Sentencia Nº 56 de Secretaría Causas Orginarias y Constitucional STJ N4, 03-05-2019

Fecha de Resolución: 3 de Mayo de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 3 de mayo de 2019.
Habiéndose reunido en Acuerdo los señores Jueces del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, doctores Sergio M. BAROTTO, Ricardo A. APCARIÁN, Liliana L. PICCININI, Enrique J. MANSILLA y Adriana C. ZARATIEGUI, con la presencia de la señora Secretaria subrogante doctora Silvana MUCCI, para el tratamiento de los autos caratulados: "EPUÑAN, OSCAR DANIEL S/ AMPARO (cc) S/APELACIÓN" (Expte. Nº 30257/19-STJ-), deliberaron sobre la temática del fallo a dictar, de lo que da fe la Actuaria. Se transcriben a continuación los votos emitidos, conforme al orden del sorteo previamente practicado.
V O T A C I Ó N
El señor Juez doctor Sergio M. BAROTTO dijo:
ANTECEDENTES DEL CASO
Llegan las presentes actuaciones en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 146 y fundado a fs. 154/167 por el apoderado de la Fiscalía de Estado de la Provincia de Río Negro, Dr. Sebastián Pedro Racca, contra la sentencia de fs. 133/144 dictada por el Sr. Juez Dr. Ariel Gallinger, que hizo lugar a la acción de amparo, declarando inconstitucional el art. 4 inc. c) de la ley L 3487, que establece como impedimento para ingresar a la administración pública provincial haber sido condenado por delito doloso o por delito en perjuicio de la administración pública nacional, provincial, municipal o del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ordenando al Poder Ejecutivo -a través de la Secretaría de Estado de la Niñez, Adolescencia y Familia- resolver el expediente n° 181114/17, dictando el acto administrativo pertinente en el plazo de 15 días hábiles, prescindiendo de la aplicación de aquella norma.
Para así decidir, el Magistrado consideró que el amparista no contaba con carril procesal más idóneo que le permita obtener una solución eficaz y en el tiempo oportuno. Advierte que cualquier acción contenciosa sería tardía, en función de los tiempos que insumen ese tipo de procesos.
Destaca que la naturaleza de los derechos en juego no requieren de un mayor planteo probatorio que el verificado en autos.
Expresa que no pueden las Legislaturas locales aplicar penas accesorias a las impuestas por los jueces; tampoco pueden agravar las decididas ni imponer otras distintas; y que si ello sucede, se sacrificaría la división de poderes propia del sistema republicano.
Sostiene -en coincidencia con el amparista- que no puede el propio Estado desconfiar del proceso de resocialización que pregona, estigmatizando y discriminando a las personas que han sido condenadas.
Precisa que el Sr. Epuñan tiene tres condenas, la primera a tres años de prisión por el delito de robo calificado; la segunda a prisión de un mes por el delito de robo en grado de tentativa y la tercera a tres meses de prisión -también- por robo en grado de tentativa (cf. Registro Nacional de Reincidencias, fs. 40/49 y Registro Provincial de Antecedentes, fs. 37).
Advierte como más flagrante la arbitrariedad, comparando la norma en crisis con el inc. d) del mismo artículo, que establece que no podrán ingresar a la administración pública provincial quienes se encuentren inhabilitados para el ejercicio de cargos públicos o hayan sido sancionados con exoneración o cesantía en la administración pública nacional, provincial o municipal...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA