Sentencia Nº 5430/14 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2015

Fecha de Resolución:27 de Agosto de 2015
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintisiete días del mes de agosto del año dos mil quince, se reúne en ACUERDO la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "FERNÁNDEZ, G.Á. C/ DIEHL, L.J.S./ ORDINARIO" (expte. Nº 5430/14 r.C.A.), venidos del Juzgado Civil de Primera Instancia N° 2 de esta Circunscripción El Dr. A.P.B., sorteado para emitir el primer voto, dijo - I. Llega a la alzada el expediente en virtud del recurso de apelación interpuesto por el demandado reconviniente a fs. 168 contra la sentencia de fs. 154/160
G.Á.F. promovió demanda ordinaria por cobro de pesos contra L.J.D., por la suma de $ 9.735,75 con más intereses. Mediante contrato escrito suscripto en fecha 29/07/2009, F. le arrendó a D. un predio rural de 75 hectáreas para pastoreo, que venció el 30/06/2010. Como el arrendatario permaneció en el campo hasta el 11/01/2011 (seis meses y once días), las partes suscribieron un acuerdo por escrito en fecha 11/01/2011 en el cual se dejó constancia que el arrendatario en ese momento procedió a devolver las llaves de predio rural, recuperando la tenencia del inmueble el arrendador propietario. Además determinaron la deuda devengada por dicha ocupación en la suma de $ 9.735,75, que el arrendatario D. se comprometió a pagar dentro del plazo de 30 días. Se acordó una multa diaria por cada día de retardo en el pago. Como el demandado no pagó e incurrió en mora, el actor además de reclamar el pago del capital con más intereses, en la demanda también reclamó el pago de la multa que se había convenido en el acuerdo suscripto el 11/01/2011 (fs. 17/19) - L.J.D. al contestar la demanda solicitó el rechazo de la misma y sin desconocer que adeudaba al actor la suma de $ 9.735,75, afirmó que no había incurrido en mora, que por el contrario quien lo había hecho era el acreedor dado que no concurrió al domicilio del deudor a percibir las sumas acordadas en el convenio celebrado el 11/01/2011, y además porque el actor, por no encontrarse inscripto en la AFIP, no estaba en condiciones de entregarle recibos que cumplan con todas las exigencias impositivas y legales que rigen la materia. Dijo que ofrecía el pago de las sumas reclamadas, dinero que en realidad no puso a disposición del actor al contestar la demanda (fs. 23/23 vta.) - L.J.D. introdujo reconvención que involucran dos pretensiones distintas: a) por un lado promovió acción de nulidad con relación al acuerdo de pago suscripto por las partes el 11/01/2011, pero limitada a la cláusula en donde se acordó una multa diaria por cada día de demora en el pago, afirmando que se trata de una cláusula abusiva e ilegal, extorsiva y usuraria, desproporcionada, etc., y dijo, entre otras cosas, que al acordar dicha multa, existió un aprovechamiento ilegítimo del actor contra el demandado, y sin decirlo expresamente parece mencionar el vicio de la lesión subjetiva regulado por el art. 954 del C.. Civil (fs. 23 vta./24); y b) por otro promovió demanda por cobro de pesos por la suma de $ 8.600,00. Para fundar este reclamo dijo que realizó labores en el campo para el actor en diciembre de 2010, "...consistentes en la roturación con rastra doble de 40 hectáreas, a razón de $ 140 la hectárea, y arada y siembra con sorgo granífero en 20 hectáreas, a razón de $ 150 la hectárea, totalizando los trabajos rurales $ 8.600". En subsidio y para el caso que no se admita su pretensión sobre cobro de pesos, interpuso acción judicial por enriquecimiento sin causa (ver fs. 24/24 vta. y aclaratoria, y modificación de la demanda reconvencional de fs. 26 y nueva aclaratoria de fs. 32). - El actor contestó el traslado de la reconvención a fs. 52/54 solicitando el rechazo de la misma. Dijo que con el demandado reconviniente sólo lo unió una relación contractual como lo fue el contrato de pastoreo; y luego ante su incumplimiento en entregar el predio, un acuerdo indemnizatorio por el uso indebido del campo más una multa diaria en caso de mora, que es lo que demandó en estos autos. Afirmó que dicha cláusula era perfectamente válida y legal. Con relación a la demanda por cobro de pesos, dijo que nunca contrató los servicios de D. para que realice las tareas en el predio rural que se describen en la reconvención. Además señaló que la reconvención por cobro de pesos, como la acción de enriquecimiento sin causa interpuesta en subsidio, resultaban procesalmente improcedentes, porque corresponderían a otra relación jurídica que nada tiene que ver con la demanda por cobro de pesos reclamada en virtud del convenio incumplido por el deudor demandado y, además, se tratan de pretensiones que no tienen conexidad con la pretensión invocada en la demanda (fs. 52/54). - II. El juez de grado en la sentencia de fs. 154/160 admitió la demanda por cobro de pesos interpuesta por el actor y condenó al accionado a pagar la suma de $ 9.735,75 con más intereses como se había solicitado en la demanda. También admitió el pago de la multa prevista contractualmente, pero aquí no admitió la que las partes habían acordado en el convenio suscripto el 11/01/2011 por considerarla excesiva y desproporcionada, y pretendiendo morigerar los efectos nocivos que la misma tenía para el deudor moroso, el juez a quo entendió que resultaba más equitativo aplicar la multa que las partes habían pactado en la cláusula 4° del contrato inicial de pastoreo. Con respecto al reclamo de pago de $ 8.600,00 introducido en la demanda reconvencional invocando haber realizado trabajos agrícolas en el campo de F. y por pedido de éste, la demanda en subsidio por enriquecimiento sin causa, fue rechazada porque la reconvención no se ajustaba a la normativa dispuesta por el art. 340 del C.igo Procesal, con costas. - Apeló el demandado reconviniente (fs. 168), quien expresó agravios a fs. 176/183 los que fueron contestados por el actor reconvenido a fs. 186/189. III. El recurso: 1. Con relación a la admisión de la demanda por cobro de pesos interpuesta por el actor, en la sentencia recurrida se sostuvo, que el demandado había incurrido en mora a partir del 14/06/2011, fecha en la cual por medio de carta documento fue intimado de pago por el actor (ver misiva de fs. 9). De ello se agravia concretamente y por los fundamentos que expone afirma, que quien incurrió en mora fue el acreedor; y básicamente sostiene que era el actor quien debía concurrir al domicilio del deudor a cobrar la obligación dineraria que venció el 11/02/2011 porque en el convenio de pago no se indicó domicilio de pago, y que la colaboración de F. en tal sentido resultaba imprescindible. Dice además, que para poder materializar el pago de lo adeudado, el actor F. estaba obligado a demostrar al deudor el 11/02/2011 su inscripción como contribuyente a la AFIP, "...a los fines de confeccionar la factura de recibo de dinero con las formalidades de ley, que acreditasen eficazmente a los efectos probatorios el mencionado pago por el demandado. Todo ello a los fines de evitar que este último fuese sancionado o multado por favorecer la evasión impositiva..." (sic fs. 176 vta.). En definitiva sostiene que el demandado no incurrió en mora, dado que el acreedor se negó a concurrir a su domicilio a cobrar cuando debió hacerlo y, además, porque el acreedor no se encontraba en condiciones de otorgar recibo o factura con las formalidades exigidas por la AFIP. Entiende que debe revocarse la sentencia y rechazar la demanda por cobro de pesos promovida por F., en razón de ser, dice, totalmente improcedente e infundada (fs. 177 vta.). Luego agrega que de revocarse la sentencia, también corresponde dejar sin efecto la multa admitida por el sentenciante en razón que el demandado nunca estuvo en mora. - 2. El actor G.Á.F. en fecha 29/07/2009 arrendó una fracción de campo de 75 has con destino a pastoreo a L.J.D.. El contrato de arrendamiento para pastoreo se realizó por escrito, comenzó a regir el 01/08/2009 finalizando el 30/06/2010, fecha en la cual D. debía restituir el predio rural libre de toda ocupación. El precio pactado por el arrendamiento fue el siguiente: a. desde el 01/08/2009 hasta el 31/12/2009 (5 meses), D. debía pagar $ 1.000,00 en forma mensual; b. desde el 01/01/2010 hasta el 30/06/2010 (6 meses) (fecha de finalización del contrato), el precio del alquiler se pactó en 6,500 kg de carne vacuna por hectárea (75) y por mes, pagaderos por trimestre adelantado. D. se comprometió a pagar en efectivo, entre el 1 y 5 de enero de 2010 el precio correspondiente al 1° trimestre, y entre el 1 y 5 de abril de 2010 el precio correspondiente al 2° trimestre. Para determinar el precio...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA