Sentencia Nº 5348/14 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2015

Fecha de Resolución:24 de Febrero de 2015
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veinticuatro días del mes de febrero del año dos mil quince, se reúne en ACUERDO la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "CANEPINI, F.D.C./ FRIGORÍFICO GENERAL PICO S.A. S/ ORDINARIO" (expte. Nº 5348/14 r.C.A.), venidos del Juzgado Civil de Primera Instancia N° 3 de esta Circunscripción y existiendo unanimidad (art. 257, C.P..) la CÁMARA dijo: - I. El abogado Dr. F.D.C. promovió incidente de regulación de honorarios por labores extrajudiciales contra FRIGORÍFICO GENERAL PICO S.A., reclamando el pago de la suma de $ 42.429,84, con más intereses (fs. 2/7 y ampliación de fs. 16). FRIGORÍFICO GENERAL PICO S.A. al contestar la demanda admitió que contrató los servicios profesionales del actor a los efectos de gestionar el cobro judicial y extrajudicial de deudas, y que la labor extrajudicial en la mayoría de los casos se limitó a remitir cartas documentos a distintos clientes deudores, sin obtener éxito alguno. Por los fundamentos que expuso sostuvo que al actor en concepto de honorarios por las labores extrajudiciales realizadas le correspondía percibir la suma de $ 9.603,31, a los que se deben descontar los gastos de viaje abonados por la demandada ($ 3.945,85) y la suma de $ 3.000,00 ya pagada (fs. 122/127) II. El juez de grado en la sentencia de fs. 193/198 hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó a la accionada a pagar en concepto de honorarios por labores extrajudiciales la suma de $ 12.756,69 (ya descontados los $ 3.000,00 ya percibidos) con más intereses que se deben calcular desde la fecha en que se interpuso la demanda (07/08/2012). - El juez a quo para decidir del modo en que lo hizo esgrimió los fundamentos siguientes: 1) tuvo por probado, cuestión no discutida, que la demandada contrató al actor a fin de gestionar el cobro judicial y extrajudicial de varias acreencias adeudadas por distintos clientes del frigorífico. Para fijar los emolumentos distinguió dos etapas: a) las tareas extrajudiciales realizadas por el abogado sin existir convenio escrito de honorarios hasta el 04/01/2012; y b) las tareas extrajudiciales desarrolladas a partir del 04/01/2012, fecha en que las partes suscribieron un convenio de honorarios; 2) respecto del primer período -sin convenio-, el juez tuvo por probado que la accionada le encomendó al abogado el cobro extrajudicial de $ 278.724,96 (capital + intereses), monto por el cual fueron intimados fehacientemente varios clientes. Como resultado de dichas intimaciones sólo se logró acuerdo con tres clientes (G., R. y G., quienes firmaron reconocimiento de deuda y acordaron forma de pago por un total de $ 55.953,00, monto que representa aproximadamente el 20% del total de la cartera asignada al actor para gestionar su cobro. El a quo sostuvo que resultaban aplicables los arts. 56 y 57 de la ley arancelaria, destacando que las tareas del abogado consistieron en la intimación fehaciente a todos los deudores, presumiendo que posteriormente participó en negociaciones y gestiones que generalmente preceden a la suscripción de algún tipo de acuerdo y elaboración de la documentación a dichos fines, o bien cancelatoria de la acreencia reclamada. El sentenciante afirmó que la tarea extrajudicial -en esta primer etapa sin convenio- del Dr. Canepini no se agotó en plenitud, dado que sólo se logró acuerdo con tres acreedores, desconociéndose el resultado final de las gestiones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA