Sentencia Nº 6375/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veinticinco días del mes de julio del año dos mil diecinueve, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados "FERREYRA, Sonia Belén C/ MUNICIPALIDAD DE GENERAL PICO S/ DAÑOS Y PERJUICIOS" (expte. Nº 6375/18 r.C.A.), venidos del Juzgado Civil de Primera Instancia N° 2 de esta Circunscripción.- - -

El Dr. Horacio A. COSTANTINO, sorteado para emitir el primer voto, dijo


1. Sonia Belén FERREYRA promovió demanda de daños y perjuicios contra la MUNICIPALIDAD DE GENERAL PICO, por la suma de $ 1.023.847,83 o lo que en más o en menos resulte de la prueba, con más intereses y costas. Expresó que el día 15 de febrero de 2017, cuando cruzaba la encrucijada irregular que forman las calles 116 y 7 de esta ciudad para llegar a una parada de colectivos, pisó un bache de aproximadamente "50 cm de diámetro y 10 de profundidad" ubicado "más o menos a la mitad del trayecto" y "detrás de la tapa de boca de tormenta". En ese momento perdió el equilibrio y cayó en la calzada, sufriendo una grave fractura de su tobillo derecho. Explicó que no divisó el bache porque en el sentido que caminaba estaba detrás de la tapa de boca de tormenta. Fue trasladada al hospital local y sometida a una intervención quirúrgica. Realizó rehabilitación, pero aún sufre fuertes dolores y tiene graves problemas para caminar y permanecer parada. En torno a la ley aplicable a la responsabilidad del Estado, señaló que el STJ de esta provincia resolvió que la competencia seguía en manos de los tribunales civiles y que en ausencia de normas específicas se debía aplicar analógicamente el CCCN con las adaptaciones necesarias para compaginarlo con los principios de derecho público. Sostuvo que toda acción productora de daño no justificada debidamente es antijurídica y que fue el bache el que provocó su caída y la quebradura de su tobillo. Formuló el reclamó en concepto de incapacidad sobreviniente, gastos de traslado y farmacia y daño moral (fs. 28/34 v.)


La MUNICIPALIDAD DE GENERAL PICO negó los hechos invocados por la actora y pidió que se rechace la demanda, con expresa imposición de costas. Destacó, entre otras cosas, que el bache o desnivel se encuentra fuera del espacio de las sendas peatonales y que la propia FERREYRA reconoció -ante la policía- que no notó el bache porque "caminaba distraída sacando el dinero para abonar el pasaje de colectivo". Sostuvo que fue la conducta desaprensiva de la actora la única causa del daño que dice haber sufrido. Subsidiariamente, para el hipotético e improbable caso que se pudiera interpretar que no ha existido culpa exclusiva de la víctima, solicitó se determine que ha mediado en el hecho culpa concurrente (fs. 45/53).- - -

A fs. 66/67 se realizó la audiencia preliminar, en cuyo transcurso se abrió la causa a prueba


Luego de clausurado el período probatorio con el resultado de que da cuenta el certificado actuarial obrante a fs. 72, alegaron ambas partes


El a quo hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó a la MUNICIPALIDAD DE GENERAL PICO a pagar a la actora la suma de $ 157.000, con más intereses y costas (fs. 177/186)


Apelaron ambas partes (expresiones de agravios de fs. 198/201 y 207/213, contestadas respectivamente a fs. 203/205 v. y 216/219)


2. La MUNICIPALIDAD DE GENERAL PICO se agravia porque el a quo: a) admitió que el accidente se produjo en la forma relatada por la actora; b) le atribuyó el 50 % de responsabilidad; y c) le aplicó la totalidad de las costas.


Por su lado, agravia a la actora: a) el grado de responsabilidad que le atribuyó el a quo; b) los ingresos computados para determinar la indemnización acordada en concepto de incapacidad sobreviniente; y c) el monto a su juicio notoriamente bajo de la indemnización reconocida en concepto de daño moral.


2.1. El accidente:


En primer lugar, la demandada cuestiona la sentencia por haber admitido que el accidente se produjo en la forma relatada por la actora. Efectivamente, luego de argumentar que no existía otra prueba, el juez aceptó "que el accidente se produjo conforme lo relatado por la actora en declaración testimonial brindada ante la Policía".


La apelante sostiene, al respecto, que no se encuentra acreditada la causa de las lesiones que sufrió la víctima ni que su caída fue provocada por el mal estado de la acera. Reprocha a la contraria no haber citado como testigo a María Isabel Fabre, única persona que supuestamente se encontraba junto a FERREYRA cuando se produjo su caída.


Sin embargo, cuando la policía -alertada de que se había...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA