Sentecia definitiva Nº 62 de Secretaría Civil STJ N1, 29-08-2018

Fecha de Resolución:29 de Agosto de 2018
Emisor:Secretaría Civil STJ nº1
 
EXTRACTO GRATUITO
VIEDMA, 29 de agosto de 2018.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores L.L.P., S.M.B., A.C.Z., R.A.A. y E.J.M. con la presencia de la señora Secretaria doctora R.C., para pronunciar sentencia en los autos caratulados: “C., E.J.c.. L., M. s/REGIMEN DE COMUNICACION s/CASACION” (Expte. N° 29483/17-STJ-), elevados por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la Tercera Circunscripción Judicial a fin de resolver el recurso de casación interpuesto a fs. 219/255, deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe la Actuaria. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden del sorteo previamente practicado, respecto de la siguiente:
C U E S T I O N E S
1ra.- ¿Es fundado el recurso?
2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I O N
A la primera cuestión la señora J.a doctora L.L.P. dijo:
Antecedentes de la Causa: Llegan las presentes actuaciones a conocimiento de este Superior Tribunal de Justicia en virtud del recurso de casación deducido a fs. 219/255 por la demandada en autos, Sra. M.G.L., contra la Sentencia N° 19 de fecha 20.04.17, dictada a fs. 203/206 y vta. por la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Minería de la Tercera Circunscripción Judicial que revocó la sentencia del 10.12.2015 (fs. 133/135) y estableció un régimen de comunicación entre la niña A.M. y su abuelo paterno consistente en un encuentro de cuarenta minutos cada quince días en un lugar público y apropiado, con presencia de un profesional de la psicología o en servicio social y con prohibición estricta para el demandante de permitir el contacto entre la niña y su padre, bajo apercibimiento, en caso de incumplimiento, de concluir el régimen y de aplicarle las demás sanciones que puedan corresponder, debiendo establecerse en la instancia de origen los días concretos para los encuentros, su lugar de cumplimiento y el profesional a cargo de la supervisión.
A fs. 219/255 la Sra. M.G.L., en representación de su hija A.M.C.G., nacida el 13.09.06, interpuso recurso de casación solicitando se revoque la sentencia atacada y se mantenga lo decidido en Primera Instancia con expresa imposición de costas. Ello, por entender no se han aplicado correctamente la ley ni la doctrina de la protección integral e interés superior del niño provocando así una colisión de intereses con fundamento en el rigorismo formal.
Sostuvo que la sentencia viola los arts. 3.1 y 12 de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, art. 75 inc. 22 de la Constitución Nacional y art. 7 inc. b) de la Ley 26.061, desconociendo en absoluto la manda del Comité de Derechos del Niño con especial alusión a lo dispuesto en el Párrafo 45 Observación General 12/2009.
Asimismo, indicó que se contradice la doctrina legal fijada por la Corte Interamericana. Expresó que la sentencia de Cámara revoca un pronunciamiento por demás fundado, va aun más allá y establece un régimen de comunicación a favor del abuelo, desoyendo la voluntad de la menor y aplicando erróneamente los principios internacionales amparados por la normativa ya descripta.
Advirtió que se trata de un fallo carente de fundamentación y de cumplimiento imposible, ya que con el voto del primer J. se pretende hacer cumplir a la niña con un régimen al que ella -en el correcto ejercicio de sus derechos- se ha negado, conforme surge claramente de la audiencia celebrada ante la J.a de Familia.
Explicó que lo decidido tiene como principal efecto modificar el statu quo de una niña que, con la madurez suficiente y acorde a su edad, ha expresado su voluntad. Denunció que el voto mayoritario de la Cámara no valoró la prueba producida, como tampoco tuvo en cuenta el conteste de los agravios que en representación de la menor se realizaran, indicando que el art. 555 del CCyC no puede ser aplicado con rigorismo formal en cuestiones de la envergadura del presente.
Expuso que resulta indudable que la niña tiene el derecho indisponible de ser oída como sujeto activo de la decisión que modifica su statu quo que, por otra parte, resulta traumático y perturbador en su vida. Destacó que es notoria la errónea aplicación de la legislación internacional, como del apartamiento injustificado de los principios rectores que esta dispone en cuestiones cuya resolución tienden indefectiblemente a torcer la voluntad de los niños, niñas y adolescentes.
Entendió que la sentencia en crisis modifica la situación de la niña sobre la base de considerar que su madre no comprobó el perjuicio que causa en la menor un encuentro con su abuelo paterno. Indicó que la resolución se basó en un principio netamente formal y de presunciones, considerando que al actor solo le bastó con demostrar el vínculo para considerar que el reencuentro con su nieta sería beneficioso para A.M. Destacó que la sentencia impugnada deja huérfanas de consideración las cuestiones vinculadas con el principio del interés superior de los niños, que exige para su determinación en concreto la verificación de pautas que -con carácter meramente enunciativo- señala la doctrina y el beneficio que se procura obtener con el cambio, en contraposición con el daño que irremediablemente genera la modificación del statu quo de A.M. Agrega que no se desprende del fallo un análisis detallado y fundado de los motivos que llevaron al J. votante a apartarse de la voluntad manifestada por la niña, quien fue categórica en la negativa de tener un régimen de comunicación con su abuelo paterno; y en ese sentido no surge de la sentencia que se encuentre fundada, al decir de la CSJN en “...la recta interpretación de la cláusula del art. 3.1 de la CDN, en lo que respecta a decisiones provisionales que pueden ocasionar un trauma al niño y en la muy exigente justificación que una medida de este tipo requiere”.
Adujo que todo lo descripto en cuanto a las manifestaciones de A.M., de acuerdo a su edad y madurez, son negativas a crear un vínculo con su abuelo y es lo que debe prevalecer a los fines de dar una solución al conflicto, ya que el principio del interés superior del niño -pauta que por mandato constitucional debe guiar toda decisión que sobre ellos se tome- así lo establece sin que tal premisa pueda ser tomada como un castigo para el adulto. Por último, ilustró que el interés superior debe ser considerado en su triple concepto: como derecho sustantivo, como principio jurídico y como norma de procedimiento.
Contestación de traslado: A fs. 262/264 el actor, Sr. E.J.C., contesta el traslado conferido y solicita el rechazo del planteo efectuado con costas a la demandada.
En ese sentido, indica que la sentencia recurrida no reviste el carácter de definitiva porque no pone fin al proceso, ni agota la cuestión de fondo, ya que podrá ser modificada por cese, por aumento de régimen de contacto o su disminución. Sostiene que la resolución de la Cámara ha dependido de una valoración fáctica, la cual excede la mera aplicación e interpretación de las normas jurídicas. Considera que los argumentos esgrimidos por la demandada no son más que discrepancias con la sentencia recurrida ajenas al recurso pretendido, ya que el recurso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA