Sentencia Nº 6059/17 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución: 6 de Diciembre de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los seis días del mes de diciembre del año dos mil diecisiete, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "CASTRO, L.M. C/ FRIGORÍFICO GENERAL PICO S.A. S/ ACCIDENTE ACCIÓN CIVIL" (expte. Nº 6059/17 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo L. N° 1 de esta Circunscripción


El Dr. M.C.M., sorteado para emitir el primer voto, dijo:


1. Antecedentes: L.M.C. promovió demanda de daños y perjuicios (accidente acción civil) contra F. General P.S. por la suma de $ 382.000,00.- con más intereses y costas. Refiere que en el año 1.989 comenzó a trabajar en la planta frigorífica de faena de ganado que la demandada posee en esta ciudad y que el día 09/10/2013, mientras realizaba tareas de traslado de triperío y al efectuar un importante esfuerzo, sufrió un fuerte dolor en su hombro izquierdo que limitó la movilidad de su brazo izquierdo y le impidió continuar realizando labores. Expresa que a la fecha presenta una clara limitación física en su hombro derivada de aquel hecho y, también en alguna medida, de los reiterados esfuerzos a los que ha tenido que someterse para la ejecución de las tareas que venía realizando para la accionada desde hacía 24 años. Funda su reclamo en lo dispuesto por el art. 1.113, párrafo segundo, del derogado Código Civil y reclama resarcimiento en base a los siguientes conceptos: daño material - incapacidad sobreviniente ($ 317.000,00.-) y daño moral ($ 65.000,00.-).- - -


F. General P.S. contestó la demanda y pidió su rechazo y/o adecuación a los reales términos de la verdad jurídica. Afirmó que la intención del actor es percibir una indemnización a la que no tiene derecho ya que en todas las instancias administrativas se determinó la naturaleza no laboral del supuesto padecimiento del actor. También señaló que no hay mención específica sobre la forma en la que se habría provocado el daño, ni explicación de por qué ello habría lesionado al actor. Denunció que los rubros demandados eran excesivos


La audiencia de conciliación realizada a fs. 66 no arrojó resultados positivos. Abierta la causa a prueba, se produjeron las indicadas en el certificado actuarial obrante a fs. 79/80


La jueza de grado dictó sentencia a fs. 191/200 vta. e hizo lugar a la demanda, condenando a F. General P.S. a abonar la suma de $ 200.250,00.- más intereses y le impuso las costas del proceso


Ambas partes dedujeron recurso de apelación contra dicho pronunciamiento (fs. 204/205). La demandada expresó agravios a fs. 214/216, los que fueron contestados por el actor a fs. 218/223. Mientras que este último fundó su recurso a fs. 225/228 vta. y el mismo fue respondido por la accionada a fs. 233/234 vta


2. La sentencia. Para brindarle favorable recepción al reclamo del actor, la magistrada de primera instancia sostuvo que la pericia médica concretada en la causa -no impugnada- era una prueba decisiva y categórica del nexo causal existente entre la dolencia incapacitante de C. y el hecho súbito y violento ocurrido el día 09/10/2013, y las tareas cumplidas en el curso de la prestación laboral que demandaban reiterados movimientos de fuerza durante la jornada laboral. En tal sentido, consideró que se encontraban reunidos los presupuestos de la responsabilidad objetiva prevista por el art. 1.113 del Código Civil, vigente a la época en que se produjera el daño, y concluyó que la demandada resultaba responsable del mismo. Finalmente, acogió -en forma parcial- el reclamo de reparación de los rubros incapacidad sobreviniente y daño moral.


3. Los agravios de los apelantes: En una apretada síntesis puede decirse que, por un lado, la empresa demandada cuestiona la sentencia de primera instancia esgrimiendo la debilidad de las consideraciones allí vertidas en orden al nexo de causalidad y por el modo en que se impusieron las costas del proceso. En tanto el actor, agrede el fallo al entender que resulta exiguo e insuficiente el monto indemnizatorio otorgado en concepto de incapacidad sobreviniente.


Pues bien, razones de orden práctico y metodológico imponen abordar el tratamiento de los agravios formulados por los apelantes en el orden que se irá consignando a continuación. Veamos.


3.1. La persona jurídica accionada se agravia porque considera que han sido débiles los argumentos brindados por el a quo para sostener el nexo de causalidad en el caso concreto. En relación a dicho presupuesto de la responsabilidad civil, aduce que la demanda resulta imprecisa y lo propio ocurre con la decisión impugnada. Reitera alegaciones formuladas al contestar la acción instaurada en su contra y denuncia una decisión voluntarista de la sentenciante, al limitarse a considerar la realización por parte del trabajador de repetidas tareas de fuerza con virtualidad para provocar lesiones pero sin referirse a un hecho concreto, lo cual según afirma, no alcanza para fundar un veredicto de condena.


En mi apreciación, este aspecto del recurso limita con la deserción, pues lejos está de embestir de modo concreto y razonado los argumentos de los cuales se valió la sentenciante para tener por acreditado el nexo de causalidad en el caso concreto.


Es del caso reseñar que en el escrito postulatorio se describió el fuerte dolor en el hombro izquierdo que C. habría sufrido en la jornada laboral del día 09/10/2013, al efectuar un importante esfuerzo al levantar la parte trasera de un carro a fin de verter en una bandeja las tripas que transportaba. Vale decir que ese suceso motivó la denuncia de accidente de trabajo que F. General P.S. formulara ante QBE Seguros La Buenos Aires (fs. 16). Pero además, es notorio que el trabajador vinculó su dolencia física a los reiterados esfuerzos a los que habría sido sometido ese hombro, para la ejecución de tareas que venía desempeñando desde hacía 24 años.


Al sentenciar, la jueza dijo que el presupuesto del nexo causal se encontraba sobradamente demostrado, pues más allá que ninguno de los testigos había presenciado en forma directa el hecho ocurrido en la planta frigorífica el día 09/10/2013, destacó que esos testimonios eran veraces y creíbles -apreciación que comparto plenamente- al describir la habitualidad de movimientos y fuerza de brazos exigidas al operario -en este caso al actor- para desplazar el carro con restos de animal vacuno, para luego levantarlo y volcar su carga (40 o 45 kgs.) en una bandeja. Agregó que esa exigencia en el miembro superior del demandante se reiteró a lo largo de la prestación laboral.


Asimismo, la magistrada calificó a la pericia médica practicada en el expediente como una prueba categórica del nexo causal entre la incapacidad padecida por C., producto del hecho súbito y violento acaecido el día 09/10/2013, y de las labores desarrolladas en el curso de la relación laboral.-


A esta altura no está de más señalar que al contestar demanda, la accionada manifestó que "El actor ingresó a trabajar para mi mandante en la fecha y tareas que él mismo refiere" (fs. 51 vta., el subrayado es de mi autoría).


Por otra parte, aquí es preciso recordar que según calificada doctrina, el sistema de la causalidad adecuada que adopta nuestra legislación no requiere la fatalidad o necesidad en la imputación de las consecuencias del hecho, pero tampoco se satisface con la mera probabilidad o eventualidad de que éste las haya generado. Es decir, no es menester certeza absoluta, sino seria probabilidad, que supere el nivel conjetural. Dentro de este orden de ideas se ha señalado que el nexo causal no requiere de prueba acabada de la existencia de una causa de orden físico, sino que es ante todo un juicio de probabilidad: el que dadas las circunstancias de modalidad, tiempo y lugar, el efecto dañoso debe atribuirse al hecho ejecutado, según el curso natural y ordinario de las cosas (Z. de González, "Resarcimiento de daños", 3- "El proceso de daños", p. 179, 2a. ed. act.).


En orden con esa línea argumental, ahora...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA