Sentencia Nº 6321/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:13 de Diciembre de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO


En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los trece días del mes de diciembre del año dos mil dieciocho, se reúne en ACUERDO la SALA A de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados "ARMANDO, Roberto Anselmo C/ NARVAEZ, Carlos Alberto y otro S/ INTERDICTO" (expte. Nº 6321/18 r.C.A.), venidos del Juzgado Civil de Primera Instancia N° 1 de esta Circunscripción


El Dr. Alejandro PÉREZ BALLESTER, sorteado para emitir el primer voto, dijo


I) Antecedentes del caso: a. Roberto Anselmo Armando en fecha 28 de noviembre de 2017, invocando carácter de propietario promovió la acción real de reivindicación (arts. 2247 y 2248 del CCCN), solicitando la restitución de un tractor, cuyo valor lo estimó en $ 100.000,00, denunciando que los Sres. Carlos Alberto Narváez y Eduardo Oscar Brito en diciembre de 2015 se lo habían sustraído de un galpón ubicado en un establecimiento rural donde se encontraba y trasladado a otro fundo rural vecino. También interpuso demanda por daños y perjuicios por la suma de $ 150.000,00 (fs. 15/20)


b. El tribunal, de oficio y sin expresar fundamento alguno, tuvo por promovido "juicio de interdicto de recobrar", imprimió trámite sumarísimo y dispuso se recaratulen las actuaciones como "Interdicto" (fs. 22), no obstante que el actor había introducido una acción real y no un interdicto. Lo cierto es que el accionante consintió dicho cambio dispuesto de oficio por el Juzgado


c. Ambos codemandados en su presentación inicial, Narváez a fs. 38/42 y Brito a fs. 44/48, denunciaron la caducidad del interdicto de recobrar en los términos de los arts. 581 y 588 del Cód. Procesal


d. El juez de grado en la resolución de fs. 57/59 decretó la caducidad del interdicto de recobrar en los términos del art. 588 del Código Procesal e impuso las costas al actor. Al Dr. Gustavo J. Coello, en su carácter de letrado patrocinante del codemandado Narváez, y al Dr. David Alainez en su carácter de letrado patrocinante del codemandado Brito, en concepto de honorarios se les reguló la suma de $ 3.000,00 a cada uno


El Dr. Gustavo J. Coello apeló por sus honorarios a fs. 66, expresando agravios a fs. 73/74, los que no fueron contestados por el actor.


El Dr. David Alainez apeló por sus honorarios a fs. 70, expresando agravios a fs. 97/98, los que no fueron contestados por el actor.


II. Los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA