Sentencia Nº 6351/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General P., provincia de La Pampa, a los nueve días del mes de agosto del año dos mil diecinueve, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "TEPPA, A.A.C./ FRÍAS, G. y Otro S/ ORDINARIO" (expte. Nº 6351/18 r.C.A.), venidos del Juzgado Civil de Primera Instancia N° 3 de esta Circunscripción


El Dr. A.P.B., sorteado para emitir el primer voto, dijo
I. Llegan las presentes actuaciones a este tribunal de alzada en virtud del recurso de apelación interpuesto por la parte actora a fs. 269, contra la sentencia de fs. 256/264 en el que la jueza de grado admitió parcialmente la demanda por daños y perjuicios que interpuso A.A.T. contra G.F. en su carácter de conductor del automotor marca Volkswagen, modelo Gol, dominio FKG-088 y contra el titular registral de dicho vehículo don H.L.F.. Los codemandados solicitaron la citación en garantía de "SANCOR" Cooperativa de Seguros Limitada". La demanda fue interpuesta por la suma de $ 368.544,00 y admitida parcialmente por la suma de $ 46.483,00, con más intereses, condena que hizo extensiva a la citada en garantía
II. Antecedentes del caso: a) El día 1 de mayo de 2014, siendo aproximadamente las 03:30 hs, A.A.T. junto a tres personas más iban caminando, de espaldas al sentido del tránsito vehicular, por la calzada de Avenida S. entre las calles J.U. y P.L. de la localidad de B.L., en dirección Norte-Sur
En el mismo sentido en que lo hacían los caminantes y por detrás, por la Avenida S., avanzaba un automotor marca Volkswagen, modelo Gol, dominio FKG-088, conducido en la ocasión por G.F. que embistió a A.A.T., quien como consecuencia del impacto sufrió lesiones físicas. Cuando ocurrió el accidente había mucha humedad, bancos de niebla y la visibilidad era escasa


Las lesiones sufridas por T. dieron origen al Legajo N° 15916, caratulado: "Ministerio Público Fiscal c/ F. G. (imp) s/ Lesiones Graves Culposas (T. A.A., damnificado), en el que se dispuso la desestimación y archivo de las actuaciones por imperio de lo normado en el art. 265 del Código Procesal Penal, considerando el Ministerio Público Fiscal que no existió posibilidad de reproche penal contra G.F..
El titular registral del rodado al momento del accidente era el Sr. H.L.F. y el automotor se encontraba asegurado por "Sancor Cooperativa de Seguros Limitada".
b) En virtud del accidente referido A.A.T. promovió demanda de daños y perjuicios contra G.F. en su carácter de conductor del automotor marca Volkswagen, modelo Gol, dominio FKG-088 y contra el titular registral de dicho vehículo don H.L.F..


Para fundar su pretensión dijo que el 1 de mayo de 2014 junto a un hermano y a dos señoritas caminaban por la calle de la Avda. S. porque en la vereda había mucha maleza y yuyos que impedían caminar por la misma. Que siendo aproximadamente las 3:30 hs fue atropellado desde atrás por el rodado que conducía G.F., quien era acompañado por N.A. y A. de La Iglesia. Dijo que según lo declaró el propio F. en el legajo penal cuando ocurrió el siniestro iban tomando alcohol y que los vidrios del rodado se encontraban empañados admitiendo que tenía poca visibilidad y que circulaba a 40 o más km por hora. Admitiendo el actor que ese día y a la hora del accidente existían bancos de niebla en el lugar, sumado a que F. circulaba con los vidrios empañados, dijo que en esas condiciones, conducir a 40 Km era una velocidad excesiva por lo que cabe imputarle el 100 % de responsabilidad del accidente en la medida que perdió el dominio de su vehículo y su conducta fue negligente. Dijo que como consecuencia del impacto sufrió fracturas en su pierna y pie izquierdo, luxación y fractura de clavícula, escoriaciones varias, quemaduras en la piel en el pie izquierdo y en el brazo izquierdo. En un primer momento fue internado en el Hospital Reumann Enz de Intendente Alvear; posteriormente y para tener una mejor atención se presentó en la Clínica Regional de esta ciudad en donde fue atendido por el médico traumatólogo, el Dr. L.P., quien le indicó radiografías, el uso de un cabestrillo y kinesiología obteniendo el alta médica el día 13 de junio de 2014.
Manifestó que al momento del accidente contaba con 19 años y que percibía la suma diaria de $ 300,00, -que cobraba en negro, sin especificar qué actividad realizaba- trabajando 25 días al mes por lo que su remuneración mensual ascendía a $ 7.500,00. Pidió que dicho ingreso se tenga en cuenta al practicar el cálculo actuarial, ponderando una vida laboralmente activa hasta los 75 años y una tasa de interés pura del 4% anual.
El juzgado solicitó al actor que sea más preciso y cumpla con los dispuesto por el inc. 7° del art. 313 del Código Procesal Civil y Comercial (fs. 44). Conforme a ello el actor a fs. 49 reclamó la indemnización de los siguientes rubros: a) daño moral $ 100.000,00; b) gastos médicos y de traslados $ 3.544,00; c) Lucro cesante por no poder trabajar durante 2 meses: $ 15.000,00; y d) incapacidad sobreviniente: $ 250.000,00. Total reclamado $ 368.544,00 (demanda de fs. 39/42 y ampliación de fs. 49) .
c) G.F. y H.L.F. contestaron la demanda a fs. 64/67.


Dando otra versión de los hechos dijeron que esa noche G. circulaba por la Avda. S. con sentido Norte a Sur, en forma prudencial y reglamentaria. Que la visibilidad era escasa producto de las condiciones climáticas, conforme surge del acta de constatación e inspección ocular realizada por personal de la Comisaría Departamental de B.L.. Refirió que alcanzó a ver que delante suyo circulaba una motocicleta motivo por el cual se desplazó hacia la izquierda de la calzada, esto es hacia donde está el boulevard que se encuentra en el medio de la Avda. S. y fue en ese momento que el Sr. T. cruzó intempestivamente sin darle la posibilidad de realizar una maniobra para evitar la colisión. Afirmó que dentro de la órbita del art. 1113, párrafo del Código Civil en el caso existió culpa exclusiva de la víctima. Entre varios fundamentos, sostuvo que la víctima fue la única responsable del siniestro al intentar cruzar de manera imprevista y por el medio de la calle (en forma antirreglamentaria), tornando inevitable el hecho dañoso
Cuestionó la procedencia de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA