Sentencia Nº 6253/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los catorce días del mes de noviembre del año dos mil dieciocho, se reúne en ACUERDO la SALA A de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "LEBRINI, J.E. C/ ANNARATONE, H.A.S./ PROCESO LABORAL" (expte. Nº 6253/18 r.C.A.), venidos del Juzgado Civil de Primera Instancia N° 1 de esta Circunscripción


El Dr. H.A.C., sorteado para emitir el primer voto, dijo


1. J.E.L. promovió demanda laboral a raíz del incumplimiento de las obligaciones derivadas de un accidente de trabajo contra H.A.A. y/o quien resulte responsable, por la suma de $ 195.000 o lo que en más o en menos surja de la prueba con más los intereses y actualizaciones que correspondan, y costas. Expresó que el día 20 de febrero de 2006 comenzó a trabajar en la carnicería del supermercado del demandado, sito en la localidad de Realicó. El día 27 de octubre de 2007, mientras se encontraba cortando carne con la sierra eléctrica, sufrió una herida cortante en el dedo meñique izquierdo que le produjo lesiones en los tendones flexores. El empleador denunció el siniestro a MAPFRE ART S.A. y en un primer momento fue atendido en el Hospital de Realicó. Recibió tratamiento quirúrgico y rehabilitación por parte de la ART y luego, en febrero de 2008, fue derivado a Bahía Blanca, pero el tratamiento quirúrgico de la secuela no se llevó a cabo y no recibió explicaciones al respecto. Solicitó la intervención de la Comisión Médica de Santa Rosa, que dictaminó que no se habían agotado los recursos terapéuticos para resolver la afección que padecía y que la ART debía continuar con las prestaciones y obligaciones a su cargo. No obstante, tales prestaciones y tratamientos no fueron cumplimentados por la ART ni por la empleadora. Se produjo entonces un intercambio de comunicaciones y ante la pasividad de la ART y de su empleador se presentó a trabajar pero manteniendo el reclamo. Sin embargo, no obtuvo respuestas y comenzaron una serie de imputaciones del demandado respecto del trabajo y el pedido de que desocupe la vivienda que hasta ese momento le proporcionaba en alquiler y el pago atrasado de sus haberes. Agotados todos los medios extrajudiciales a su alcance para lograr la máxima recuperación posible y dado que el régimen de la LRT no proporcionó una solución razonable a su situación, decidió acudir a la instancia judicial. Pidió la inconstitucionalidad del art. 39.1 LRT y atribuyó la responsabilidad del accidente a su empleador conforme las previsiones del art. 1113 del Código Civil. También solicitó, en carácter de tutela anticipatoria, que se ordene una consulta con un médico especialista en manos para que evalúe le lesión que presenta en su mano izquierda y se expida respecto de las posibilidades terapéuticas para lograr una óptima recuperación. Reclamó la reparación de su incapacidad sobreviniente, incapacidad laborativa, pérdida de chance, daño estético, daño moral y daño psicológico (fs. 68/90)


ANNARATONE pidió que se rechace la demanda, con expresa imposición de costas. Luego de negar en general y particular los hechos invocados en la demanda, admitió que LEBRINI sufrió un accidente en el supermercado de su propiedad cuando estaba cortando carne en la sierra eléctrica. Empero, atribuyó el siniestro al obrar negligente e imprudente del actor, quien según su propio relato y el de testigos ocasionales, rozó con su dedo la sierra eléctrica al hacer una brusca maniobra para evitar que cayera al piso un costillar que se deslizado por su propio descuido. Añadió que el actor comenzó una larga licencia y realizó los trámites correspondientes ante la Comisión Médica con asiento en Santa Rosa. El organismo determinó la incapacidad del actor y después la ART le abonó la indemnización correspondiente. A continuación cuestionó los rubros reclamados y solicitó la citación en garantía de MAPFRE ART S.A. (fs. 111/114)


La actora no cuestionó el pedido de citación (fs. 122) y el a quo ordenó citar a MAPFRE ART S.A. (fs. 123)


La audiencia de conciliación ordenada por el tribunal y celebrada a fs. 124 fracasó.


MAPFRE admitió el contrato de afiliación celebrado con la empleadora y manifestó que cualquier eventual responsabilidad deberá analizarse en los términos de la ley 24.557. Invocó la inexistencia de seguro por responsabilidad civil del empleador, opuso excepciones de prescripción y pago total, y sostuvo la inexistencia de relación de causalidad entre el accidente y las supuestas secuelas. Finalmente, desconoció los hechos invocados por el actor, cuestionó los rubros y montos reclamados, defendió la constitucionalidad de la ley 24.557 y pidió que se rechace la citación, con expresa imposición de costas (fs. 148/197).


ANNARATONE solicitó que oportunamente se haga lugar a las defensas planteadas por la Aseguradora (fs. 208/208 v.).


A fs. 217 la causa se abrió a prueba.


Frente al requerimiento del tribunal y de conformidad a lo dispuesto por el art. 21 LCQ, la actora optó por la prosecución del presente hasta el dictado de sentencia (fs. 229).


Durante el período probatorio se produjeron las pruebas indicadas en el certificado actuarial de fs. 237/238 y después de clausurado alegó la actora.


A fs. 390/391 el F. se pronunció por la inconstitucionalidad del art. 39.1 de la ley 24.557.


El Síndico manifestó que al no haberse producido pericial no podía emitir dictamen o informe...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA