Sentencia Nº 6483/19 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:13 de Agosto de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los trece días del mes de agosto del año dos mil diecinueve, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "SANTOS, H.N.C.Q., P.J. y Otros S/ DAÑOS Y PERJUICIOS" (expte. Nº 6483/19 r.C.A.), venidos del Juzgado Civil de Primera Instancia N° 1 de esta Circunscripción


El Dr. R.F.R., sorteado para emitir el primer voto, dijo
A fs. 458/459 el actor practica planilla liquidatoria por capital, intereses, honorarios y gastos. A fs. 474/475 el demandado impugna dicha planilla y practica otra conforme a su criterio


El juez, luego de correr traslado a la contraparte, resuelve a fs. 490/493 mediante auto interlocutorio. En esta resolución hace lugar a la impugnación efectuada por la accionada sobre la base que la obligación que se ejecuta es una "deuda de valor", entendiéndola de esta manera hasta que se realice el efectivo pago. Siendo que el juez aún no ha aprobado judicialmente la suma adeudada, apoyado en doctrina y jurisprudencia que cita, decreta que el art. 770 inc. b) no es aplicable al presente caso sino el inciso c) del Código Civil y Comercial (en adelante C.C. y C.); y por lo tanto hace lugar a la impugnación deducida aprobando la planilla practicada por la accionada


Apeló la actora (fs. 502), concediéndose el recurso a fs. 505. Fundamenta sus agravios (fs. 508/515) sobre la base de abundantes citas doctrinarias y jurisprudenciales entiende que aún en el caso que la indemnización sea considerada una deuda de valor, no es óbice para capitalizar los intereses conforme lo señala el art. 770 en su inc. b) del C.C. y C. Agrega que la única diferencia entre una deuda de valor o de dinero en cuanto a la aplicación de intereses, es la tasa aplicable entre el momento de la mora y la oportunidad en que es valuado el daño, pero que no tiene incidencia en la modalidad y forma en que aquéllos deben ser calculados
Agrega, apoyado en doctrina y jurisprudencia que el anatocismo admitido por el nuevo ordenamiento Civil y Comercial de la Nación constituye una justa retribución para el acreedor que se ve impedido de utilizar el dinero a causa de la mora del deudor; lo que tiende de alguna manera a resarcir el perjuicio causado por la licuación del valor de su acreencia por la desvalorización de la moneda. A pesar de ello, esgrime el recurrente, dicho anatocismo no alcanza a compensar la variación de los valores desde la época del accidente y hasta su efectivo pago. Por lo expuesto solicita se revoque la decisión del magistrado de grado, y se apruebe la planilla practicada por su parte. F. reserva de caso federal
A fs. 519/522 la demandada contesta de manera fundada cada uno de los agravios vertidos por la actora solicitando el rechazo de los mismos, pidiendo además en forma subsidiaria la inconstitucionalidad del art. 770 inc. b) y en su caso, la reducción de intereses conforme al art. 771 del C.C. y C., todo con costas.
Argumentación: El primer razonamiento recursivo de la actora es que el juez de grado se desentendió de la norma legislada, la cual no contiene ningún condicionamiento para su aplicación. El art. 770 inc. b) del C.C.y C. claramente admite la capitalización de intereses desde la notificación de la demanda, y no existe ningún recaudo que requiera una planilla aprobada, como sí exige el inciso c). Además tampoco condiciona su aplicación a que la obligación sea una deuda de valor. En apretada síntesis estos son los argumentos del recurrente, que adelantando mi posición diré que le asiste razón al mismo.
En principio cabe definir la capitalización de intereses como una operación que consiste en la acumulación al capital de los intereses que se vayan devengando, de modo tal que se constituya en una unidad productiva de nuevos intereses. Ello está permitido en ciertos casos por el nuevo ordenamiento Civil y Comercial de la Nación que en su art. 770 es muy claro al respecto: "No se deben intereses de los intereses, excepto que: a) una cláusula expresa autorice la acumulación de los intereses al capital con una periodicidad no inferior a seis meses; b) la obligación se demande judicialmente; en este caso, la acumulación opera desde la fecha de la notificación de la demanda; c) la obligación se liquide judicialmente; en este caso, la capitalización se produce desde que el juez manda pagar la suma resultante y el deudor es moroso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA