Sentencia Nº 4817/11 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2012

Fecha de Resolución:17 de Abril de 2012
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los diecisiete días del mes de abril del año dos mil doce, se reúne en ACUERDO la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "DE LA FUENTE, Blanca Nieves c/UNZUE de MADERO, S. y otro s/POSESIÓN VEINTEAÑAL" (expte. Nº 4817/11 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 2 de esta Circunscripción y existiendo unanimidad (art. 257, C.P..) la CÁMARA dijo 1. Blanca Nieves DE LA FUENTE inició juicio de posesión veinteñal de los inmuebles urbanos designados catastralmente como ejido 034, circunscripción I, radio f, manzana 40, parcela 4, Partida Nº 564.717, y ejido 034, circunscripción I, radio f, manzana 40, parcela 2, Partida Nº 564.719, ambos situados en la localidad de Quemú Quemú de esta Provincia. Dirigió la demanda contra S.U. de M. y J.G., cuyos domicilios declaró desconocer, bajo juramento. Dijo que posee el primero de los inmuebles desde el año 1979 y el segundo desde el año 1988, y que abonó los impuestos inmobiliarios y las tasas, contribuciones y servicios públicos municipales correspondientes a ambos. Afirmó que ambos son baldíos, que los ha cercado con alambre, y que mantuvo el pasto cortado. Agregó documentos, ofreció pruebas y pidió que se declare la prescripción veinteñal y se haga lugar a la demanda (fs. 34/36).- Se citó por edictos a S.U. de M. y J.G. (fs. 39/44) pero no comparecieron, por lo que se designó a la Defensora para que los represente (fs. 46). La funcionaria contestó la demanda y dijo que estaría a la prueba que se produjera (fs. 47).- El período probatorio se abrió a fs. 53 y se clausuró a fs. 77. Alegó sólo la actora.- A fs. 81 la actora manifestó que había vendido los terrenos y dejó peticionado que se autorice la transferencia por tracto abreviado.- El juez rechazó la demanda, con costas. Tuvo por cumplido lo dispuesto por los incs. a) y b) del art. 24 de la ley 14.159, pero consideró insatisfecha la exigencia del inc. c), según el cual “el fallo no podrá basarse exclusivamente en la testimonial” y “será específicamente considerado el pago, por parte del poseedor, de impuestos o tasas que graven el inmueble, aunque los recibos no figuren a nombre de quien invoca la posesión”. Juzgó que la documental aportada no acreditaba que el actor haya abonado los impuestos “de manera regular y constante” y poseído el inmueble animus domini en forma pacífica e ininterrumpida durante el tiempo que la ley prevé (fs. 98/101).- Apeló la actora, quien expresó agravios a fs. 107/111. La Defensora General contestó a fs. 114/114 v..- 2. La recurrente se agravia porque el sentenciante estableció que sólo ha...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA