Sentecia definitiva Nº 56 de Secretaría Causas Orginarias y Constitucional STJ N4, 12-06-2018

Emisor:Secretaría Causas Orginarias y Constitucional STJ nº4
Número de sentencia:56
///MA, 12 de junio de 2018.
Habiéndose reunido en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores R.A.A., S.M.B., L.L.P., A.C.Z. y E.J.M., con la presencia del señor S.retario doctor E.L., para el tratamiento de los autos caratulados: "ASOCIACIÓN CIVIL ÁRBOL DE PIE C/ BONE, RAFAEL Y OTROS S/ AMPARO COLECTIVO S/APELACIÓN” (Expte.Nº 29799/18), deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden del sorteo previamente practicado.
V O T A C I O N
El Señor J. R.A.A. dijo:
ANTECEDENTES DE LA CAUSA
Llegan las presentes actuaciones a este Tribunal en virtud de los recursos de apelación interpuestos a fs. 556 por el Dr. F.A. contra la regulación de honorarios por bajos-; a fs. 561/562 y fundado a fs. 592/595 por el Dr. J.C.G., letrado apoderado del Sr. R.B.; y a fs.568/569 y fundado a fs. 585/590 por el Dr. L.A.C., letrado apoderado del Sr. J.G.G., ambos codemandados; contra la sentencia de fs. 543/553 y vta. dictada por el titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y de Minería N° 5 de la III Circunscripción Judicial con asiento de funciones en la ciudad de San Carlos de Bariloche, Dr. C.T.A., que rechazó el amparo colectivo respecto del Servicio Forestal Andino y declaró abstracta la acción de prevención interpuesta en los términos del art. 3 de la ley B 2779.
Asimismo denegó la reparación en especie (art. 5 ley B 2779) y el daño moral colectivo e impuso multa de $90.000 a los codemandados R.B., J.G.G. y J.C.B. (art. 21, ley B 2779) que debía ser abonada en el plazo de quince días mediante depósito en una cuenta especial con destino a la “Cruz Verde Rionegrina”, rechazando a su vez la multa requerida en los términos del art. 15 de la ley 4552.
Para así decidir, el magistrado consideró que tanto B. como G.G. se presentaron como socios en un proyecto en común ante vecinos y autoridades administrativas en defensa de su actuar en los inmuebles afectados, y la falta de toda prueba en contrario fue suficiente para rechazar la falta de legitimación pasiva pretendida.
En cuanto a la acción denunciada de tala indiscriminada de especies autóctonas, señaló que los requeridos utilizaron un permiso concreto otorgado (n° 04154 del 21/07/09) para la limpieza del inmueble 19-1D-0046-001-000 y así justificar su intervención en otros lotes que estarían a nombre de terceros sobre los cuales no existen constancias de haberse emitido permisos.
Con remisión al informe del Servicio Forestal Andino de fs. 88, destacó que se incurrió en un exceso en la poda de especies autóctonas, aunque ello no llegó a poner en riesgo la subsistencia de la especie en el lugar.
Consideró que la conducta de los codemandados descripta importaba un exceso en los permisos obtenidos (cf. art. 13, ley B 2779).
Entendió con relación al uso de glifosato que no se apreciaba la ilegalidad al haber sido prohibido su uso después de la presunta utilización por los accionados y al no haberse verificado nuevamente su uso desde su prohibición, correspondía declarar abstracta la acción de prevención interpuesta (art. 3, ley B 2779).
Rechazó la reparación en especie atento a que, como lo informara la Universidad Nacional del Comahue, resultaba imposible dado los años de intervención del ser humano en el lugar (al menos 80 años).
Finalmente, respecto a la reparación pecuniaria y el daño moral -si bien entendió que en el caso existe una alteración irreversible al ecosistema- consideró que no puede atribuirse todo ello a los demandados; ni un daño que pueda ser resarcible a la comunidad, ya que según el informe de la institución universitaria éste ha sido provocado por el propio desarrollo poblacional de la comunidad.
Concluyó sin embargo en un actuar ilegítimo e irresponsable por parte de los demandados al incumplir y exceder los límites de los permisos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba