Sentencia Nº 6192/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintisiete días del mes de julio del año dos mil dieciocho, se reúne en ACUERDO la SALA A de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "VIDAL, Florencia Nahir C/ CHOCOLATES ARLEQUÍN S.A. S/ DESPIDO INDIRECTO" (expte. Nº 6192/18 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo Laboral N° 1 de esta Circunscripción


El Dr. Alejandro PÉREZ BALLESTER, sorteado para emitir el primer voto, dijo


I. Florencia Nahir VIDAL promovió demanda laboral por despido indirecto contra CHOCOLATES ARLEQUÍN S.A. por la suma de $ 160.940,01 (fs. 13/24). La accionada contestó la demanda a fs. 45/49 y solicitó su rechazo


La jueza de grado en la sentencia de fs. 199/206 admitió la demanda en la suma de $ 165.318,13, monto calculado con intereses a la fecha del distracto (18/03/2016), con más intereses y costas


Apeló la parte demanda (fs. 213), quien expresó agravios a fs. 218/222, los que fueron contestados por la parte actora a fs. 224/225


II. El recurso


1. Se agravia la empleadora (1° agravio) por la interpretación que le dio el a quo a lo respondido por la actora en su confesional en las posiciones 5° y 6°. En tal sentido dice que, de un modo claro y sencillo, la trabajadora admitió que "... decidió desvincularse laboralmente de la firma Chocolates Arlequín en el mes de marzo de 2016..." (5°); y que también admitió que, no obstante ser intimada por la empleadora para que se reintegre al trabajo, "... decidió voluntariamente no concurrir más a trabajar..." (6°). En base a ello, dice, debe tenerse por configurada la figura de "Abandono de Trabajo" como causa de extinción del vínculo laboral. Agrega, entre otras cosas, que la actora dejó de concurrir a trabajar desde el día en que suscribió el primer telegrama y entiende que debió concurrir a trabajar, al menos hasta que transcurriere el plazo de su intimación. También refiere que no existió "retención de tareas" por parte de la trabajadora, dado que simplemente dejó de ir a trabajar por una decisión voluntaria como lo admitió en las posiciones 5° y 6° de su confesional. Destaca que ante la intimación recibida por parte de la trabajadora en su primer telegrama, la empleadora le comunicó que procedería a regularizar la relación laboral y, no obstante ello, nunca se presentó a trabajar. Luego critica la valoración que el a quo hizo de los testimonios brindados por Olguín (fs. 148) y Altamirano (que trabajó para la demandada y dijo estar iniciando un juicio laboral contra la misma) (fs. 149/150). Señala la recurrente que la testigo Olguín dijo claramente que la actora Vidal solo trabajaba media jornada (a la tarde) y el a quo tuvo por acreditado que laboraba jornada completa. Con respecto a los dichos de la testigo Altamirano, por encontrarse en juicio contra la demandada en estos autos, dice que la jueza lo debió ignorar. También se agravia (2° agravio) porque el a quo no tuvo por acreditado el "abandono de trabajo" no obstante que, y reiterando lo ya dicho, se trata de una circunstancia reconocida por la trabajadora en su confesional. Por último se agravia (3°...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA