Sentencia Nº 5900/16 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución:13 de Febrero de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

[CCGP]CIRAUDO, M. A.-13.02.2017

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los trece días del mes de febrero del año dos mil diecisiete, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "CIRAUDO, M.A. C/ Compañía Argentina de Granos S.A. S/ LABORAL" (expte. Nº 5900/16 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo L. N° 1 de esta Circunscripción. -

- El Dr. R.F.R., sorteado para emitir el primer voto, dijo:

- Sentencia del Aquo: A fs. 238/243 vta. el a quo dicta la sentencia cuestionada en la apelación vertida por el recurrente. La magistrada de primera instancia realiza un pormenorizado relato de los hechos del expediente a fs. 238/238 vta., a los cuales me remito por razones de brevedad. La jueza señala en primer lugar que el nudo de la litis se centra en examinar si los hechos alegados por la patronal constituyen injuria para el despido con justa causa. Dice que el actor trabajaba para la demandada en la categoría "balancero", conforme a la CCT 574/10, transcribiendo las cláusulas que describen las tareas que efectúa quien ostenta dicha categoría. Por su parte la sentenciante describe los testimonios de los testigos que relatan las tareas efectuadas por el actor, consistentes en "pesar" los camiones, hacer las cartas de porte, pesar los operativos y hacer los papeles. –

Expone que el trabajador habitaba una vivienda ubicada dentro del predio de la planta de acopio. Por supuestas irregularidades ocurridas en la mencionada planta la demandada decidió realizar una auditoría interna, en la cual el trabajador pudo efectuar su descargo. Se le imputa haber sido negligente por una irregularidad cometida por un contratista, que fuera la sustracción de 45 tn. de maíz de la planta, describiendo la jueza puntualmente dicha imputación. El trabajador en su descargo niega terminantemente dichas imputaciones, lo que se transcribe en la sentencia y que obra a fs. 54/55 de estos actuados. Sin perjuicio del descargo el empleador remite carta-documento despidiendo con causa al actor, misiva que es transcripta en la sentencia, la que es respondida por el trabajador negando haber realizado acciones negligentes; la empleadora a pesar de ello ratifica los términos de su primera carta-documento y pone a disposición la certificación de servicios. -

Con referencia a la injuria invocada por la patronal la jueza comienza describiendo las funciones del "balancero", para luego explicar que la accionada funda su decisión extintiva en que ha constatado un faltante de cereal en la planta de H.L., acompañando un acta de denuncia formulada por el supervisor G.I., hecho ocurrido en enero de 2.013, y que además de Ciraudo estuviera vinculado a otra persona. Aclara que de las constancias de autos surge que la empresa contaba con un encargado de planta, describiendo las tareas del mismo, identificándolo como J.P.. Agrega la jueza que esta sola circunstancia estaría limitando la responsabilidad de Ciraudo respecto del control y custodia de los bienes de la patronal.

La sentenciante afirma que la pérdida de confianza invocada por la empleadora debe asentarse sobre hechos concretos, puntuales y verosímiles, por cuanto ella misma contiene un matiz de subjetividad, y cita doctrina en favor de lo expresado. Sostiene que corresponde al injuriado acreditar los hechos objetivos en que fundó la injuria; en ese sentido la jueza descarta la prueba testimonial ofrecida por el demandado atento a la subjetividad de los testimonios, al ser empleados de la demandada. Agrega que los hechos supuestamente cometidos en enero de 2.013 recién se denuncian el 20 de marzo de 2.013, involucrando a otras personas que no están más en la empresa. Observa el aquo que no se acreditó que existiera denuncia penal del hecho, ni surgen las circunstancias de la investigación que se pueda responsabilizar a Ciraudo de los hechos. -

La jueza afirma que la demandada sostiene su decisión de despido con causa con fundamento en la auditoría interna realizada, la cual es insuficiente para acreditar que los hechos constatados resultan imputables al trabajador, requiriéndose de otras pruebas que lleven al juzgador a la convicción de la ocurrencia de los hechos que provocaron la ruptura del vínculo laboral, y cita jurisprudencia e inclusive transcribe un párrafo de un antecedente jurisprudencial de esta Alzada. Concluye la magistrada que las citadas actuaciones no alcanzan para acreditar los hechos referidos a la aludida pérdida de confianza, citando doctrina y jurisprudencia. -

Determinada la procedencia de la indemnización, la jueza realiza la liquidación pertinente arribando a la suma de $ 141.830,79, a los cuales le adiciona intereses a la tasa activa del banco de La Pampa para préstamos financieros a 90 días, impone las costas a la accionada y regula los honorarios profesionales.

Agravios de la demandada: A fs. 251/253 presenta los agravios la parte accionada, se queja en primer término porque el aquo resolvió tener por no acreditada la justa causa del despido invocada, ignorando que Ciraudo ha sido un empleado infiel. Afirma que ha quedado acreditado el faltante de 45 tn. de cereal, el estado calamitoso del predio y de los silos bolsas; y que el actor fue observado al retirar en tres oportunidades cereal en bolsones en un carro, que además se agrega que vivió en el predio, y señala que el hecho que hayan intervenido otras personas no modifica el obrar infiel del trabajador.

Describe, apoyado en doctrina, la definición de infidelidad, que contraría la buena fe consagrada en el art. 63 de la L.C.T., agregando que su parte puso la confianza en Ciraudo para que custodiara sus bienes, pero fue defraudado por el accionar del trabajador, generando esa pérdida de confianza que invoca, citando jurisprudencia en su favor. Señala que no se requiere de una conducta dolosa, sólo basta que se configure el hecho atribuido, citando nuevamente jurisprudencia en su favor. Afirma que el trabajador ha omitido las diligencias necesarias y elementales destinadas a conservar dichos bienes, ya que él estaba a cargo del pesaje de cereal que entraba y salía del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA