Sentecia definitiva Nº 56 de Secretaría Penal STJ N2, 09-04-2018

Fecha de Resolución: 9 de Abril de 2018
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 9 de abril de 2018.
Reunidos en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Río Negro, doctores R.A.A., L.L.P., A.C.Z., S.M.B. y C.R. -este último por subrogancia-, según surge del acta de audiencia obrante a fs. 220, con la presencia del señor Secretario doctor W.A., para el tratamiento de los autos caratulados “CASTILLO RODRÍGUEZ, G.F.s.ón ilegítima de la libertad agravada s/Casación” (Expte.Nº 29592/7 STJ), elevados por la Cámara Primera en lo Criminal de la IVª Circunscripción Judicial con asiento de funciones en Cipolletti, deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe el Actuario. Se transcriben a continuación los votos emitidos, en conformidad con el orden del sorteo previamente practicado, respecto de las siguientes:
C U E S T I O N E S
1ª ¿Es fundado el recurso?
2ª ¿Qué pronunciamiento corresponde?
V O T A C I Ó N
A la primera cuestión el señor Juez doctor R.A.A. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
Mediante sentencia interlocutoria Nº 319, de fecha 2 de octubre de 2017, la Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti resolvió, por mayoría, rechazar la excarcelación de G.F.C.R. solicitada por el señor Defensor Oficial doctor M.S.N., sin costas (art. 287 contrario sensu C.P.P. Ley P 2107).
Contra lo decidido la defensa interpuso recurso de casación, que fue concedido por el a quo y posteriormente este Cuerpo admitió. Se dispuso entonces que el expediente quedara por diez días en la Oficina para su examen por parte de la Defensa. Asimismo, se dio intervención a la Defensoría General -que sostuvo el recurso a fs. 207/208 vta. y a la F.ía General.
Realizada la audiencia prevista en los arts. 435 y 438 del Código Procesal Penal -a la que compareció el señor F. General doctor M.Á. quien, ante la ausencia de la contraparte, manifestó que no habría de alegar y solicitó la incorporación de su escrito de breves notas, agregado a fs. 214/219-, los autos han quedado en condiciones de ser tratados.
/// 2. Agravios del recurso de casación:
La Defensa afirma que la sentencia causa un gravamen irreparable a los intereses del imputado, por mantenerlo preso cuando debería estar en libertad. Alega la existencia de vicios in procedendo, por inobservancia de la ley procesal constitucional (conf. art. 7 inc. 2 CADH), así como también la arbitrariedad de lo decidido.
Señala que, más allá de la distinción entre plazo razonable para ser juzgado y la circunstancia de que la sentencia pase en autoridad de cosa juzgada, deben respetarse los lineamientos establecido por este Superior Tribunal de Justicia, que a su entender ha fijado una postura clara y terminante al respecto cuando, siguiendo lo establecido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo “L.F. y por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, ha sostenido que, aun existiendo una condena -en la medida en que esta no se encuentre firme-, toda prisión que se disponga es de tipo cautelar y, por lo tanto, corresponderá también extremar los recaudos en la evaluación de la procedencia de tal medida. Cita la doctrina legal referida y alega que su defendido debe ser excarcelado, ya que la actual privación de la libertad carece de sustento legal.
Afirma que el límite máximo debe ser siempre respetado y acatado, y que eventualmente puede optarse por otra medida cautelar menos lesiva.
Alude a precedentes de la Corte Suprema de Justicia sobre el tema y agrega que la prisión preventiva se fijó para asegurar la realización del juicio, por lo que ya perdió su fundamento. Manifiesta que la norma procesal es clara en cuanto a que el imputado debe permanecer en libertad durante la sustanciación del proceso penal, y refiere las condiciones que deben cumplir las medidas cautelares.
Admite que es cierto que la culpabilidad de G.F.C.R. se encuentra firme, pero que el monto de la pena aún no lo está, cuestión que siempre fue impugnada por su parte. Así, entiende que “en nada afecta al pedido de excarcelación realizado, ya que en caso de que la Corte Suprema haga lugar al Recurso -lo que es posible-, mi asistido ya se encontraría en condiciones de obtener la libertad condicional (en juicio se pidió que se le imponga una pena de 4 años de prisión)”.
Reitera que ha transcurrido holgadamente el plazo máximo de tres años y seis meses, por demás razonable, y que la sentencia no se encuentra firme, además de que, según afirma, no existe ningún peligro procesal.
///2. Concluye que lo decidido carece de fundamentos suficientes para rechazar el pedido de excarcelación, por lo que entiende que se han menoscabado las elementales garantías de que goza un ciudadano que es parte en un proceso y se ha incurrido en arbitrariedad por omisión de las disposiciones de rango constitucional.
Mantiene la reserva del caso federal y, finalmente, solicita que se case la resolución recurrida y se disponga la libertad del procesado, o bien se la anule y se reenvíe el caso para dictar una nueva conforme el criterio jurisprudencial constitucional (arts. 440 y 441 C.P.P.).
3. Escrito de sostenimiento de la Defensoría General:
La señora Defensora General sostiene el recurso de casación, por entender que se ajusta a derecho y compartir plenamente sus fundamentos.
Añade que del análisis de las presentes actuaciones surge la inexistencia de motivos legales capaces de fundar el mantenimiento de la prisión preventiva del imputado. Afirma que el voto mayoritario partió de una distinción conceptual errónea entre el derecho a ser juzgado en un plazo razonable y el plazo de la prisión preventiva y ha omitido cumplir la normativa y la doctrina legal vigente, que cita. Motiva lo anterior en que, al momento de expedirse\n-15/02/18-, C.R. llevaba más de cuatro años privado de libertad, con lo que se han superado los plazos legales establecidos en nuestra normativa de forma, por lo que pide que se haga lugar al recurso, se deje sin efecto la resolución impugnada y se le otorgue, de manera inmediata, su libertad.
4. Dictamen de la F.ía General:
El señor F. General...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA