Sentencia Nº 4965/12 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2012

Fecha de Resolución:27 de Diciembre de 2012
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintisiete días del mes de diciembre del año dos mil doce, se reúne en ACUERDO la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "RÍOS, A.M.C., O.A. y otros S/DESPIDO" (expte. Nº 4965/12 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 1 de esta Circunscripción y existiendo unanimidad (art. 257, C.P..) la CÁMARA dijo O.A.D., N.S.D. y S.A.D. (tales sus nombres completos), por $ 44.755,28, o lo que en más o en menos resulte de la prueba, intereses y costas, en concepto de indemnizaciones por antigüedad y falta de preaviso, aguinaldo, indemnizaciones de los arts. 16 de la ley 25.561, 1 y 2 de la ley 25.323 y 80, LCT, diferencias salariales, salarios impagos, vacaciones y entrega de la certificación de servicios (demanda de fs. 13/18) Explicó que demandaba a esas tres personas porque todas ellas le dieron órdenes, pero que ignoraba con certeza quién era su empleador, ya que no estaba registrado laboralmente. Por tal razón, pidió que, de prosperar la demanda sólo contra uno de los demandados, se lo eximiera de costas respecto de los otros Dijo que la relación comenzó en enero de 1997; al principio realizaba "tareas de esquilado de animales ovinos", y también cumplía las "vinculadas a la actividad principal de la `barraca´ de propiedad de los demandados, es decir, trabajos con cueros vacunos". Periódicamente viajaba con alguno de los demandados (la mayoría de las veces con N.D., en otras ocasiones con S.D. o con el empleado R.O., en un camión Ford 350, para comprar cueros. Dejó de viajar "cuando los demandados abren un corralón de materiales para la construcción". Empezó entonces a cumplir funciones en ese lugar, barriendo, cargando materiales, bolsas, maderas y demás productos que allí se comercializaban Vivía en una casa que era alquilada por O.A.D.. Cuando comenzaron a aparecer diferencias, este último lo intimó a desocupar el inmueble (fs. 11). – El distracto se produjo porque, cuando envió un telegrama a los demandados el 10/3/2007, intimándolos a aclarar su situación laboral, regularizar su situación y abonarle sueldos y diferencias salariales, bajo apercibimiento de darse por despedido (fs. 10), ellos rechazaron sus reclamos (fs. 7). Se dio entonces por despedido, el 17/3/2007 (fs. 9), y decidió iniciar el juicio
b) O.A.D. contestó la demanda a fs. 43/46 y pidió su rechazo con costas. Luego de diversas negativas, dijo que R. "nunca fue empleado permanente o por temporada". Explicó que "el acopio de lanas y cueros es un actividad que año a año ha ido disminuyendo en importancia con un mercado oligopólico (las curtiembres) en manos de dos o tres firmas". El volumen de operaciones no justifica más de un empleado permanente. El actor siempre trabajó con su padre -A.R.-, aunque "hasta hace aproximadamente dos años" solía contratarlo "para realizar alguna tarea en la barraca, lo que vulgarmente se denomina `changas´ que nunca superaron la semana de trabajo"; su tiempo de prestación efectivo de trabajo no superó los 40 ó 50 días anuales, desde el año 2000.- Explicó también por qué le facilitaba una vivienda al demandante (relaciones amistosas, necesidad de R.). - Dijo ser hermano de N.S.D. -que trabajó con él hasta cumplir los 65 años, "en una relación netamente filial sin carácter societario alguno"- y padre de S.A.D., que inició su actividad comercial en enero de 2005, en sociedad con otro hermano, "en los rubros de ferretería, artículos eléctricos, herramental y materiales de construcción", e incorporó a dos empleados en agosto de 2005 (fs. 41 y 42); no tiene ninguna relación con su padre.
c) N.S.D. compareció a fs. 68/71 mediante gestor y contestó la demanda. Sin embargo, como la gestión no fue ratificada, se declaró la nulidad de lo actuado (fs. 77). - - A fs. 82 se les dio por perdido a N.".D. y a S.D. el derecho de contestar la demanda. - d) El período de prueba se abrió a fs. 74 y se clausuró a fs. 104.- Alegó O.A.D. a fs. 203/206 y se dictó sentencia a fs. 220/239, haciéndose lugar a la demanda contra los tres accionados, por la suma de $ 54.725,61, intereses y costas. – e) Apeló O.A.D. y expresó agravios a fs. 260/265. Fueron contestados a fs. 267/268. N.S.D. y S.A.D. no apelaron. II) La apelación: a) Como quedó expresado, los dos últimos nombrados no recurrieron de la sentencia condenatoria que se dictó en su contra, por lo que sólo viene a consideración el recurso deducido por O.A.D., que cuestiona, en primer lugar, que el a quo haya declarado que entre él y el actor existió un vínculo laboral dependiente y permanente. Es ésta, pues, la primera cuestión a definir; del resultado que se obtenga dependerá el tratamiento de los restantes agravios. b) No es sencillo establecer si entre el apelante y el apelado hubo una relación de trabajo y, en tal caso, durante qué períodos y bajo qué...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA