Sentencia Nº 6341/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General P., provincia de La Pampa, a un día del mes de agosto del año dos mil diecinueve, se reúne en ACUERDO la SALA A de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "G., W.A. C/ BANCO PATAGONIA S.A. S/ DESPIDO" (expte. Nº 6341/18 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo L. Nº1 de esta Circunscripción.-


El Dr. A.P.B., sorteado para emitir el primer voto, dijo


I. Llegan las presentes actuaciones a la alzada en virtud del recurso de apelación interpuesto por el actor W.A.G. a fs. 494 contra la sentencia de fs. 474/480, en donde en lo sustancial se rechazó la demanda laboral interpuesta contra el Banco Patagonia S.A


G. comenzó a trabajar en el Banco Patagonia S.A. el día 1 de febrero de 1999 en la sucursal de la ciudad de Santa Rosa y fue designado gerente de sucursal durante los últimos tres años (2009, 2010 y 2011). Luego, en diciembre de 2011 fue trasladado y comenzó a desempeñarse como gerente de la sucursal de la ciudad de General P.. El banco dispuso que a partir del 1 de marzo de 2016 debía trasladarse y asumir la gerencia de la sucursal de la ciudad de T.L.. G. se opuso a dicho traslado, solicitando que se le permita seguir desempeñándose como gerente de la sucursal de General P.. El banco no accedió a dicha petición. Sin mudarse de la ciudad de General P. con su grupo familiar -integrado por su esposa y dos hijos-, G. se presentó a trabajar en la sucursal de T.L. los días 1 y 2 de marzo. A partir del día 3 de marzo dejó de asistir al trabajo amparado en un certificado emitido por una Licenciada en psicología que recomendaba licencia laboral ambulatoria a partir del 3/3/16 hasta el 7/3/16 inclusive. Luego presentó un segundo certificado emitido por la misma profesional que indicaba licencia laboral por un mes a partir del día 8/3/16. Ante la presentación del segundo certificado, el banco lo notificó de modo fehaciente que los certificados presentados no validaban sus ausencias a trabajar y que por tal motivo cargarían las mismas como ausencias injustificadas. Ante ello, el actor presentó un nuevo certificado, esta vez emitido por un médico psiquiatra, que indicaba que debía hacer reposo laboral desde el día 16/3/16 hasta el día 16/4/16 inclusive, indicando como diagnóstico "Trastorno Depresivo"


Al liquidar los haberes correspondientes a marzo de 2016, la empleadora procedió a descontarle el salario correspondiente a ocho (8) días en concepto de ausencias injustificadas. Además, como el actor no se había mudado desde la ciudad de General P. hacia la ciudad de T.L., no le abonó los rubros "L.ión de vivienda" y "Compensación ganancias vivienda". Ello dio inicio a un intercambio epistolar y en definitiva el trabajador se dio por despedido a partir del 18/4/2016 (la licencia médica se le había otorgado por un mes más), en razón de que se dispuso el traslado de sucursal sin existir acuerdo entre las partes y por haber efectuado los descuentos referidos en los haberes correspondientes a la remuneración de marzo de 2016


II. En base a los antecedentes indicados, W.A.G. promovió demanda laboral contra Banco Patagonia S.A. reclamando la suma de $ 3.114.902,55. Respecto de su traslado como gerente a la sucursal de T.L., calificó a dicha decisión de la empleadora como abrupta, unilateral, inconsulta e ilegítima por resultar violatoria de los límites impuestos por el art. 66 de la LCT. Destacó que cada vez que el banco le ofreció desempeñarse como gerente de sucursal, requirió de manera previa su consentimiento, con la suficiente antelación que le permitiera organizar el traslado de su familia; que en este caso nunca se le requirió su consentimiento, que no se trató de una oferta de modificación del lugar de trabajo, sino de una decisión absolutamente unilateral. Manifestó que en el mes marzo de 2016 se le descontó del sueldo $ 13.927,02 bajo el rubro Ausencias Injustificadas (8), y no se le liquidó el rubro "L.ión de Vivienda" ($ 10.000,00), y tampoco el rubro "Compensación Ganancia Vivienda" ($ 5.400,00)


Partiendo de una remuneración mensual de $ 86.538,00, reclamó el pago de los rubros siguientes: Antigüedad: $ 1.471.146,00; P.: $ 181.738,38; Días Trabajados al 18/4/16: $ 54.521,51; Haberes hasta alta médica al 18/5/16: $ 54.521,51; SAC proporcional (4 meses) $ 30.289,73; SAC s/ preaviso: $ 15.144,87; SAC s/ haberes hasta el alta médica $ 4.543,46; Vacaciones no gozadas 2015 (18 días) $ 65.425,82; SAC s/ vacaciones no gozadas 2015 $ 5.452,15; Vacaciones no gozadas año 2016 (12,5 días) $ 45.434,60; SAC s/ vacaciones no gozadas 2016 $ 3.786,22; Descuento Ausencias injustificadas $ 13.927,02; Descuento locación vivienda marzo 2016: $ 10.000,00; Descuento compensación ganancias Vivienda: $ 5.400,00; Art. 2 Ley 25.323: $ 844.616,03; Art. 80 LCT: $ 272.607,57 (ver demanda fs. 61/71).


III. Banco Patagonia S.A. contestó la demanda a fs. 91/98, solicitando el rechazo de la misma. Entre otras cosas dijo que el actor cuando fue informado a principios del año 2016 que de la sucursal de General P. pasaría a prestar funciones como gerente en la sucursal de T.L., en un primer momento, aceptó pero luego cuando se acercaba la fecha del cambio se negó a pasarse a la nueva sucursal, iniciando un intercambio de misivas con el objeto de romper el vínculo sin causa alguna; que la distancia entre ambas sucursales es de 150 km; que los gerentes de sucursales del Banco Patagonia S.A. rotan y prestan tareas cada cierto tiempo (tres o cuatro años); y que el cambio de sucursal para un gerente es algo natural e inherente al puesto ocupado (máxima autoridad de la sucursal); que la decisión de su traslado a la sucursal de T.L. estuvo motivada porque quien se desempeñaba como gerente en la misma fue trasladado a la provincia de Santa Fe, por lo que afirmó que el traslado del actor no fue una decisión arbitraria de la patronal sino que obedeció a razones técnicas y operativas, propias de la categoría gerencial y de la actividad del empleador; que desconoció la validez de los certificados firmados por una Licenciada en Psicología para justificar las inasistencias por no contener la firma de ningún médico que certifique la imposibilidad de trabajar de G.; que el actor -pese a saber que le correspondía por la índole de sus tareas- no quería ir a trabajar a la nueva sucursal, y demostrando una actitud claramente rupturista prefabricó el despido indirecto para reclamar sumas que de ningún modo le corresponden por despido injustificado, puesto que se instó en violación a lo dispuesto por los arts. 63 y 10 de la LCT. Por último destacó que el pago del rubro "L.ión de Vivienda" de General P. a partir de marzo de 2016 dejó de ser necesario puesto que el actor debió mudarse a T.L. cuando operó el cambio de sucursal y no lo hizo. Por tal motivo, dijo, las injurias que esgrimió el actor resultan infundadas, siendo improcedente y apresurado el despido indirecto dispuesto (ver contestación de demanda de fs. 91/98). A fs. 101/105 adjuntó el certificado de trabajo al que se refiere el art. 80 de la LCT.


IV. La sentencia de fs. 474/480 admitió parcialmente la demanda y condenó al Banco Patagonia S.A. a pagar al actor la suma de $ 245.251,79 con más intereses. El a quo no justificó el despido indirecto propiciado por el actor, y los rubros admitidos fueron los siguientes: 1) Días Trabajados al 18/4/16: $ 54.521,51; 2) SAC proporcional 1° semestre 2016 $ 29.858,77; 3) Vacaciones no gozadas 2015 $ 71.661,06; 4) SAC s/ vacaciones no gozadas 2015 $ 5.971,75; 5) Vacaciones no gozadas año 2016 $ 49.764,63; 6) SAC s/ vacaciones no gozadas 2016 $ 4.147,05; 7) Descuento Ausencias injustificadas $ 13.927,02 ; 8) Descuento L.ión vivienda marzo 2016: $ 10.000,00; 9) Descuento Compensación ganancias Vivienda: $ 5.400,00. - -


La jueza de grado para decidir del modo en que lo hizo esgrimió, entre otros, los argumentos siguientes: 1) Que a principios del año 2016 le comunicaron al actor que debía trasladarse a la ciudad de T.L. para hacerse cargo, a partir del 1/3/2016, de la gerencia de la sucursal bancaria que la demandada tiene en dicha ciudad. Que el trabajador se opuso a dicho traslado, lo que comunicó expresamente a sus superiores jerárquicos mediante correo electrónico remitido el 24/2/16, expresando que quería seguir desempeñándose como gerente en la sucursal de General P.. No recibió respuesta de la empleadora respecto de lo solicitado; 2) Que no obstante ello, los días 1 y 2 de marzo de 2016 concurrió a prestar tareas a la sucursal sita en T.L., conforme lo dispuesto por la patronal; 3) Destacó que el testigo B. (empleado del banco asignado en la sucursal de T.L.) dijo, entre otras cosas, que la entidad bancaria rotaba a los gerentes cada 4 o 5 años, y que el actor le había manifestado que el motivo de su traslado era que ya había cumplido los 4 años en la Gerencia de la sucursal de General P.; 4) Que luego de hacerse presente en la sucursal de T.L. el actor acreditó prescripción de licencia laboral, certificado emitido por una psicóloga, que indicaba reposo a partir del 3/3/16 hasta el día 7/3/16, y nuevo certificado de la misma profesional que indicaba licencia laboral desde el 8/3/16 hasta el día 8/4/16. La demandada mediante carta documento le comunicó al actor que los certificados emitidos por la psicóloga no validaban sus ausencias y que por tal razón le hicieron saber que las considerarían "inasistencias injustificadas"; 5) Luego el actor presentó certificado emitido por el médico psiquiatra D.C., quien diagnosticó trastorno depresivo y le otorgó licencia laboral desde el 16/3/16 al 16/4/16, licencia que posteriormente amplía desde el 17/4/16 al 17/5/16, todos certificados en donde consta que fue recibido por la demandada. Luego el mismo médico expide nuevo certificado informando el alta a partir del día 18/5/16, cuando el vínculo laboral ya se encontraba...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA