Sentencia Nº 41832/2 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:10 de Enero de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

SANTA ROSA, 10 de septiembre del año 2019.

VISTAS:

Las presentes actuaciones caratuladas: “G.C.A.s/ recurso de casación”, legajo n.° 41832/2 (reg. Sala B); y

RESULTA:

1°) Que el defensor particular del condenado, Dr. R.A.Q., interpuso recurso de casación contra el fallo del Tribunal de Impugnación Penal, que confirmó la sentencia de la Audiencia de Juicio de la Segunda Circunscripción Judicial y condenó a C.A.G.como autor material y penalmente responsable de los delitos abuso sexual con acceso carnal, agravado por la situación de guarda, como delito continuado y tenencia de representaciones de partes genitales de menores de edad, en concurso real (arts. 119 tercer y cuarto párrafos, inc. b); 128 segundo párrafo, ley 27436 y 55 del C.P.) a la pena de nueve años de prisión de efectivo cumplimiento.

2°) Que refirió que la decisión resulta arbitraria porque consideró la prueba requerida por el Ministerio Público Fiscal, dejando relevada la articulada por la defensa, lo que generó un gravamen y perjuicio para los derechos de su asistido.

Discrepó con la referencia a las particularidades probatorias que suscitan estos sucesos, así como que existía prueba que acreditaba en forma fehaciente que su asistido no era quien cuidaba a la damnificada, que no era “el guardián”, no poseía “convivencia”, circunstancias que implican una errónea aplicación del derecho.

Señaló que la prueba producto del ejercicio del derecho material de la defensa, fue dejada de lado, dando cuenta de cómo a partir de los dichos de la abuela, madre y tía de la presunta víctima era posible individualizar que quien cuidaba a la niña era N.D.O.; entonces, aun cuando el imputado vivía en el mismo domicilio no era el cuidador de la víctima, por lo que no procede el agravante aplicado, debiendo modificarse la sentencia recaída en tal sentido.

Expuso con relación al restante hecho imputado (art. 128, 2do. párr. del C.P.) que las imágenes llegaban a poder de G., porque es de profesión “técnico en computación y elementos tecnológicos”, por tal actividad poseía aparatos de almacenamiento, y la actualidad tecnológica posibilitaba a cualquiera recibir ese tipo de imágenes.

Destacó, en orden a la producción de los peritajes informáticos, que la información introducida fue a favor del imputado, generando dudas respecto de su autoría, pues no se ha producido prueba en concreto que permita la imputación en orden al tipo del art. 128 del C.P.

Requirió que por lo expuesto se dicte la absolución de G. respecto a ese hecho.

Para finalizar, solicitó que se determine una sentencia justa, con una pena con similar condición, acorde a las figuras penales debidamente probadas, y a los caracteres propios de su asistido, puntualmente, la carencia de antecedentes penales, su excelente conducta, concepto y el tiempo que permaneció detenido.

CONSIDERANDO:

1°) Que a este Superior Tribunal de Justicia le corresponde efectuar el pertinente análisis jurídico formal a efectos de resolver la admisibilidad del medio impugnativo aquí intentado.

2°) Que de forma liminar, es pertinente recomendar al letrado defensor que en lo sucesivo realice un apropiado contralor respecto al contenido de recursos, en cuanto se advierte la confusión en el encabezado del apellido de su defendido, indicándose C.A.G. cuando correspondía C.A.“., así como una multiplicidad de errores de tipeo y ortográficos.

3°) Que los aspectos antes destacados, no obstan a la identificación de los agravios deducidos en el aludido remedio, vinculados con la tacha de arbitrariedad del pronunciamiento.

Los extremos descriptos en el planteo recursivo, no configuran ningún supuesto de arbitrariedad, en tanto no se han identificado aquellos razonamientos que de existir la aludida calificación, se verían afectados, y menos aún se ofrece precedente alguno del Alto Tribunal Nacional que se identifique directa y específicamente con la causal que se enuncia; sin lograr conformar las exigencias mínimas que prevé el inc. 3º del art. 419 del C.P.P., con la sola referencia a la sentencia dictada...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA