Sentencia Nº 5805/16 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2016

Fecha de Resolución:20 de Octubre de 2016
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veinte días del mes de octubre del año dos mil dieciséis, se reúne en ACUERDO la SALA B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "A, A. C/ B, V. A. S/ INCIDENTE DE MODIFICACIÓN DE TENENCIA" (expte. Nº 5805/16 r.C.A.), venidos del Juzgado de la Familia y del Menor N° 1 de esta Circunscripción. - El Dr. Rodolfo Fabián RODRÍGUEZ, sorteado para emitir el primer voto, dijo I) Sentencia de Grado: I.- A fs. 176/181 el a quo dicta la Resolución cuestionada por la recurrente. El magistrado de Primera Instancia realiza un pormenorizado relato de los hechos del expediente a fs. 176/179, a los cuales me remito por razones de brevedad. Expone que la presente litis tiene por objeto el cambio de tenencia de su hijo menor de edad A. A., que viene ejerciendo su progenitora, la demandada V. A. B., por acuerdo de los propios padres homologado judicialmente. Dice que el régimen de visitas se cumple satisfactoriamente; agregando que el menor G. A. convive con su madre desde hace más de siete años, compartiendo el espacio familiar con M. A., su media hermana y la actual pareja de la madre H. A. A., cursa sus estudios en la escuela 57 sin problemas de comportamiento, ni de rendimiento escolar, practica deporte y realiza estudios de inglés.- - A la luz de las pruebas, el Juez afirma que la idoneidad de los padres no merece objeción. Luego expone que el menor ha sido oído en audiencia, en la cual ha manifestado que no tiene problemas en compartir tiempo con cada uno de los progenitores, por lo cual interpreta que el menor no ha tomado una decisión de vivir con su padre II.- Señala que del material probatorio no surge que el niño haya manifestado querer ir a vivir con su padre, y trae a colación el informe pericial psicológico en el que se resalta el hostigamiento de los padres respecto del menor por esta circunstancia. El sentenciante no le otorga mayor relevancia a la prueba testimonial; ayudado por jurisprudencia que cita, afirma que para modificar la situación existente deben acreditarse razones de gravedad para producir la alteración de la tenencia; y de la prueba producida deduce que el adolescente no se encuentra sometido a riesgos físicos o morales, ni existen cuestionamientos de vinculación afectiva con sus padres Describe el dictamen del asesor de menores, concluyendo que la custodia es ejercida positivamente por la madre, manteniendo un régimen de visitas fluido con su padre. - Por los motivos indicados rechaza la petición del padre del menor, manteniendo el statu-quo vigente; impone las costas por su orden y regula los honorarios profesionales Agravios del actor: - I.- A fs. 189/195 expone sus agravios A. A., quien se queja, en primer término, de la decisión del magistrado de grado, porque considera que el menor no ha sido indagado sobre el objeto de autos. Destaca que en la audiencia de fs. 151 en que se escuchó al niño, hoy adolescente, no estuvo presente el equipo técnico del Tribunal. Cita las palabras del menor en la audiencia, y resalta que no fue interrogado sobre sus deseos acerca de con cuál de los progenitores desea convivir, quejándose de que el magistrado igualmente concluyera que G. no ha tomado la decisión de vivir con su padre, cuando no se le preguntó específicamente tal cuestión. Por ello el recurrente observa que la audiencia fue inoficiosa ya que el juez no consultó al menor sobre cuestiones vinculadas a la convivencia, coligiendo que el a quo funda el fallo sobre esa audiencia que fue tomada sin el asesoramiento del equipo técnico y por esa circunstancia entiende que ese punto del fallo en crisis carece de motivación. - II.- Por otra parte se queja de la sentencia en cuanto a que incurre en contradicciones además de la escasa eficacia probatoria que le otorga el a quo a los informes técnicos y periciales producidos en autos. Observa que el juez no tuvo en cuenta lo que señala el informe de fs. 99/100 en cuanto al deseo del menor de vivir con su padre, así como también respecto a la imposibilidad de decirle esto a su madre, por lo que G. le solicita a su terapeuta que le plantee a su madre los deseos de vivir con su padre, transcribiendo el apelante párrafos del citado informe. Insiste el recurrente que el juez desechó lo dicho por este informe en su Resolución
III.- También advierte el recurrente que el magistrado de grado no valora el informe pericial de fs. 119/132, transcribiendo un párrafo del mismo, en el que el menor no revela todo lo que quiere por miedo a las represalias de sus progenitores. Por otra parte dice que en el informe se expone la convivencia del actual adolescente con su hermana y la pareja de su madre, que el a quo no apreció en el fallo en crisis, transcribiendo nuevamente párrafos de la pericia. Así concluye que el dictamen pericial se refiere a una madre que ejerce sobre el niño una fuerte presión psicológica, cuestión que surge de los test. Critica la sentencia porque hace permanecer al menor en un hogar adverso para su salud psíquica. IV.- Le resulta agraviante al apelante que el juez funde su sentencia en las escuetas opiniones del menor, cuando éste no pudo expresar libremente sus deseos. También critica el dictamen del Asesor de Menores por no tener en cuenta el informe psicológico de autos, en el que surge que existen condicionantes en el vínculo maternofilial que le impiden expresarse libremente. Señala que no hay prueba en autos que permita inferir que la modificación del statu-quo imperante pueda dañar la personalidad del menor, siendo contrario a ello lo dictaminado por la pericia psicológica. Finalmente dice que G. disfruta plenamente en la compañía de su padre, y ello no puede ser impedido sin argumentos sustentables....

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA