Sentencia Nº 54488/3 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:31 de Julio de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

Santa Rosa, 31 de julio del año 2019.

VISTOS:

Los presentes autos caratulados: “JUAN, M.R.S./ recurso de casación”, legajo n° 54488/3 (reg. de esta S.); y

RESULTA:

1°) Que el defensor oficial, Dr. J.J.H. interpuso recurso de casación contra la sentencia del Tribunal de Impugnación Penal, que confirmó la decisión de la Audiencia de Juicio que condenó a M.R.J. como autor material y penalmente responsable de los delitos de abuso sexual simple y abuso sexual por sometimiento gravemente ultrajante por su duración y las circunstancias de su realización, conforme texto anterior a la Ley 27.352, todo ello agravado por haber sido cometido por el ascendiente y contra una menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia preexistente con el mismo, como delito continuado (art. 119, primer párrafo, segundo párrafo y en este supuesto en relación con el 4º párrafo, incs. b) y f), y 54 a "contrario sensu" del C.P.) a la pena de 12 años de prisión.

Invocó como agravios casatorios los previstos en los incs. 2° y 3° del art. 419 del C.P.P.)

2°) Que refirió la arbitrariedad de la sentencia por la carencia de prueba “directa e independiente” sobre la existencia del abuso sexual y la autoría de su asistido.

Precisó que no se acreditó con certeza que la presunta víctima haya sufrido abusos, aspectos que fueron rechazados por el tribunal de grado y confirmados por el a quo.

Explicó que los magistrados consideraron como elemento determinante el testimonio de la denunciante y el de su hermano.

Señaló que el abuso no se acreditó, que se trataba solo de “conjeturas” que el tribunal apreció con base en lo declarado por la presunta víctima y su hermano, indicios no corroborados con otro tipo de prueba “original y objetiva”.

Añadió que el tribunal encaminó la causa hacia un resultado condenatorio, mediante una teoría arbitraria, siendo ello ratificado por el T.I.P., circunstancia que surge del resto de los testimonios, siendo las “pruebas subjetivas” las únicas existentes en el caso.

Reseñó que respecto a la situación de violencia de género, referida por los hermanos, cuya víctima era la esposa de J., o los presuntos disparos de arma de fuego producidos por el imputado, no existe constatación policial alguna, como tampoco de manera posterior a la denuncia se comprobó su existencia, ocurriendo lo mismo con relación a la presencia de pornografía a la que se alude, por lo que requirió la absolución de su asistido.

3°) Que bajo el agravio de errónea aplicación de la ley...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA