saber que registraría el contrato de trabajo de la otra empleada y a ella le pidió que se inscriba como monotributista afirmando que se negó a ello. Agregó en su demanda "... A raíz de los hechos acaecidos y teniendo en cuenta que si bien no le dijo que no trabajara más, lo cierto es que al no tener una respuesta al respecto, decide enviar un telegrama laboral ... , para que pueda no sólo aclarar su situación laboral, sino que abonara lo que venía adeudando..." (sic fs. 34), para luego transcribir el contenido del intercambio epistolar mantenido entre las partes. Interesa destacar que ante el primer telegrama cursado, dijo que Z. el 12/05/2017 se hizo presente en su casa para recriminarle el envío del telegrama y para insultarla; que ante ello hizo una exposición policial cuya copia adjuntó con la demanda. La accionada negó la existencia de la relación laboral. Se dio por despedida mediante telegrama enviado el día 11/05/2017.
Denunciando una antigüedad de 4 años y un ingreso mensual de $ 18.581,00 correspondiente a la categoría "P.a/ todo servicio" del CCT n° 734/15 reclamó los ítems siguientes: 1) Indemnización por antigüedad: $ 74.325,60; 2) Preaviso: $ 18.581,40; 3) Vacaciones no gozadas (15 días) $ 11.148,84; 4) Haberes mayo y junio de 2017: $ 34.410; 5) SAC : sujeto a lo que surja de la pericia contable; 6) Indemnización art. 1° ley 25.323: $ 74.325,60; 7) Indemnización art. 2° Ley 25.323: $ 45.765,30; 8) Diferencias salariales: $ 170.045,00; 9) Horas Extras: sujeto a prueba; y 10) Comisión por producción: el 25% sobre un promedio diario de $ 2.500 por día (art. 28 CCT n° 734/15) (demanda fs. 31/47).


b) L.Z. contestó la demanda a fs. 91/96. Negó la existencia de la relación laboral. Dijo que J. comenzó a concurrir a la peluquería como clienta; que entre ambas se consolidó una amistad en el año 2014 y es por ello que concurría en distintas oportunidades a la peluquería, donde cebaba mate, servía café y conversaba con las clientas; dijo que se intercambiaban los cortes y peinados que se hacía la actora por la ayuda que en forma voluntaria ésta brindaba, sin cumplir horarios ni días determinados; que ello surge de las capturas de pantalla de F. de la propia actora quien durante el año 2016 incorporó fotos realizándose manicuría y peinados; surgiendo de esas mismas publicaciones la amistad que existía entre ambas. Además, dijo que J. tenía un emprendimiento de comidas, cocinando para terceros; que también trabajó en una despensa de un hermano; que el colegio secundario lo terminó en el año 2014 y que en el año 2015 comenzó a estudiar en la Universidad Nacional de La Pampa, resultando imposible que haya podido trabajar en la peluquería en los días, horarios y extensión de jornada como se expresa en la demanda. Destacó que la actora no posee curso alguno de peinadora ni ninguno relacionado con los servicios de peluquería. Pidió se rechace la pretensión, con costas.
c) La sentencia de fs. 267/279 admitió la demanda laboral por despido indirecto promovida por M.L.J. y se condenó a la accionada a pagar a la actora la suma de $ 439.939,94 calculado al día 22/05/2017, con más intereses computados a partir de la fecha indicada. Las pretensiones admitidas en la sentencia fueron las siguientes: a) liquidación final por despido $ 131.479,11, b) Diferencias salariales $ 178.396,03 (conforme planilla de fs. 278 vta./279, c) multa art. 1° de la ley 25323: $ 74.325,60, y d) multa art. 2° de la ley 25323: $ 55.739,20.


La jueza de grado si bien no tuvo por acreditado que en el horario de mañana la actora se haya dedicado a las tareas de limpieza de la vivienda de la accionada y ni al cuidado de sus dos hijos menores, sí tuvo por probado que trabajó en la peluquería y por los fundamentos que expuso, interpretó que desde agosto de 2013 trabajó jornada completa, aunque no con la categoría laboral mencionada en la demanda, sino como "Ayudante de peinador".


d) La demandada apeló a fs. 286, expresando agravios a fs. 289/291 los que fueron contestados por la actora a fs. 293/294.


II. El Recurso:


1. La apelante se agravia porque en la sentencia recurrida se tuvo por acreditada la relación laboral invocada por la actora y para decidir de esa forma tuvo en cuenta los dichos de la testigo F. que dijo haber concurrido una sola vez a la peluquería, como en los dichos de la testigo G. que, como bien lo destacó la sentenciante, no fue una testigo presencial dado que sólo llegaba hasta la puerta de la peluquería, no pudiendo afirma que J. trabajara allí. Se queja porque no consideró los testimonios ofrecidos por la parte demandada, clientas de largo tiempo de la peluquería que concordantemente afirmaron que cuando vieron a la actora en la peluquería la vieron como cliente, haciéndose atender.


Con respecto a la jornada laboral admitida, dice que no se tuvo en cuenta que la actora cursaba estudios universitarios en la Universidad Nacional de La Pampa, donde debía cumplir obligatoriamente con el 75% de asistencia, y que cursó durante todo el tiempo en que se sostiene existió el vínculo laboral, pasando a detallar fechas, las materias cursadas y aprobadas. Dice que a ello debe sumarse que de la fotos aportadas de las publicaciones en redes sociales se advierte facilmente que la actora, en días y horarios laborales -consigna varios ejemplos- vendía comida como salida laboral y además estudiaba; afirma que la demandante tenía un emprendimiento de venta de comidas.


Se agravia porque se tuvo por acreditado que la relación laboral se inició en el año 2013, afirmando que no existe prueba concluyente por la cual podría sostenerse tal afirmación, destacando que a los testimonios de F. y S. la propia jueza de grado los consideró vagos, imprecisos, careciendo de referencias precisas. Pide concretamente que no se tenga como iniciada la relación laboral en el año 2013, puesto que no hay prueba certera de ello.


Se agravia de lo decidido en la sentencia respecto del distracto, puesto que fue la propia a quo quien destacó que la actitud de la actora fue considerarse despedida sin intención de conservar el vínculo. Destaca que J. actuó con mala fe, puesto que entre las partes existió una relación de amistad, de intercambio de favores, peinados, que pretende transformar en una relación laboral para hacerse de una indemnización.


Se agravia porque se admitieron las multas indemnizaciones previstas por los arts. y de la ley 25.323.


Respecto del monto adeudado, se agravia porque sostiene la inexistencia de la relación laboral y la onerosa liquidación admitida en la sentencia al tomar como base remunerativa la suma de $ 18.851,00, monto que, dice, es a todas luces excesivo, más aún cuando quedó acreditado que la actora estudiaba en la universidad y tenía un emprendimiento de comidas.


Todos los agravios serán analizados conjuntamente en la medida que se los considere relevantes.


Primero trataré la cuestión de la existencia de la relación laboral, en su caso sus modalidades. Luego me ocuparé del distracto.


2. La actora en su demanda afirmó que comenzó a trabajar para la demandada en agosto de 2013. Durante la mañana de 8:30 hs a 12:30 hs trabajaba en la vivienda familiar realizando limpieza en general y cuidando los dos hijos menores de edad de la accionada. Por la tarde, los días martes, miércoles y jueves trabajaba en la peluquería desde las 16:00 hasta las 21:00 hs. (5 horas diarias). Los días viernes y sábados cumplía jornada completa en la peluquería (mañana y tarde). También señaló en su demanda que en los últimos cuatro meses de la relación laboral, trabajó exclusivamente en la peluquería, jornada completa, de martes a sábado, y los lunes la peluquería permanecía cerrada.


La sentenciante sostuvo que la demandante no acreditó fehacientemente que durante la mañana se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR