Sentencia Nº 44287 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:27 de Junio de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

FALLO Nº 1.116 - AUDIENCIA DE JUICIO DE LA SEGUNDA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL - Juez Unipersonal: Alejandro E. GILARDENGHI (Juez de Control subrogante de la Audiencia de Juicio).

Legajo nº 44.287 caratulado: "Ministerio Público Fiscal C/ L.B.Y. S/ Lesiones leves calificadas".

General Pico, 27 de junio de 2019.

VISTO Y CONSIDERANDO:

I) Que los días martes 18 y miércoles 19 de junio del corriente año 2019, en las Salas de Audiencias de Juicio nº 3 y 4 de esta Segunda Circunscripción Judicial, con la actuación unipersonal de quien suscribe, se llevó a cabo audiencia de debate oral y público en este legajo nº 44.287, seguido contra B.Y.L., cuyas demás condiciones personales obran en autos. Intervinieron en representación del Ministerio Público Fiscal, el Fiscal sustituto Luciano Nahuel REBECHI, y asistió en la defensa técnica al acusado, el Defensor particular Sergio Darío FRESCO.

II) Que, el proceso se inició el día 30/09/2018 cuando denunció G.V.G., madre de la adolescente -presunta víctima- D.G., en sede de la Comisaría de XXXX.

La Fiscalía procedió por Investigación Fiscal Preparatoria. La Jueza de Control María Jimena CARDOSO dictó auto de apertura a juicio el día 28/11/2018.

En fecha 19/12/2018 se realizó la audiencia de ofrecimiento de pruebas (cfe. art. 308 del C.P.P.).

El juicio oral y público se desarrolló durante los días 18 y 19 de junio de 2019.

III) En el alegato de apertura el Fiscal dijo que va a probar en el juicio que el día 30 de septiembre del año 2018 a las 05:30 horas aproximadamente, en la vía pública, más precisamente en inmediaciones de calle XXX de la localidad de XXX, La Pampa, el acusado agredió físicamente a su ex pareja, D.G., propinándole un golpe de puño en el rostro que la hizo caer al suelo. Como consecuencia de la agresión recibida la víctima sufrió lesiones de carácter leves (escoriación en zona nasal con hematoma de 1 x 2 cm, escoriación en cintura lado izquierdo y escoriación en codo izquierdo) conforme surge del certificado médico extendido el día 30 de septiembre de 2018, en el Establecimiento asistencial "Virgilio Tedin Uriburu" por el Dr. Hugo Alberto RIPA. Expresó que la calificación legal se corresponde a la del delito de LESIONES LEVES AGRAVADAS POR HABER SIDO COMETIDAS CONTRA LA PERSONA CON LA QUE SE MANTUVO UNA RELACIÓN DE PAREJA (art. 89 en relación al art. 92 y 80 inc. 1º del C.P.).

El Defensor adujo que demostraría durante la audiencia de debate la inocencia de su defendido. Que la agresión en cuestión no iba dirigida hacia su ex pareja, sino hacia otra persona, su acompañante.

El acusado B.Y.L. hizo uso de su derecho a declarar, expresó que el día del hecho había salido al boliche con unos amigos. Que a la mitad de la noche sus amigos se fueron con sus novias y el quedó solo, porque su pareja había ido a acompañar a una amiga. Que en un momento fue al baño y estaba F. con sus amigos y “lo buscaban”. Relató que les pidió a unos amigos que lo acompañaran a la casa de su primo y luego desde allí llamar a su padre, para que lo fuera a buscar. Que cuando iba llegando al domicilio de su primo, se encontró con F. y como ya tenían problemas con anterioridad, comenzaron a discutir y finalmente se acercó corriendo y lo golpeó. Adujo que no sabía que D. y J. iban a estar allí. Aclaró que en ningún momento quiso atacar a su ex pareja. Que tenía con ella una buena relación. Que fue su primer amor.

A preguntas de la Fiscalía, respondió que donde había ocurrido el hecho había sido frente a una veterinaria, que no conocía muy bien XXX. Explicó que en ese instante únicamente estaban él, D.G. y F. Que sus amigos lo acompañaron hasta la esquina y se fueron. Que cuando salió del boliche llamó por teléfono a la damnificada y le adujo que su pareja lo estaba molestando.

Contó que iba al mismo colegio que la damnificada “YYY” y se tuvo que cambiar a la “XXX”. Que anteriormente al hecho había tenido cruces de palabras dentro del colegio con la víctima, pero que no fueron peleas o discusiones. Que los familiares de ella lo iban a esperar a la salida. Que el padre de D. nunca lo había querido y habían tenido inconvenientes.

Seguidamente el Sr. Fiscal exhibió el croquis del lugar del hecho y las partes frente al estrado procedieron a la descripción del mismo. A su vez, se exhibieron videos de las cámaras de seguridad del lugar del acontecimiento. El imputado se señaló en los mismos como el de “zapatillas blancas”, al igual que a sus amigos y ubicó aproximadamente el domicilio de su primo.

A preguntas del Defensor, contestó que cuando se retiró del boliche el día del hecho, eran aproximadamente las 4 hs. Adujo que su primo vivía a dos cuadras de la veterinaria mencionada anteriormente.

Expresó que F. tenía 21 años de edad y que le tenía miedo, porque era más grande que él. Que por ese motivo el día del hecho quiso retirarse del boliche, para evitar inconvenientes. Que sus amigos lo habían dejado a 50 metros aproximadamente del lugar del hecho. Que a su parecer, ellos no habían visto nada, que llegaron cuando él regresaba al boliche nuevamente.

Manifestó que el acontecimiento consistió en que cuando él iba llegando a la casa de su primo, vio a D.y a F. en el medio de la calle. Que no sabía si estaban discutiendo o no, pero que él se acercó para ver que ocurría y entonces comenzaron a discutir y le propinó un golpe a F.. Pero que a su parecer no le había pegado a ella, ya que en la pelea la misma se había hecho a un lado. Que la misma se fue hacia el cordón con los amigos de él “N.A. y K.C.”. Que no la vio lesionada, ni caída en el suelo. Que recordaba que ella gritaba en ese momento.

IV) En cuanto a la producción de prueba, la Fiscalía ofreció las declaraciones testimoniales de:

1.- G.V.G., D.N.I. nº 28.675XXX -madre de la víctima-: Habiéndosele exhibido la denuncia efectuada en fecha 30/09/2018 en la comisaría de XXX, reconoció su firma. Declaró que esa noche su hija salió al boliche “XXX” en XXXy llegó corriendo a su casa, diciéndole que B. le había pegado. Que le contó que iban caminando con J.F., se abrazaron y B. la llamó por teléfono. Que lo atendió y que B. la insultó, diciéndole “trola, atorranta, te fuiste con otro”, su hija tuvo que cortar la comunicación. Que en ese momento D. vio que el imputado se acercaba y J. estaba de espaldas. Que L. saltó y le pegó en la nariz a ella. Que le dijo “B.me pegaste” y que el acusado también le pegó a F.. Que D. se cayó al suelo y la levantó el amigo de B., porque se mareó. Que J. no vio a su hija sentada en el cordón, entonces regresó al boliche a buscarla. Que D.s volvió al boliche y junto a F. y a una amiga fueron a su casa, le contó a la testigo lo ocurrido y fueron a hacer la denuncia correspondiente. Explicó que no recordaba la ubicación exacta del lugar del hecho, pero que había ocurrido en una calle donde había una veterinaria y “como una casilla”. Comentó que su hija le había referido que no vio cuando el imputado le pegó, que no tuvo tiempo para reaccionar. Que le había visto a su hija lesiones en la nariz y que por la caída al suelo, también tenía heridas en la mano y al “costado” de su cuerpo. Con respecto a la relación de su hija con el acusado, adujo que al momento del hecho estaban separados. Que habían tenido una relación de un año y medio aproximadamente. Que era una relación “enfermiza”, como que “no la cortaban nunca”. Que sabía de algunos episodios “de zamarreos, no dejar salir a algún lado”, que le habían contado amigas de su hija, luego de que ellos se habían separado. Expresó que recordaba un episodio en el colegio al que ambos involucrados concurrían. Que no recordaba con claridad, pero que iban por el pasillo y una de las amigas de su hija dijo algo y Brian creyó que era para él y le quiso pegar a D., interfiriendo una de las amigas para defenderla. Seguidamente, adujo que luego de la denuncia no hubo más inconvenientes entre D. y el acusado.

A preguntas de la Defensa, respondió que la agresión de L. fue dirigida hacia su hija y no hacia F., porque éste último estaba de espaldas. Explicó que la relación de ellos era “enfermiza”, porque él no dejaba a su hija salir o juntarse con amistades. Que su hija había tenido que ir al psicólogo. Que la separación fue difícil para ella, porque él había sido su primer novio. Que por eso se había hecho difícil “cortar la relación” y se seguían mandando mensajes. Que en un momento su hija le contó que ya no se iba a escribir más con L., que la había “cortado” definitivamente, hasta que ocurrió el hecho en cuestión.

2.- Declaración testimonial en Cámara Gesell de la adolescente D.G. (se reprodujo el audio y video en el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA