Sentencia Nº 6176/18 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2018

Fecha de Resolución:25 de Julio de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veinticinco días del mes de julio del año dos mil dieciocho, se reúne en ACUERDO la SALA A de la Cámara de Apelaciones en lo C.il, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados "MERLOS, D.O.C.B., S.M. y Otro S/ ORDINARIO" (expte. Nº 6176/18 r.C.A.), venidos del Juzgado C.il de Primera Instancia N° 1 de esta Circunscripción


El Dr. M.C.M., sorteado para emitir el primer voto, dijo


1.- El proceso: a) D.O.M. entabló demanda de daños y perjuicios contra S.B. y L.R.M. por la suma de $ 525.919,00, o la que en más o en menos resulte de la prueba a producirse, con intereses y costas. Asimismo, solicitó la citación en garantía de HSBC La Buenos Aires Seguros S.A


Dijo que el día 27/10/2010 circulaba en el automotor marca Fiat, modelo P., dominio GYN278, ubicado en el asiento de acompañante, mientras que en la ocasión el rodado era conducido por la codemandada B.. Agregó que cuando transitaban por la avenida I.B. -en dirección norte sur- de esta ciudad, la conductora perdió el control del vehículo y el mismo comenzó a dar tumbos deteniéndose contra la banquina derecha de esa vía de circulación. Manifestó que los vuelcos provocaron que ambos ocupantes del automotor fueran despedidos del habitáculo y que a causa del siniestro, en su caso particular, debió ser hospitalizado en terapia intensiva, sufriendo diversas lesiones de orden físico y psíquico
Invocó la responsabilidad civil de B. por su negligente, imprudente y culposa conducción del rodado, en tanto que a M. lo consideró responsable en su condición de titular registral de la cosa riesgosa


Reclamó la reparación de daños físicos en la suma de $ 410.763,90; también lo hizo en concepto de daño moral por el importe de $ 100.000,00 y en función del lucro cesante que dijo haber padecido en el monto de $ 15.600,00


b) A fs. 66/75 vta. HSBC La Buenos Aires Seguros S.A. contestó la citación en garantía que se le formulara a su respecto. Admitió la existencia de un contrato de seguro que, a la fecha de ocurrencia del siniestro, lo vinculaba con el propietario del automotor dominio GYN278 por responsabilidad civil limitada por daños derivados de su uso.


Si bien reconoció la ocurrencia del accidente de tránsito en la fecha, hora y lugar indicados por la actora, se opuso a la pretensión esgrimiendo un uso contrario a la voluntad expresa o presunta del dueño o guardián del rodado. Rechazó el reclamo patrimonial del demandante, calificándolo como excesivo, infundado e irrazonable.


c) L.R.M. contestó demanda a fs. 121/132, luego de negar diversos hechos invocados en el escrito inicial, se opuso al progreso de la acción incoada en su contra. Con sustento legal en el art. 1.113 del Cód. C.., expuso que si bien el rodado objeto del accidente se encontraba registrado a su nombre, desde el día 02/02/2010 no tuvo la custodia ni la posesión del mismo en razón de que desde esa fecha no pudo ingresar al hogar familiar que ocupara con su excónyuge -M.L.R.- e hijos, donde se encontraba el vehículo en cuestión. Asimismo, articuló su defensa en los términos del art. 1.111 del Cód. C.. Cuestionó la procedencia de los reclamos formulados y rechazó los montos pretendidos. Por último, en virtud de los argumentos antes señalados, solicitó la citación al pleito de quien fuera su cónyuge.


d) A fs. 149 compareció M.L.R.. A través de una breve pieza contestó la citación y opuso excepción de falta de legitimación pasiva como de previo y especial pronunciamiento. Negó haberse encontrado en posesión del automotor al día 27/10/2010. A fs. 156 el juez interviniente dispuso que la consideración del planteo excepcionante se efectuara al momento del dictado de la sentencia definitiva.


e) En la audiencia preliminar de fs. 177/181 se fijaron los hechos controvertidos, el proceso fue abierto a prueba y se proveyó la ofrecida por las partes. A fs. 192/193 se certificó la producida y a fs. 491 se clausuró ese período procesal.


f) La sentencia de fs. 523/532 vta. hizo parcialmente lugar a la demanda y condenó, en forma concurrente, a B. y M. a pagar a M. la suma de $ 58.500,00 con más intereses. La condena se hizo extensiva a la aseguradora. Las costas se impusieron a los demandados por los rubros que prosperaron y al actor por los rechazados.
g) Se dedujeron las siguientes apelaciones: 1. a fs. 549 HSBC La Buenos Aires Seguros S.A. (expresión de agravios de fs. 564/566 vta. y contestación de fs. 568/570). 2. a fs. 550 el perito N.A.B. (expresión de agravios de fs. 590/591 vta. y contestaciones de fs. 593 y 606/607). 3. a fs. 552 M. (expresión de agravios de fs. 611/618 vta. y contestación de fs. 637/641). 4. a fs. 557 M. (expresión de agravios de fs. 651/655 y contestaciones de fs. 665/667 y 681/682 vta.).


2.- La sentencia apelada: Sus principales conclusiones fueron las siguientes: * el día 27/10/2010 se produjo un accidente de tránsito en la avenida I.B. de esta ciudad, cuando B. perdió el control del automotor marca Fiat, modelo P., dominio GYN278 -cuya titularidad registral correspondía a M.- que conducía acompañada de M.; * la responsabilidad en la ocurrencia del accidente de tránsito obedeció a la negligencia e impericia en la conducción vehicular de B. (art. 1.109 Cód. C..); * el codemandado M. es responsable de las consecuencias dañosas derivadas del siniestro en su calidad de titular registral del rodado involucrado (art. 1.113 Cód. C..); * no debe adjudicársele responsabilidad a la víctima por la no utilización del cinturón de seguridad, pues tal omisión no surge de las actuaciones, así como tampoco la incidencia de la infracción reglamentaria en la producción y/o agravamiento de los daños; * la prueba pericial producida en autos revela la inexistencia de incapacidad física en la persona del demandante como consecuencia del evento dañoso; * el actor padeció diversos sufrimientos -a raíz de las lesiones ocasionadas por el accidente- que le han provocado un daño moral que debe ser reparado; * corresponde indemnizar al accionante en función del lucro cesante padecido durante los meses de noviembre y diciembre del año 2.010 y; * la condena decretada se hace extensiva a la compañía aseguradora citada al proceso en los términos del contrato de seguro celebrado oportunamente.


3) Los recursos: Por razones de índole metodológica, los recursos interpuestos serán abordados en el orden que convenientemente se irá consignando a continuación. Se aclara que en algún caso, ciertos agravios de los recurrentes se tratarán en forma conjunta en función de coincidir la cuestión controversial que es materia de recurso.


Asimismo, es menester enunciar que por una cuestión de derecho intertemporal, los planteos recursivos que llegan a estudio deberán ser resueltos al amparo del derogado Código C.il de V.S..


Por último, antes de ingresar en el análisis de los recursos, entiendo oportuno recordar que en reiteradas oportunidades la CSJN ha decidido que los jueces no están obligados a analizar todos los argumentos articulados por las partes o probanzas producidas en la causa, sino únicamente aquéllos que a su juicio resulten decisivos para la resolución de la contienda (Fallos 276:132, 280:320, 303:2088, 304:819, 305:537, 307:1121).


3.1) El recurso del codemandado M.: En primer lugar, teniendo en cuenta el contenido del párrafo inicial de la expresión de agravios del recurrente, es dable recordar que el art. 246 del Cód. P.. no admite la remisión a presentaciones anteriores, ni autoriza la adhesión a la expresión de agravios de otra parte, de modo que ese segmento del recurso debe declararse desierto (art. 257, Cód. P..).


Sentado ello, cabe apuntar que el apelante objeta el fallo de primera instancia aduciendo que el mismo contiene conclusiones contradictorias que lo tornan defectuoso. En ese sentido, expresa que al rechazar la falta de legitimación pasiva planteada por R., el sentenciante sostuvo que al momento de ocurrencia del siniestro el vehículo estaba bajo la tenencia de su excónyuge, no obstante lo cual fue condenado -en los términos del art. 1.113 del Cód. C..- por el solo hecho de resultar titular registral. Afirma que al no encontrarse acreditada la relación material del titular del rodado, no es posible endilgarle responsabilidad. El recurrente insiste en que al día del accidente R. detentaba la tenencia del automotor y que la transferencia de esa tenencia -aún precaria- a B., no puede colocarlo como responsable de los daños y perjuicios acaecidos. En definitiva, considera que los mismos elementos fácticos que llevaron al aquo a confirmar la legitimación pasiva de R. para estar en juicio, son los que deben determinar el rechazo de la demanda a su respecto


En mi criterio, la contradicción que se pone de resalto como basamento de la queja en abordaje no es tal, de modo que, desde aquí anticipo la suerte adversa del planteo recursivo.


En forma liminar, diré que es cierto que en la sentencia impugnada se concluyó que el automotor dominio GYN278 "se encontraba bajo la tenencia de la Señora R. a la fecha del accidente" (fs. 524 vta.), lo cual determinó la desestimación del planteo defensivo de falta de legitimación pasiva que ella dedujera. Pero también debe decirse que más adelante, el aquo resolvió condenar al apelante por revestir, a la fecha del evento dañoso, la titularidad registral del vehículo en cuestión.


Más allá de la inconveniencia del término empleado ("tenencia") en el decisorio de grado para establecer la relación jurídica que en el caso existió entre R. y la cosa mueble registrable, en mi apreciación, aquellas determinaciones a las que arribó el juzgador no revelan contradicción alguna, razón por la cual su decisión en torno a la responsabilidad del recurrente en el evento ha sido acertada.


Es que, el hecho de que M. haya transferido la guarda del automotor -bien integrante de la comunidad de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA