Sentencia Nº 4443/10 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2010

Fecha de Resolución: 1 de Marzo de 2004
 
EXTRACTO GRATUITO
[CCGP] CASTRILLÓN, Justo Oscar - 23.9.2010 *** [ Síntesis de Doctrina Judicial | SJ ] CONTRATO DE TRABAJO – Registro Nacional de la Industria de la Construcción (Ley 22.250): Aportes al fondo de cese laboral (prescripción liberatoria) El plazo de la prescripción liberatoria de dos años, con relación de la obligación a cargo del empleador de depositar los aportes al Fondo de Cese L., debe computarse desde la fecha en que cesó la relación laboral, y no desde la fecha en que cada aporte mensual debió efectivizarse CONTRATO DE TRABAJO – Registro Nacional de la Industria de la Construcción (Ley 22.250): Aportes al fondo de cese laboral El art. 17 de la ley dispone que, ocurrido el cese de la relación, el empleador debe entregar al trabajador la libreta de aportes con los correspondientes depósitos, "dentro del término de cuarenta y ocho horas", mientras que el art. 18 contiene dos párrafos bien diferenciados: De acuerdo al primero, si el principal no entrega al empleado la libreta "en tiempo propio", se produce la "mora automática" y el trabajador tiene expedita la acción judicial para reclamar la entrega, que se le depositen los aportes o se le haga el pago directo, según corresponda. Según el segundo párrafo, que es el que interesa, "si ante el incumplimiento de lo dispuesto por el art. 17, el trabajador intimare al empleador por dos días hábiles constituyéndolo en mora, se hará acreedor a una indemnización..." La norma es clara y no se presta a interpretaciones diversas: para hacerse acreedor a la indemnización el trabajador debe intimar al empleador y darle un plazo de dos días para cumplir con la obligación impuesta por el art. 17 "La interpelación del trabajador al empleador reviste carácter extrajudicial y debe contener la exigencia del cumplimiento de las obligaciones omitidas con razonable individualización de ella (...) es un acto unilateral y recepticio emanado del trabajador, que no requiere para su ejercicio o eficacia de la intervención de otra voluntad, bastando con que llegue a la esfera jurídica del destinatario (empleador) para perfeccionarse (...) la forma de concretar la interpelación debe ser tal que permita conferir a ésta carácter cierto (fehaciente) y funcionamiento eficaz, y entonces, sólo la forma escrita -postal o telegráfica- satisface esos requisitos. Pero, además (...) la interpelación debe ser circunstanciada, porque como mínimo debe contener la determinación de aquello que se solicita, la imputación al empleador de no haberlo cumplido, el requerimiento expreso para que lo cumpla dentro del plazo de dos días hábiles (...) y la advertencia de que en caso contrario se iniciará acción judicial" (Marigo-Rainolter, "Personal de la industria de la construcción", p. 141/142, ed. Astrea 1994) * En la ciudad de General Pico, provincia de La Pampa, a los veintitrés días del mes de septiembre del año dos mil diez, se reúne en ACUERDO la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, L. y de Minería de la Segunda Circunscripción Judicial para resolver el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA