Sentencia Nº 4804/11 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2012

Fecha de Resolución: 1 de Enero de 2012
 
EXTRACTO GRATUITO
En la ciudad de General P., provincia de La Pampa, a los catorce días del mes de marzo del año dos mil doce, se reúne en ACUERDO la Cámara de Apelaciones en lo C.il, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados "FERNÁNDEZ, P.D. c/EMBOTELLADORA GENERAL PICO S.A. Y OTROS S/PROCESO LABORAL" (expte. Nº 4804/11 r.C.A.), venidos del Juzgado de Primera Instancia Nº 1 de esta Circunscripción.- El Dr. A.P.B., sorteado para emitir el primer voto, dijo I.A. del caso: a) P.D.F. el 26 de octubre de 2007 promovió demanda laboral contra "SODA TRENEL S.R.L." y/o "H.M. e HIJOS S.R.L." y/o "EMBOTELLADORA GENERAL PICO S.A." y/o quien explote comercialmente la fábrica de soda y distribución de bebidas domiciliada en calle 21 Nº 1655 de esta ciudad (fs. 18/30 y fs. 35/36), demanda que el 29 de noviembre de 2007 fue ampliada contra S.M. y O.H.M. en su condición de socios directores de la Sociedad Anónima, proclamando la responsabilidad personal de éstos ante la existencia de fraude laboral (fs. 41/43 vta.). Reclamó la suma de $ 197.461,50 con más intereses. Para fundar su acción dijo que comenzó a trabajar para "SODA TRENEL S.R.L." y/o "H.M. e HIJOS S.R.L." y/o "EMBOTELLADORA GENERAL PICO S.A." en abril de 1997, en la categoría laboral de chofer repartidor correspondiente al CCT nº 152/91. Dijo que repartía soda y otras bebidas en un camión, describiendo todas las tareas que realizaba, y que la comisión mensual que le correspondía cobrar rondaba en la suma promedio de $ 1.700,00 de los cuales percibía una pequeña fracción. Manifestó que desde abril de 1997 el titular de la empresa es el Sr. O.H.M., aunque también funcionó bajo la razón social "SODA TRENEL S.R.L." y "EMBOTELLADORA GENERAL PICO S.A.". Destacó que en los recibos de sueldos donde figura como empleador "SODA TRENEL S.R.L." o "H.M. e HIJOS S.R.L." se consignó una fecha de ingreso que no es la real (29/01/98) y una actividad laboral que tampoco reflejaba la realidad puesto que figuraba como "operario interno" cuando desarrollaba la actividad de chofer repartidor sin ayudante, admitiendo que dicha categoría comenzó a figurar en el recibo de junio de 2002; y cuando los recibos de sueldos comenzaron a emitirse a nombre de "EMBOTELLADORA GENERAL PICO S.A." se consignó como fecha de ingreso el 04/10/2004, cuando en realidad la relación laboral con los codemandados se inició en abril de 1997. Explicó algunos de los perjuicios que le ocasionó el no registrarse la relación laboral con la verdadera antigüedad. Respecto del distracto dijo que en mayo de 2006 sufrió un accidente inculpable padeciendo distintas lesiones físicas que le generaron varios días de internación y sesiones de kinesiología presentando ante su empleadora los pertinentes certificados médicos, y que a partir de esa circunstancia de parte de la patronal comenzó un trato hostil que se manifestó, entre otros actos, en la falta de pago de salarios, lo que motivó el primer reclamo mediante la remisión de un telegrama de fecha 05/07/2006, oportunidad en que, entre otros reclamos, solicitó que se le abonaran los haberes correspondientes a mayo, junio, SAC, vacaciones, etc., y que se consignara como fecha real de ingreso la de abril de 1997 con la categoría repartidor. Luego especificó en la demanda todo el intercambio epistolar que mantuvo con la empleadora, destacando que el 22/08/2006 promovió procedimiento administrativo ante la Dirección de Relaciones L.es de esta ciudad, hasta que mediante telegrama de fecha 04/09/2006 se dio por despedido aduciendo incumplimientos de la patronal (que describió) y la existencia de una situación creada por la empleadora con un cliente (Sr. C.) con la clara intención de perjudicar al trabajador (demanda fs. 18/30 y ampliación de fs. 41/43).- b) "EMBOTELLADORA GENERAL PICO S.A." contestó la demanda a fs. 76/85. Admitió la existencia de la relación laboral y el recorrido denunciado por el actor en su demanda; que en mayo de 2006 sufrió un accidente inculpable, y que el actor instó unas actuaciones administrativas ante la Delegación de Relaciones L.es de esta ciudad; afirmó que la real fecha de ingreso fue el 29/01/1998 como lo demuestran los recibos de sueldos emitidos por Soda Trenel S.R.L. primero y por H.O.M. e Hijos S.R.L. después (firma que respetó la antigüedad), y negó que la relación laboral se haya iniciado en abril de 1997. Dio detalles del trabajo realizado por el actor y las horas y días en que trabajaba, y afirmó que almorzaba en su casa y que por las noches trabajaba en el diario La Reforma. Entre otras cosas dijo que el actor siempre consintió el hecho de trabajar en el tiempo en tres razones sociales distintas. En definitiva negó casi todas las afirmaciones vertidas por el actor en su demanda; dijo que no existió injuria como para darse despedido con causa, y advirtió en el trabajador una porfiada actitud en considerarse despedido, obrando de mala fe, circunstancia que quedó demostrada con lo actuado en sede administrativa, dando detalles al respecto. Con relación a las remuneraciones que percibía el actor dijo que siempre se pagó la escala salarial vigente y los rubros que debía percibir, y respecto de la antigüedad siempre se le pagó lo que correspondía, explicando cómo se liquida dicho rubro según convenio, destacando que cuando cobraba $ 64,00 se le computaban 8 años de antigüedad a razón de $ 8,00 por año, adicional que luego llegó a pagarse a razón de $ 9,00 por año, por lo que al actor se le comenzó a abonar $ 72,00 por los 8 años (antigüedad contada a partir del 29/01/98). Respecto al rubro comisiones aseguró que fue liquidado correctamente, destacando que el promedio de $ 1.700,00 mencionado por el actor resulta un reclamo exorbitante carente de asidero y aclaró que las comisiones no se liquidan sobre el IVA; por otra parte destacó que resultaba sugestivo que en su reclamo administrativo no haya exigido absolutamente nada por el rubro comisiones, como tampoco lo hizo en las interpelaciones previas. Sobre este punto y en forma subsidiaria opuso excepción de prescripción como defensa de fondo de todo reclamo de comisiones devengadas antes del 27/10/2005. Cuestionó la procedencia de todos los restantes rubros reclamados (fs. 76/85).- c) No habiendo los codemandados "SODA TRENEL S.R.L." y "H.M. e HIJOS S.R.L." contestado la demanda, se le dio por perdido el derecho dejado de usar, constituyéndose sus domicilios en los Estrados del Tribunal (fs. 158). – d) El proceso se abrió a prueba (fs. 162), la que fue proveída a fs. 172/173, y se produjo en los términos que expresa la certificación actuarial de fs. 177. La parte actora alegó a fs. 462/467 y la demandada a fs. 468/472.- e) La sentencia de fs. 475/507 hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó a las tres codemandadas sólo por la suma de $ 12.774,26 con más intereses. Respecto a las costas, por el monto que prosperó, se las impuso a la demandada y por el que fue rechazado se las impuso a la actora. Los honorarios del perito contador fueron regulados en la suma de $ 511,00 teniendo en cuenta el monto de condena (fs. 506). El juez entendió que el despido indirecto invocado por el actor no quedó configurado (incausado) motivo por el cual rechazó todos los rubros indemnizatorios. En la sentencia rechazó y admitió los siguientes: a) Rubros admitidos: 1º) el actor reclamó el pago de las diferencias salariales por aplicación del Decreto 1295/05 (a razón de $ 120,00 mensuales) por un total de $ 1.320,00. Dicho decreto entró en vigencia a partir del 01/10/05, importe que no fue abonado al trabajador por lo que el juez admitió el rubro por la suma de $ 1.320,00 (fs. 493); 2º) reclamó en concepto de comisiones adeudadas la suma de $ 35.496,00. Dicho rubro fue admitido parcialmente por el período no prescripto, esto es a partir del 27/10/2005, partiendo de un monto de comisión promedio mensual de $ 485,06 según determinación del perito contador a fs. 338 y 347/371, y luego de restar los montos percibidos, el ítem fue admitido por la suma de $ 2.090,95 (fs. 494); 3º) el pago de $ 464,00 en concepto de diferencia por la antigüedad mal liquidada (art. 127 CCT 152/91). Como se tuvo por acreditado que el rubro antigüedad fue mal liquidado -un año menos del que correspondía-, el juez admitió el reclamo por la suma de $ 411,85, basándose en lo dictaminado por el perito contador (fs. 498); 4º) reclamó la suma de $ 1.603,00 en concepto de vacaciones no gozadas (art. 176, CCT 152/91). El juez admitió parcialmente el rubro; afirmó que no podía reclamar las vacaciones que no se hubiesen gozado y correspondientes al año 2005, aunque admitió que podía solicitarse la diferencia por el pago de las que se hubieren tomado en caso de haber sido liquidadas en forma errónea. Sostuvo que correspondía abonar las vacaciones correspondientes al año 2006 ya que el actor había trabajado más de la mitad de los días hábiles de dicho año; en base a ello admitió el rubro por la suma de $ 1.158,71 en concepto de diferencias por el pago de vacaciones año 2005 y 2006 (fs. 499/500); 5º) reclamó el pago de $ 150,00 correspondiente a la bonificación anual por asistencia perfecta (art. 149, CCT 152/91). El sentenciante dijo que el perito contador a fs. 360 señaló que correspondía abonar al trabajador un premio por asistencia perfecta de $ 320,00, y como no existían constancias de que tal bonificación haya sido abonada, el juez admitió el rubro por la suma de $ 320,00 (fs. 500); 6º) reclamó $ 278 en concepto de diferencias salariales por enfermedad (art. 162, CCT 152/91). El juez admitió el ítem por $ 1.532,78, dando por acreditado que el rubro comisiones no se abonó en los meses junio, julio, agosto y la parte proporcional de septiembre de 2006; 7º) reclamó $ 437,00 por el SAC proporcional 2º semestre del año 2006. A fs. 371 el perito contador determinó que el importe por dicho concepto ascendía a $ 431,79, y por dicho monto el juez admitió el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA