Sentencia Nº 4727-2011 de Cámara Nacional Electoral del 18-10-2011

Fecha de Resolución:18 de Octubre de 2011
 
EXTRACTO GRATUITO
CAUSA: “Vázquez, Juan Antonio
s/formula peticiones” (Expte.
4634/2009 CNE) - BUENOS AIRES.-
FALLO N° 4727/2011
///nos Aires, 18 de octubre de 2011.-
Y VISTOS: los autos “Vázquez, Juan Antonio
s/formula peticiones” (Expte. N° 4634/09 CNE), venidos del
juzgado federal con competencia electoral de Buenos Aires en
virtud de los recursos de apelación interpuestos y fundados a
fs. 110/111, fs. 112/114 vta. y fs. 115/116, contra la
resolución de fs. 109/vta., obrando el dictamen del señor fiscal
electoral actuante en la instancia a fs. 125, y
CONSIDERANDO:
1°) Que a fs. 109/vta. el señor juez
federal con competencia electoral del distrito Buenos Aires
desestima la presentación efectuada por el señor Juan Antonio
Vázquez (fs. 42/51 vta.) solicitando que se lo eximiera del
deber de votar.-
Para así resolver, el magistrado
señala que el “art. 12 del Código Electoral Nacional [...]
consagra el deber de votar de todos los electores y establece
taxativamente las causales que eximen de dicha obligación, entre
las que no se encuentran contempladas las razones alegadas por
el presentante” (fs. 109), y que “la propia Constitución
Nacional [...] en su art. 37 consagra [que] ‘... el sufragio es
universal, secreto y obligatorio’” (fs. cit.).-
A fs. 110/111 apela y expresa
agravios en carácter de letrado patrocinante del señor Juan
Antonio Vázquez el defensor público oficial; y a fs. 112/114
vta. apela y expresa agravios, por derecho propio, el
demandante.-
A fs. 115/116 recurren asimismo el
rechazo del beneficio de litigar sin gastos articulado.-
A fs. 125 el señor fiscal electoral
actuante en la instancia estima que debe declararse desierto el
recurso interpuesto.-
2°) Que, en primer término, con
relación al recurso interpuesto contra el rechazo del beneficio
de litigar sin gastos, corresponde precisar que toda vez que -
como se desprende del recurso de fs. 110/111 y del propio
escrito de fs. 115/116- el actor cuenta con el patrocinio
letrado del defensor público oficial y el único objeto del mismo
es acceder a dicha asistencia técnica (cfr. fs. 115), carece de
interés jurídico actual pronunciarse al respecto, lo que así se
declara.-
3°) Que, superada esa cuestión, cabe
advertir que el actor pretende que se lo “autorice a no
presentar[se] a votar en los comicios”, afirmando -entre otras
cosas- que ello “contradice la esencia de la libertad
individual” (cfr. fs. 46) y que “hay tres tratados
internacionales que no obligan a votar a los ciudadanos de los
Estados” (cfr. fs. 45 vta.).-
En relación con ello, corresponde en
primer lugar señalar que, incluso sin ingresar al debate acerca
de la naturaleza del sufragio -es decir, su caracterización como
derecho, deber, función, carga pública, etc., o aun una
combinación de las anteriores-, aspecto siempre controvertido
en el ámbito de la ciencia política y del derecho, no puede
soslayarse que, en los términos de nuestra legislación vigente,
reviste carácter obligatorio.-
En efecto, de los artículos 12, 125,
126 y 127, del Código Electoral Nacional surge el deber del
elector de votar en toda elección nacional, los casos en que
puede eximirse de esa obligación y las sanciones aplicables.-
4°) Que en los orígenes de nuestra
historia constitucional ni el texto de 1853-60 ni la legislación
electoral de la época preveían la obligatoriedad del sufragio,
como tampoco existía disposición legal alguna que garantizara la
libertad y transparencia del voto y de las elecciones.-
Sin embargo, ya se señalaba que la
participación en el gobierno y en el sentido más positivo de las
instituciones, era la participación en el nombramiento de los
funcionarios y en la deliberación y decisión de los asuntos
públicos” (cf. González, Joaquín V. cit. en Farrell, Martín
Diego, La Filosofía del Liberalismo, Centro de Estudios
Políticos y Constitucionales, Madrid, 1992, p. 298).-
Ahora bien, la obligatoriedad del
sufragio se incorporó positivamente mediante la sanción de la
ley 8.871 -denominada ley Sáenz Peña- en el año 1912. Esta norma

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA