Sentecia definitiva Nº 51 de Secretaría Penal STJ N2, 15-03-2017

Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
Número de sentencia:51
///MA, 15 de marzo de 2017.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: “LATUR, L.A. y URETA, D.A. s/Homicidio s/Casación” (Expte.Nº 28606/16 STJ), puestas a despacho para resolver, y
CONSIDERANDO:
Que la deliberación previa a la resolución ha concluido con el acuerdo de los señores Jueces que se transcribe a continuación.
El señor J. doctor S.M.B. dijo:
1. Antecedentes de la causa:
1.1. Mediante Sentencia definitiva Nº 38, de fecha 27 de mayo de 2016, la Cámara Tercera en lo Criminal de la IIª Circunscripción Judicial resolvió condenar a L.A.L., como partícipe necesario del delito de abuso de armas (art. 104 y 45 C.P.), a la pena de un año y tres meses de prisión de ejecución condicional y al pago de las costas del proceso (arts. 29 inc. 3º C.P. y 499 C.P.P.). Asimismo, dispuso que el nombrado deberá cumplir reglas de conducta por el plazo de dos años en los términos del art. 27 bis del Código Penal.
1.2. Contra lo decidido, los doctores J.O.C. y G.L.G., en representación de L.A.L., dedujeron recurso de casación, que fue declarado admisible por el a quo.
2. Agravios del recurso de casación:
La defensa afirma que su agravio fundamental es la atribución de manera injusta de la participación en el hecho investigado, pues tal aserto se basó únicamente en lo declarado por el testigo S..
Aduce que la esforzada y errónea argumentación referida a la imputación que dirigió S. contra L. no es sólida ni se encuentra avalada por los dichos de otros testigos.
Pone de relieve que S. nunca pudo aclarar en el juicio el motivo por el cual manifestó en su denuncia que se encontraba tomando vino en el patio de la vivienda de su padre a altas horas de la madrugada, pues en el juicio sostuvo que había bebido antes del hecho en su casa y luego continuó en la de su padre.
Relata que el citado testigo afirmó que “andaba medio en pedo” cuando le dispararon y que por eso en la denuncia señaló una distancia diferente de la del debate.
/// Considera que la sinuosa declaración de S. dista mucho de asimilarse, y menos convalidarse, con las versiones de su madre y del testigo presencial C.A.R..
Afirma en este punto -la participación- que la sentencia se ha apartado de las reglas de la sana lógica para arribar a una condena, con la consecuente vulneración de la presunción de inocencia de su asistido, máxime cuando este negó haber intervenido en el hecho.
Finalmente, expresa que las arbitrariedades enunciadas deben ser evaluadas a la luz de la doctrina y la jurisprudencia especializadas de manera que quede patentizado el perjuicio constitucional.
Por último pide que, cumplidos los trámites de ley, se disponga la absolución de L.L. por el hecho que fue juzgado.
Hecho reprochado:
En la requisitoria de elevación a juicio se atribuyó el siguiente hecho: “PRIMER HECHO: Ocurrido en fecha 16 de Diciembre de 2014, aproximadamente a las 03,00 hs en oportunidad en que M.J.M.S. se encontraba en el patio delantero de la vivienda de su padre, sita en calle C. esquina S.J. de General Roca, pasaron frente a la misma, por calle S.J. en sentido Norte-Sur, los imputados LUCAS LATUR y DAMIÁN URETA a bordo de una motocicleta 125 cc color rojo conducida por el primero de los nombrados, en tanto que el segundo iba como acompañante. Allí URETA, encontrándose aproximadamente a tres metros de SAAVEDRA, y con el fin de darle muerte, le efectuó varios disparos -entre seis o siete- con un arma de fuego que portaba sin la autorización legal -aparentemente un revólver calibre 22-, quedando el proyectil de uno de los disparos incrustado en un llavero de plástico que SAAVEDRA tenía colgado en el lado izquierdo de su tórax, no logrando por ello provocarle lesión alguna. D. luego los nombrados a la fuga del lugar a bordo del birrodado referido”.
Respecto de este hecho y del nominado segundo de la requisitoria fiscal se encuentra imputado asimismo el justiciable D.A.U., quien no fue habido para el debate, de acuerdo con el informe de la prevención (vid. fs. 363; 380 y vta.).
Análisis y solución del caso:
La defensa se agravia por la determinación de L.A.L. como partícipe del hecho reprochado, aduciendo que esa intervención se tuvo por probada con la\n///2. sola declaración del testigo M.J.M.S.F., la que presenta fisuras (sobre las oportunidades en que estuvo bebiendo vino y estaba borracho, y acerca de la distancia desde la cual dispararon los imputados) y carece de corroboración.
4.2. La impugnación carece de chances de prosperar pues la sentencia en crisis ya analizó y descartó con sobrados fundamentos los argumentos aquí reeditados.
En este sentido, el a quo dijo que la “Defensa ha negado su autoría en el mismo, señalando que sobre tal extremo existe solo el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba