Sentencia Nº 5719/15 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2017

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintitrés días del mes de febrero del año dos mil diecisiete, se reúne en ACUERDO la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados "ALONSO, N.F.C./ NIETO, H.W.S./ PROCESO LABORAL" (expte. Nº 5719/15 r.C.A.), venidos del Juzgado Civil de Primera Instancia N° 1 de esta Circunscripción. -

- El Dr. R.F.R., sorteado para emitir el primer voto, dijo:

- Plataforma Fáctica: El actor N.F.A. incoa demanda laboral contra H.W.N., por la suma de $ 150.794,61 con más intereses, importe que se corresponde con diferencias salariales y otros rubros emergentes del distracto. Aduce que se desempeñó como chofer para el demandado distribuyendo, en gran medida, cereales, efectuando 3.000 km semanales. Afirma que la relación comenzó el día 2 de enero de 2.001 y concluyó el 27/05/2.011 en que se consideró despedido. El demandado NIETO contesta señalando que comenzó con su actividad de transportes de carga en noviembre de 2.007 hasta abril de 2.008 conduciendo él mismo su propio camión; pero después de esa fecha y hasta agosto de 2.009 no tuvo ni explotó camiones. En agosto de 2.009 adquirió el camión Scania dominio AVL 551 que el propio demandado conducía, haciéndolo también en algunas oportunidades su único chofer, el Sr. J.L.O.; aduciendo que el actor sólo realizó tres changas, dos en octubre de 2.010 y otra en enero de 2.011, negando por ello la existencia de una relación laboral. -

- Sentencia del magistrado de grado: A fs. 423/428 el aquo dicta la sentencia cuestionada en las apelaciones vertidas por los recurrentes. El magistrado de Primera Instancia realiza un pormenorizado relato de los hechos del expediente a fs. 423/424 vta., a los cuales me remito por razones de brevedad; señala que en primer término lo que debe resolverse es la existencia de relación laboral entre las partes, y que para ello seguirá el criterio de la primacía de la realidad por encima de las interpretaciones de las partes, por lo que se tendrá presente el principio de unidad de la prueba, cita doctrina y jurisprudencia en ese sentido. El aquo observa que el actor aduce haber trabajado durante más de diez años y el demandado niega la existencia de la relación laboral. Dice el juez que el accionado reconoció desempeñarse en el transporte de cargas desde noviembre de 2.007 y que desarrolló su actividad en un camión SCANIA dominio AVL-551. Agrega que el accionante contaba con aptitud psicofísica para la realización del transporte de cargas, además poseía el carnet para conducir camiones. Analiza la documentación que se encuentra en poder del demandado, tales como tickets, remitos, bonos de desinfección del camión; aduciendo que esa documentación sólo la pudo haber tenido en su poder el actor por el hecho de haber mantenido una relación de confianza de cierta duración con el demandado, y así enumera más documentación en ese sentido. Luego el aquo señala que la prueba testimonial corrobora lo que surge de la documental, y observa puntualmente las declaraciones de los testigos en referencia a la existencia de una relación de trabajo. Aclara que el Sr. O., quien era la persona que presuntamente conducía el camión del demandado, fue registrado como empleado una vez finalizada la relación con el actor, y que el hecho de que el trabajador prestara servicios para otra persona no enerva la relación laboral mantenida con el demandado. También el magistrado esgrime que la falta de presentación de libros por parte del empleador genera una fuerte presunción en su contra y en favor de las afirmaciones del trabajador. Por otra parte dice que el CCT 49/89 obliga al empleador a llevar una planilla de control de kilometraje rubricada, y para el caso de incumplimiento, le otorga la posibilidad al empleado de hacer el reclamo con una declaración jurada de su parte. Considera al trabajador como chofer de primera categoría, limitando la relación laboral al plazo que se extiende desde noviembre de 2.007 hasta el 27 de mayo de 2.011 en que se consideró despedido. Por otra parte, el sentenciante aclara que no se discute la forma de extinción del vínculo, ni las consecuencias indemnizatorias derivadas de aquélla, por lo cual sólo fija la fecha de extinción a los efectos del cálculo indemnizatorio. En cuanto al reclamo de los rubros el magistrado señala que el demandado no ha acompañado una prueba de peso para desvirtuar la declaración jurada del kilometraje recorrido efectuada por el actor, pero toma como fecha de ingreso el mes de noviembre de 2.007. Además, el aquo aduce que como el accionado ha negado la existencia de la relación laboral, pero luego se tuvo por acreditada, al no existir constancia de pago de los rubros reclamados, éstos son acogidos conforme lo detalla el propio juez a fs. 427 vta./428. Por lo analizado hace lugar parcialmente a la demanda y condena a H.W.N. a pagar la suma de $ 100.073,14 con más sus intereses, impone las costas a la demandada y regula los honorarios profesionales.

- Agravios del demandado: El accionado a fs. 438/447 expresa sus agravios contra la sentencia del aquo, y se queja porque el sentenciante dio por acreditada la existencia de una relación laboral. Observa que éste estableció la relación laboral sobre la base de presunciones, las cuales sólo juegan cuando se ha acreditado la prestación de servicios que, a criterio del apelante, no está demostrada; además afirma que la declaración testimonial por sí sola no basta para probar una relación laboral. Señala que la prueba documental contradice lo dicho por los testigos en autos. Relata que desde el mes de noviembre de 2.007 y hasta el mes de abril de 2.008 desarrolló su actividad con un camión marca Mercedes-Benz dominio TPH-648 y un acoplado. Desde el mes de abril de 2.008 hasta el mes de agosto de 2.009 no tuvo ni explotó ningún camión. Asevera que justamente en el mes de agosto de 2.009 adquirió el camión Scania dominio AVL-551, y que nunca tuvo en su poder el camión Dominio FDF-572, como aducen los testigos. Afirma que manejó su propio camión hasta que a partir del mes de agosto de 2.009 compartió la conducción del mismo con su empleado J.L.O.. Reconoce que el actor realizó tres changas en forma esporádica, dos durante la última semana del mes de octubre de 2.010 y la restante la tercera semana de enero de 2.011, con lo cual, concluidas las mismas se abonaron correctamente, y que dichas changas coincidieron con que el chofer J.L.O. gozaba de licencia. A. consistían en ser acompañante del camión que conducía su parte, ya que el actor nunca condujo camión alguno de propiedad de éste. Enumera cierta documental que según su criterio surge con claridad que el actor realizó una serie de fletes como chofer para otras personas durante el tiempo que dijo haber trabajado para el accionado, por ello entiende que no ha habido relación laboral. Expresa el recurrente que el accionante debió acompañar cartas de porte de cereal que dice haber transportado pero no lo hizo, y ello demuestra la inexistencia de la relación laboral. A continuación describe cada una de las misivas intercambiadas entre las partes, manifestando que el aquo no las tuvo en cuenta ni evidenció las contradicciones en que incurrió el actor en el texto de las mismas, y cita jurisprudencia en su favor. Por otra parte manifiesta que el accionante reclamó una serie de rubros en los telegramas que luego no fueron peticionados en la demanda reconociendo, en consecuencia, que no tenía derecho a ese reclamo. Observa que el trabajador pide: los haberes del mes de abril; el proporcional de mayo; la integración del mes de despido y las diferencias salariales en el telegrama fechado el día 8 de julio de 2.011, pero recalca que en las dos misivas anteriores no hizo mención a esos rubros. Afirma que en los períodos de abril y mayo de 2.011, y los 22 meses anteriores el actor trabajó conduciendo camiones para la Sra. N. NIETO; por lo que infiere que el aquo realizó un análisis de la documental de forma errónea y parcial, utilizando sólo presunciones para acreditar la relación laboral, cita jurisprudencia en su favor. Posteriormente describe puntualmente cada prueba documental glosada en el expediente remarcando que ninguna de las mismas refiere a un hecho controvertido en autos, ni que pruebe la existencia de ninguna relación laboral. Asimismo afirma que la documentación obtenida por el actor y que contaba en su poder, lo fue por las changas que realizó, pero no por una relación laboral. Aduce que el aquo tiene por afirmado un hecho sobre la base de un remito (fs. 19) desconocido por su parte a fs. 90, sin que el demandado haya reconocido esa documental; agrega que también el ticket de fs. 9 referido a una pesada del día 31/01/2.011 sólo demuestra una de las changas que hizo el actor. Reitera que su parte desde noviembre de 2.007 hasta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA