Sentencia Nº 6202/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:27 de Junio de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintisiete días del mes de junio del año dos mil dieciocho, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "CREDISUR S.R.L. C/ GONZÁLEZ MARTÍN, C.L.S./ COBRO EJECUTIVO" (expte. Nº 6202/18 r.C.A.), venidos del Juzgado de Ejecución, Concursos y Quiebras de esta Circunscripción


El Dr. M.C.M., sorteado para emitir el primer voto, dijo
1. Antecedentes
Llegan las presentes actuaciones a este tribunal de alzada en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 96 por el demandado contra la resolución de fs. 94/95, por cuyo intermedio se resolviera el rechazo de la petición de levantamiento de embargo que dedujera a fs. 74/78


La pieza de expresión de agravios luce glosada a fs. 99/104 y su contestación a fs. 109/118
2. La decisión impugnada
Para decidir en el sentido indicado, el juez de primera instancia formuló las siguientes consideraciones: a) que al mes de enero del año 2017 el empleador del ejecutado -Ejército Argentino- había retenido íntegramente el monto de la medida cautelar -embargo ejecutivo- ordenada ($ 25.979,62); b) que a la fecha de presentación de la solicitud de levantamiento de embargo (27/11/2017), la medida cautelar en cuestión ya se encontraba cumplimentada y; c) que no procede el levantamiento de una medida cautelar cuando ésta ha finalizado, pues dicho planteo deviene abstracto, y por consiguiente, el tratamiento de las restantes cuestiones.
3. Los agravios.
3.1. En primer lugar, el apelante cuestiona y niega que el pedido de levantamiento de embargo haya devenido abstracto, pues según sostiene, esa solicitud no solo tuvo por objeto "que se pare de retener dinero" sino también "principalmente restituir al dueño la libre disponibilidad sobre la cosa embargada". En definitiva, critica la decisión de grado a favor del carácter abstracto de su petición, en el entendimiento que los fondos retenidos continúan embargados mientras no se le entreguen en pago al acreedor, o se le restituyan por alguna causa al deudor.
Le asiste razón al recurrente.
El contenido de la pieza de fs. 74/78 refleja que el sujeto pasivo de la medida cautelar no solo peticionó el levantamiento del embargo sobre las remuneraciones que percibe como empleado del Ejército Argentino, sino además, se le restituyeran las sumas dinerarias que en función de dicha medida precautoria habían sido retenidas y depositadas en la cuenta judicial perteneciente a la causa.
Es decir que, al momento en que el ejecutado requirió el desembargo, el dinero cautelado en el marco de estas actuaciones no había sido aún judicialmente entregado ni percibido por el ejecutante, sino que se encontraba afectado por la medida cautelar decretada a fs. 11 vta. con sustento en lo normado por el art. 502 del C.. P..


Lo hasta aquí expuesto permite afirmar que, en la oportunidad procesal en que se peticionó el levantamiento de embargo, Credisur S.R.L. no se encontraba habilitada para disponer de las sumas de dinero afectadas por el embargo ejecutivo ordenado en autos, ya que la propiedad sobre las mismas recién habría de adquirirla mediante el procedimiento judicial de entrega de fondos o cuando el deudor se las diera en pago, circunstancias procesales no acontecidas en el juicio.
En este sentido argumental, la CSJN ha pronunciado que la traba de un embargo afecta únicamente la disponibilidad de los bienes para cubrir una eventual responsabilidad, sin alterar la titularidad de su dominio que permanece en cabeza de su propietario (Fallos 300:214 y 332:51).
Siendo esto así, cabe concluir que en función de lo procesalmente acaecido en estos actuados, la afectación de las sumas de dinero embargadas ejecutivamente no provocó una situación jurídica que implicara la transmisión de su titularidad, sino que ello significó su inmovilización, quedando a disposición del juez de la causa para que éste le diera el destino que eventualmente correspondiera.
Entonces, más allá que al momento de formularse la petición de fs. 74/78 ya no se le efectuaran al ejecutado retenciones dinerarias por haberse cumplimentado la orden respectiva, lo cierto es que en lo que concierne a los importes embargados -pese a su inmovilización- aún no había operado una alteración en la titularidad de su dominio, la cual vale decir permanecía en cabeza de G..
Por tales razones, no puede aseverarse que a esta altura del proceso la solicitud de levantamiento de embargo que nos convoca -en estricta relación a las sumas de dinero inmovilizadas- haya perdido virtualidad, o resulte inoficiosa.
Todo ello evidencia, desde luego, la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA