Sentencia Nº 5744/16 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2016

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2016
 
EXTRACTO GRATUITO

[CCGP]J., M. L.-05.07.2016

En la ciudad de General P., provincia de La Pampa, a los cinco días del mes de julio del año dos mil dieciséis, se reúne en ACUERDO la Sala B de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "J., M.L. C/ MELADO, L.J.S./ LABORAL" (expte. Nº 5744/16 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo L. de esta Circunscripción y existiendo unanimidad (art. 257, C.P..) la SALA dijo:

  1. El trámite: A fs. 14/20 vta. M.L.J. promovió demanda laboral por despido contra J.L.M., manifestando haberse desempeñado a las órdenes de éste entre el 20/12/2009 y el 08/01/2013, realizando tareas de carga y descarga de mercadería (fletes). Refiere haber sido despedido verbalmente y que luego de solicitar fehacientemente se aclarara su situación laboral obtuvo una respuesta contraria a la buena fe, por lo que se consideró injuriado y despedido. En virtud de los diversos conceptos que integran su pretensión, reclama la suma de $ 178.947,84 con más intereses y costas.

El accionado contestó la demanda instaurada en su contra a fs. 33/38 vta., negando rotundamente la existencia de la relación laboral invocada por el demandante y esgrimiendo en tal sentido que él, entre el 24/04/2006 y el 20/11/2012, prestó servicios en relación de dependencia para la firma P. de Oro S.R.L., repartiendo y cobrando la mercadería entregada en esta ciudad para esa distribuidora. Impugna íntegramente la liquidación practicada por el actor y solicita el entero rechazo de la acción, con costas.

La audiencia de conciliación celebrada a fs. 44/46 fracasó, abriéndose en dicho acto la causa a prueba, produciéndose las que indica el certificado actuarial de fs. 51/52.

A fs. 222, aduciendo la relación existente entre los hechos invocados, las pruebas producidas en el proceso y en los autos caratulados "M., L.J.c.P. de Oro SRL s/L." (Expte. L 42.797), a fin de evitar el dictado de sentencias contradictorias, el a quo dispuso la suspensión del juicio hasta que ambas causas estuvieran en condiciones de ser sentenciadas.

En tanto que, a fs. 228 regresaron las actuaciones para el dictado de la sentencia definitiva de primera instancia, la que se pronunció a fs. 229/233 vta. Por su intermedio, la jueza decretó el rechazo de la demanda e impuso las costas al actor vencido.

Apeló el actor, expresando agravios a fs. 245/249 vta., los que fueron contestados a fs. 251/252. -

  1. Recurso del actor: El actor expresa sentirse agraviado porque el a quo, a través de una errónea apreciación de hechos y pruebas producidas en la causa, concluyó que no existió vinculación laboral con el demandado. En tal sentido, señala que pese a dicho marco, la jueza no aplicó la presunción prevista por el art. 23 de la LCT, ni desplazó la carga probatoria hacia la contraria. -
  2. Los fundamentos de la sentencia apelada. A los efectos de un adecuado abordaje y resolución de la apelación intentada, es conveniente dejar sentado que para decidir del modo en que lo hizo, la sentenciante fundamentó su pronunciamiento en las siguientes bases: a) en función de lo resuelto en el expediente n° L 42.797 caratulado "M., L.J.c.P. de Oro S.R.L. s/L.", afirmó la existencia de relación laboral de dependencia entre el aquí accionado y la persona jurídica P. de Oro S.R.L., asegurando que, indudablemente, dicha vinculación laboral era conocida por J.; b) que el actor y demandado en autos repartían mercaderías que los comercios adquirían a la firma P. de Oro S.R.L.; c) que la figura de J., en la relación que uniera a M. con P. de Oro SRL, encuadraba en la prevista por el art. 28 de la LCT y; d) que M. no resulta responsable ante las tareas realizadas por J., pues beneficiaban a P. de Oro S.R.L., al no haberse acreditado que aquél fuera un empresario del transporte. –

4. El agravio: Como se ha indicado más arriba, el actor se agravió porque, en base a una errónea apreciación de la prueba producida y los hechos, la Sentenciante no aplicó el art. 23 LCT y concluyó que entre las partes no existía una relación laboral. –

Desde aquí debe decirse que la queja del apelante, ab initio, se enfrenta con un obstáculo infranqueable: la cosa juzgada material. -

En el pronunciamiento recurrido se destacó que los hechos que daban origen al proceso tenían "directa relación" (fs. 231) con los autos caratulados "M., L.J. c/ Distribuidora P. de Oro S.R.L. s/ L." (Expte. L 42.797), los que se han tenido a la vista. C. apuntar que en esa causa M. instauró un reclamo indemnizatorio por despido indirecto -que obtuvo favorable recepción- concluyéndose en los considerandos del veredicto que "…la vinculación entre M. y 'Distribuidora P. de Oro SRL' no fue la de un contrato de transporte o locación de servicios, esa modalidad contractual simulada mediante la facturación del servicio prestado ocultaba un verdadero vínculo laboral, con las consecuencias que su existencia genera para el trabajador subordinado…". Es de significación añadir que la sentencia dictada a fs. 223/233 vta. del aludido expediente adquirió firmeza, de lo que dan cuenta las constancias allí obrantes a fs. 247/248. -

Pues bien, luego de un detenido análisis comparativo de ambos litigios laborales, cabe colegir que en el caso es tan indiscutible la ausencia de verificación de la triple...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA