Sentencia Nº 6346/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución: 6 de Mayo de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los seis días del mes de mayo del año dos mil diecinueve, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "SOSA, A.R.C.S., R.W., A.A. y otros S/ ACCIDENTE LABORAL" (expte. Nº 6346/18 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo L. N° 1 de esta Circunscripción
El Dr. M.C.M., sorteado para emitir el primer voto, dijo:


1. Antecedentes: A.R.S. promovió demanda laboral de daños y perjuicios por accidente de trabajo (optando por la vía del derecho civil) contra S., R.W. y S.A.A.S. de Hecho y contra ambos accionados en calidad de socios solidarios, por la suma de $ 892.430,67 con más intereses y costas. Relató que el día 01/04/2002 comenzó a trabajar para los demandados como peón especializado, realizando tareas de tractorista. Agregó que en diversos períodos desarrollaba labores de mantenimiento de la maquinaria utilizada, así como también arreglaba alambrados, corrales, efectuaba desmontes en campo de terceros y alimentaba o arriaba animales que se criaban en el feed lot de su empleador. Dijo que a fines del mes de septiembre de 2014, al hacer un esfuerzo mientras reparaba una máquina sembradora, sintió un dolor en su espalda. Añadió que el primer día del mes de octubre del citado año, al encontrarse arreglando las ruedas niveladoras de la misma maquinaria, sufrió un nuevo tirón que lo dejó prácticamente inmovilizado. Contó que el siniestro fue puesto en conocimiento de sus empleadores y éstos lo denunciaron ante la aseguradora de riesgos del trabajo La Segunda ART SA, la cual consideró que la dolencia que lo afectaba era una lesión preexistente, determinación luego avalada por la Comisión Médica n° 17, ello pese a que -según aduce- el examen preocupacional realizado no le señalaba ninguna lesión en sus discos intervertebrales. Fundó su reclamo en lo dispuesto por el art. 1.113, párrafo segundo, del derogado Código Civil y en el art. 1.757 del nuevo Código Civil y Comercial (CCyC). Reclamó la reparación integral de los siguientes conceptos: incapacidad sobreviniente ($ 792.430,67.-); gastos de traslado, farmacia y médicos ($ 20.000,00.-) y daño moral ($ 80.000,00.-). Finalmente, con apoyo en la ley 26.773, solicitó la participación en la causa de La Segunda ART SA
En virtud de la citación que le fuera conferida de acuerdo a lo reglado por los arts. 4 y 6 de la ley 26.773, y en el carácter de tercero interesado no demandado, a fs. 61/64 compareció La Segunda ART SA. Manifestó que la citación a su respecto debía ser rechazada por cuanto la afección denunciada por el demandante era inculpable y, como tal, expresamente excluida de los alcances de la cobertura que deben brindar las ART


Por su parte, los codemandados comparecieron a fs. 86/96 vta. y contestaron la acción instaurada en su contra solicitando el rechazo de la misma en todas sus partes. Denuncian divergencias en el relato del actor en relación al supuesto accidente laboral y niegan que el accidente haya existido. No obstante, afirman que el demandante no era el encargado de realizar reparaciones de las maquinarias agrícolas y que -según admiten- el día del presunto accidente (01/10/2014) aquél se encontraba -en un predio de los accionados situado en la localidad de Rancul- ayudando a un empleado de mayor antigüedad, M.A.V.. Expresan que las tareas de limpieza y verificación de puesta a punto sobre la sembradora en cuestión no demandan esfuerzos físicos importantes, ya que esa máquina posee sistema hidráulico. Manifiestan que S. nunca se realizó el examen preocupacional puesto que al ingresar a trabajar las normas laborales no lo exigían. Aseveran que no surge vínculo causal entre la presumible patología del actor, sus dichos de lo acaecido y la responsabilidad civil que pretende atribuir. Impugnan los diversos rubros reclamados en el escrito inaugural
La audiencia de conciliación realizada a fs. 110 no arrojó resultados positivos. Abierta la causa a prueba, se produjeron las indicadas en el certificado actuarial obrante a fs. 130/132 y dicho período procesal fue clausurado a fs. 132
La jueza de primera instancia dictó sentencia definitiva a fs. 557/568 rechazando la demanda incoada. Impuso las costas del proceso al actor vencido y, a los demandados, las generadas por la intervención de La Segunda ART SA.
Ambas partes dedujeron recurso de apelación contra dicho pronunciamiento (fs. 579 y 580). La demandada expresó agravios a fs. 584/586, contestados por el actor a fs. 589 y por la ART citada al pleito a fs. 592/594. Mientras que el demandante fundó su recurso a fs. 600/610 vta., siendo respondido por la ART a fs. 616/618 bis y por los accionados a fs. 619/624 vta. Finalmente, cabe acotar que los hechos nuevos que el trabajador denunciara al fundar su apelación merecieron rechazo por intermedio de la resolución pronunciada a fs. 633.
2. La sentencia: para denegar la procedencia de la acción impetrada la magistrada de origen expuso los siguientes centrales argumentos: * al haber optado por la vía del derecho civil, estaba a cargo del demandante acreditar el hecho causante del daño y su nexo causal con la afección física, o bien que fueron las tareas realizadas en el curso del vínculo laboral las generadoras del daño; * no queda claro en qué lugar, ni en qué circunstancias habría acontecido el siniestro de fecha 01/10/2014 -mientras S. reparaba en soledad una sembradora- denunciado ante la ART. Su falta de acreditación impide identificar un episodio súbito y violento desencadenante de la afección columnaria; * el actor no probó que la patología que lo afecta y limita su capacidad plena laboral, reconozca su causa en el hecho denunciado, las tareas o actividades realizadas.


3. Los recursos: la parte demandada se agravia de la imposición de costas que en el decisorio impugnado se decretara a su respecto, en orden a la participación de la ART citada al pleito en los términos de la ley 26.773. En tanto, el planteo recursivo del actor tiene que ver puntualmente con el rechazo de la demanda instaurada.
La índole de los agravios impone abordar en primer término el recurso deducido por el actor.
A su vez, cabe anticipar que por una cuestión de derecho intertemporal, los planteos de revisión que llegan a estudio deberán ser resueltos al amparo del derogado Código Civil de V.S..
Por último, antes de abocarme al análisis de los recursos, entiendo oportuno recordar que en reiteradas oportunidades la CSJN ha decidido que los jueces no están obligados a analizar todos los argumentos articulados por las partes o probanzas producidas en la causa, sino únicamente aquéllos que a su juicio resulten decisivos para la resolución de la contienda (Fallos 276:132, 280:320, 303:2088, 304:819, 305:537, 307:1121).
4. La apelación del actor: sostiene que la sentencia es absurda y arbitraria. En tal sentido, denuncia que la jueza realizó un análisis sesgado y restrictivo tanto de la normativa aplicable como de la prueba producida, lo cual la condujo a una negación irrazonable del reclamo. Considera que ese erróneo proceder de la magistrada no solo le impidió tener por acreditadas las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que se produjo el accidente de trabajo objeto del juicio. Además, afirma, le imposibilitó apreciar la relación causal existente entre la dolencia padecida y la actividad de reparación desarrollada respecto de la sembradora de los accionados y las tareas de esfuerzo desempeñadas para éstos durante más de diez años de relación de dependencia.
4.1. Habida cuenta que el demandante decidió accionar judicialmente por la vía del derecho civil, es decir abdicó la posibilidad de hacerlo en el marco del régimen de reparación de la ley de riesgos del trabajo (art. 4, ley 26.773), la naturaleza de la acción por él instaurada para que lograra alcanzar éxito requería la acreditación de los siguientes extremos: a) el hecho que invocó como causante del daño; b) la disminución física que alegó; c) la relación causal entre el hecho y la lesión o incapacidad que padece y; d) la existencia de un factor de atribución determinante de la responsabilidad civil de los codemandados.
4.2. En lo que respecta a la cuestión vinculada al presunto suceso causante del daño, la jueza de primera instancia esgrimió la siguiente conclusión: "Las contradicciones e imprecisiones de cómo acontece el siniestro que se invoca causante de la lesión que afecta a S., que habría acontecido el 1/10/2014 cuando estaba solo reparando una maquinaria, no ha sido acreditado por lo que no es posible identificar un episodio súbito y violento desencadenante de la afección columnaria" (fs. 564 vta.).
Sin dudas, la elucidación de este central aspecto de la contienda no está exento de complejidad, pues tal como se expresara en el fallo apelado, la descripción del siniestro se enmarca en un impreciso ámbito que en parte obedece a un confuso y discordante relato del actor en relación a las características particulares del siniestro que habría padecido en ocasión de desempeñarse laboralmente para los accionados.


En efecto, las versiones del hecho presuntamente causante de la lesión que fueran vertidas ante la ART, Comisión Médica n° 17 y órgano jurisdiccional, conforme lo explicara la jueza de grado y a cuyo detalle desde aquí me remito, se evidencian dispares en ciertos aspectos. Esa circunstancia, sin dudas, conspira contra la nítida demostración de la ocurrencia del accidente laboral
Si bien el relato que sucesivamente y ante diversos órganos fue brindando el trabajador revela diferencias en cuanto al lugar en el cual efectivamente habría ocurrido el accidente de trabajo, al mismo tiempo es justo indicar que en todas esas oportunidades -insisto, a pesar de las inexactitudes advertidas- refirió que su dolencia física se produjo en momentos en que se encontraba...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA