Sentencia Nº 5652/15 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2016

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2016
 
EXTRACTO GRATUITO

En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintiséis días del mes de julio del año dos mil dieciséis, se reúne en ACUERDO la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "NIELD, Nidia Edit C/ NEGOCIOS CORPORATIVOS S.A. S/ LABORAL" (expte. Nº 5652/15 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia en lo L. de esta Circunscripción.

El Dr. A.P.B., sorteado para emitir el primer voto, dijo: -

I. Antecedentes del Caso: a) N.E.N. el 25/01/2007 comenzó a trabajar en la sucursal de una financiera conocida con el nombre de fantasía "Agilpesos" ubicada en la calle 20 casi esquina 19 de esta ciudad, en donde se desempeñaba como empleada administrativa con la categoría "B" del CCT 130/75 de empleados de comercio. Dicha sucursal sufrió un primer robo el 26/01/2011 sin que se pudiera identificar a los delincuentes.- -

La misma sucursal habría sufrido un segundo robo el 19/07/2011. En su declaración inicial N. dijo que el día referido cuando su compañera de trabajo J.C. ya se había retirado, encontrándose sola en la financiera y en el sector de la cocina, después de las 20:00 hs. entraron al local dos sujetos con los rostros cubiertos, uno de ellos la empujó y la hizo caer al piso, y de la caja de seguridad -que en ese momento estaba abierta- y del sector de atención al público los delincuentes se llevaron $ 10.000,00. El hecho denunciado motivó la intervención inmediata de la policía, actuaciones que una vez ingresadas a Fiscalía fueron caratuladas como "Legajo N° 1702, caratulado: "Ministerio Público Fiscal c/ N.N.E. (imp.) s/ H.S.. Falsa denuncia. Dam. Agilpesos".

La empleadora procedió a despedir con causa a N.E.N. mediante carta documentos de fecha 15/08/2011 (ver carta documento de fs. 8). La trabajadora resistió dicho despido cuestionando las causas invocadas y solicitó el pago de la indemnización por despido sin causa. -

b) N.E.N. promovió demanda laboral por despido sin causa contra "NEGOCIOS CORPORATIVOS S.A." por la suma de $ 47.292,69 con más intereses (ver demanda fs. 15/24).

"NEGOCIOS CORPORATIVOS S.A." contestó la demanda a fs. 130/136 solicitando su rechazo. Dijo que una vez cerrada la instancia administrativa y para evitar estar involucrados en un juicio, en noviembre de 2011 la empresa decidió indemnizar a la actora por lo que le abonó la suma de $ 19.250,20, adjuntando como prueba el recibo de haberes que se encuentra glosado a fs. 45. La actora a fs. 141/142 desconoció la firma que figura en dicho recibo asegurando que nunca recibió el dinero referido, ofreció perito caligráfico como consultor técnico. Además en la presentación de fs. 141/142 denunció como hecho nuevo el haber tomado conocimiento de un supuesto hecho delictivo que supuestamente denunciara con posterioridad al despido la empleada J.C., referido al faltante de los talonarios de recibos manuales de pagos, por lo que solicitó se intime a la demandada a presentar los duplicados de dichos recibos. En este punto se refiere a que Correa el 18/08/2011 denunció ante Fiscalía General faltantes de talonarios de la financiera, hecho que habría ocurrido el 17/08/2011 y que Correa sospechaba de N. (ver copias de fs. 325/331). –

c) La prueba se proveyó a fs. 160/163 y se produjo en los términos que indica el certificado actuarial de fs. 168/169.

Declararon como testigos propuestos por la parte actora: V. (fs. 237/241 ), P. (fs. 243/245 ), W.I.N. (fs. 246/248 ) y B. (fs. 249/250 ); y propuestos por la demandada G. (fs. 300/302) y Correa (fs. 304/306).

Pericia caligráfica: como la actora afirmó que la firma estampada en el recibo que la demandada agregó a fs. 45 no le pertenecía, negando que haya percibido la indemnización allí liquidada, se dispuso la producción de la pericia caligráfica ofrecida por la parte demandada, resultando desinsaculada la perito calígrafo Licenciada C.A.B. quien a fs. 312/320 realizó el cuerpo de escritura, y la pericia fue presentada a fs. 339/344, concluyendo que la firma inserta en el recibo de fs. 45 ha sido realizada por la actora N.E.N.; y que el documento no ha sido borrado mediante raspado o sustancia química; y la firma fue puesta por encima de la palabra impresa "Empleado".

Por su parte el Consultor Técnico propuesto por la actora, calígrafo público nacional A.J.F., a fs. 347/ 378 también concluyó que la firma pertenecía a la trabajadora y que no existían borrados, ni raspados, ni lavados químicos en el recibo de fs. 45, aunque agregó que "El llenado del recibo de fs. 45 es posterior en el tiempo a la estampación de la firma y aclaración de firma", dictamen que fue impugnado por la demandada a fs. 393

La perito oficial a fs. 407 brindó explicaciones, las que fueron impugnadas por la actora a fs. 410/411. El tribunal pidió nueva explicativa a fs. 414 y en audiencia de fs. 416 se juntaron los dos expertos, manteniendo cada uno de ellos lo afirmado en sus respectivos dictámenes. -

- d) La sentencia de fs. 440/452 admitió parcialmente la demanda y condenó a la accionada a pagar a la actora la suma de $ 27.123,31 con más intereses. Las costas las impuso a la demandada en un 57,35% y a la actora en el 42,65%.

Para decidir del modo en que lo hizo la jueza de grado esgrimió los fundamentos siguientes: a. consideró que las causas invocadas por la empleadora para despedir a la actora no fueron acreditadas en el proceso; b. al analizar la indemnización por despido, señaló que a la trabajadora le hubiese correspondido una indemnización de $ 30.880,14; haciendo prevalecer la pericia caligráfica realizada por la perito calígrafo designada de oficio, reconoció valor probatorio al recibo de fs. 45 por lo que tuvo por acreditado que la empleadora le abonó en octubre de 2011 a la actora la suma de $ 19.250,20. Aplicó intereses al monto de la indemnización correctamente liquidada de $ 30.880,14 desde la fecha del despido (15/08/2011) hasta el 30/10/2011: $ 32.127,70, monto al que le restó la suma ya pagada de $ 19.250,20, quedando un saldo impago de $ 12.877,50 al 30/10/2011. Luego admitió la indemnización del art. 2° de la Ley 25323 en la suma de $ 14.245,81, ya expresada con intereses calculados hasta el 30/10/2011. De ese modo admitió la demanda parcialmente por la suma de $ 27.123,31 con más los intereses de la tasa promedio mixta a calcularse a partir del 30/10/2011. -

Apeló la demandada (fs. 453), quien expresó agravios a fs. 467/471, los que fueron contestados por la contraria a fs. 475/480.

Apeló la actora (fs. 455), quien expresó agravios a fs. 484/488, los que fueron contestados a fs. 490/491.

II. Recurso de la demandada:

  1. Solicita se revoque la sentencia y se rechace la demanda en todas sus partes. Se agravia porque el a quo consideró que las causales para despedir a la empleada no fueron acreditadas. Por los fundamentos que expone afirma que las causales invocadas, esto es, a. la retención de cobranza: quedó debidamente acreditada, destacando especialmente los testimonios de G. y Correa; y b. incumplimientos de las medidas de seguridad: entiende que quedó sobradamente acreditado, cuestión que fue admitida por la actora al contestar la demanda; critica lo decidido por la jueza al ignorar por completo la "falsa denuncia en que incurrió la actora", decidiendo la cuestión sin tener en cuenta todas las pruebas acumuladas en la causa penal y todo el contexto que surge de dicha causa, lo que hacía imposible proseguir la relación laboral con la actora. Agrega, entre otras cosas, que la jueza no tuvo en cuenta que la "falsa denuncia" y en el "auto robo" fueron conocidos por la empleadora luego de producido el distracto, por lo que no puede existir la extemporaneidad que se afirma en la sentencia recurrida.
  2. No se discute en autos que N.E.N. el 25/01/2007 comenzó a trabajar en la sucursal de una financiera conocida con el nombre de fantasía "Agilpesos" ubicada en la calle 20 casi esquina 19 de esta ciudad, en donde se desempeñaba como empleada administrativa con la categoría "B" del CCT 130/75 de empleados de comercio. A.L.V. trabajó junto a la actora en la financiera hasta los primeros días de abril del año 2010 (2° repregunta, fs. 237). Posteriormente entró a trabajar como administrativa M.J.C.. La titular de dicha financiera es "Gestiones Estratégicas S.A.", vinculada comercialmente a "Negocios Corporativos S.A.", siendo representante legal y cabeza visible de la empleadora el Sr. E.L.O., con domicilio en la ciudad Autónoma de Buenos Aires. La casa central de la empleadora se encuentra en la ciudad recién mencionada y la sucursal de General Pico era atendida solamente por las dos empleadas administrativas N. y Correa, no existiendo personal jerárquico en la misma. Las empleadas se encargaban de atender los clientes, de confeccionar los contratos de préstamos, de la cobranza de las cuotas, etc., todo supervisado y controlado desde casa central a través de un sistema informático. Cada una de las empleadas manejaba su propia caja y al final del día, previo realizar el arqueo respectivo, informaban por correo electrónico a casa central. En lo casos que no contaban con internet (sistema caído y/o falta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA