Sentencia Nº 41832/1 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución: 2 de Agosto de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

FALLO Nº 17/19 SALA "A": En la ciudad de Santa Rosa, Capital de la Provincia de la Pampa, a los dos días del mes de agosto de dos mil diecinueve, se reúne la Sala "A" del Tribunal de Impugnación, integrada por los señores Jueces Mauricio Piombi y Pablo Tomás Balaguer, asistidos por la señora Secretaria María Elena Grégoire, a efectos de resolver los recursos de impugnación interpuesto por el Dr. Abel Tanús Mafud en favor de C. G., en legajo Nº 41832/1 -registro de este Tribunal-, caratulado: "G., C. A. s/ Recurso de impugnación", del que:

RESULTA:

                    La Audiencia de Juicio de la Segunda Circunscripción, con la actuación unipersonal del Dr. C. Federico Pellegrino, con fecha de 12 de abril de 2019, en el marco del legajo 41832/0, dictó sentencia “I) Condenando a C. A. G., [xxx], argentino, nacido el 27 de febrero de 1.971, en Azul, provincia de Buenos Aires y domiciliado en [xxx], provincia de La Pampa, soltero, instrucción secundaria incompleta, reparador de PC, hijo de [xxx] y de [xxx]; como autor material y penalmente responsable de los delitos de Abuso sexual con acceso carnal, agravado por la situación de guarda, como delito continuado y tenencia de representaciones de partes genitales de menores de edad, en concurso real, arts. 119 tercer y cuarto párrafos, inc. b); 128 segundo párrafo, ley 27.436 y 55 del C.P., a la pena de nueve años de prisión de efectivo cumplimiento. Con costas. (Arts. 355, 474 y 475 del C.P.P.)...".-

                    Contra esta resolución, el Sr. Defensor interpone recurso de impugnación, por la motivación de errónea aplicación de la Ley Sustantiva y errónea valoración de la prueba (art. 400 inc. 1° y 3° del C.P.P.), solicitando la absolución del mismo y que recupere su libertad.-

                    Habiéndosele dado el trámite contemplado en el art. 407, y llevada a cabo la audiencia prevista en el art. 410 del C.P.P., realizado el sorteo de ley correspondiente, ha quedado la Sala A en condiciones de resolver y dispuesto el voto de los señores Jueces, Dr. Mauricio Federico Piombi y Dr. Pablo Tomás Balaguer.-

                    CONSIDERANDO:

                    El señor Juez Mauricio Piombi dijo:

                    En principio caber afirmar que el recurso de impugnación interpuesto por el defensor penal de C. A. G. resulta admisible a tenor de lo establecido en el artículo 400, 402 y 405 del C.P.P.-

                    De igual manera se encuentra cumplido otro de los requisitos esenciales previstos para la viabilidad de este tipo de recurso, los motivos en los que se fundamentan, brindando así el marco de tratamiento y contralor que este Tribunal revisor debe efectuar, a los fines de garantizar a quien resulte condenado, mediante sentencia aún no firme, el derecho a que la imputación concreta en su contra sea analizada una vez más en forma integral, a los fines de legitimar plenamente el poder punitivo estatal, conforme a lo dispuesto por la Convención Americana de los Derechos Humanos (art.8:2) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (art. 14.5), incorporados a nuestra constitución como ordenamiento legal positivo, con la reforma constitucional de 1994.-

                    En tal sentido, la C.S.J.N. en el fallo "Casal, Matías y otro" del 8 de agosto de 2.005 al referirse al alcance de esta segunda instancia o doble conforme, expresó que "...debe entenderse en el sentido de que habilita a una revisión amplia de la sentencia, todo lo extensa que sea posible al máximo esfuerzo de revisión de los jueces de casación, conforme a las posibilidades y constancias de cada caso en particular y sin magnificar las cuestiones reservadas a la inmediación, solo inevitables por imperio de la oralidad conforme a la naturaleza de las cosas”.-

                    Teniendo en cuenta lo expresado precedentemente, habré de ingresar al examen de la cuestión planteada, con la amplitud de conocimiento y revisión expuesta.

                    El Sr. Defensor, introduce como agravio el cuestionamiento de errónea valoración de la prueba, por considerarla insuficiente para revertir el estado de inocencia de su asistido.-

                    En ese sentido la defensa expone que ha existido por parte del sentenciante una errónea valoración del material probatorio incorporado al debate. Señala que las fotografías pornográficas de menores, fueron obtenidas de distintos aparatos, los cuales estaban en poder de G. por motivo de su oficio y trabajo, no siendo posible así determinar con certeza que fueran de G. las imágenes recabadas. Que las sabanas exhibidas al imputado y que aparecen en las imágenes mencionadas, no son exclusivas y únicas, por tanto considera que no está demostrado que fuera el acusado el que cometió esos delitos.-

                    También se agravia de que las declaraciones testimoniales, como la de la Abuela de la menor, Fernando C., Daniela V. (madre de la menor) y la Sra. Ruarte, entre otras, fueron interpretadas de manera errónea, pues relatan de diferente formas y maneras los dichos de la menor por lo que no arrojan precisiones para el dictado de una condena.-

                    En relación a la intervención de las Profesionales de la Psicología, destaca que la declaración de la Lic. Picón, al referirse que solo pudo obtener la declaración que incriminara a G. por dibujos pero no por diálogos. Que si bien a través de la realización de dibujos pudo obtener indicadores que hacían presumir un abuso, no pudo obtener quien puede ser el autor de ese/os abusos ya que de los dibujos no se obtenía, y de sus dichos menos, porque la niña no hablo nunca. Refirió de un tal Carlitos cuando hizo un tiburón y que se comía un nene, pero no dijo quién era y porque hacia eso. Lo mismo acontece con la Lic. Piras cuando manifiesta que no es posible que la menor declare en Cámara Gesell por la dificultad que la niña hable, determinando a través de juegos y dibujos, indicadores que sindicarían a una persona identificada como Carlitos, pero no específicamente a su defendido respecto del hecho por el que se lo condena.

                    Entiende que resulta relevante la declaración de Natalia Del'Ollio ya que era la persona que cuidaba a la menor y que jamás dejaba sola a la menor; la misma afirma que tenia a la niña siempre bajo su órbita.-

                    Por ello, la defensa sostiene que no ha sido comprobado el hecho enrostrado a C. G.; considerando que no ha quedado acreditado y probado que G. haya sido el autor de un abuso y menos de un abuso sexual con acceso carnal. Tampoco la agravante de la figura porque, G. no era quien cuidaba de la niña, sino que era su pareja.

                    De allí que a su criterio, una correcta valoración de la prueba permite sostener que su asistido no realizó el hecho por el cual se lo condena y debe ser absuelto del mismo en forma directa o por el beneficio de la duda, y en su caso de dictarse condena de ser por el delito de tentativa de abuso simple.-

                    Ahora bien, tal como ha sido delimitado el tema, corresponde señalar algunas especiales particularidades en torno al delito que aquí se trata y a posteriori analizar los puntos de agravios que ha introducido la defensa.-

                    En primer término, no puede pasarse por alto que las conductas constitutivas del tipo penal de abuso sexual, suelen tener lugar en ámbitos de intimidad lo que sin lugar a dudas acarrea de manera frecuente problemas probatorios particulares.-

                    Dicho esto, soy de la opinión que esas circunstancias lejos de implicar que el hecho denunciado no pueda ser probado, implica que la escasa prueba que pueda ser colectada, debe ser valorada -por el Juez- teniendo en cuenta cada uno de sus aspectos relevantes de la prueba, para arribar a una sentencia definitiva que sea una correcta apreciación, comprensiva de todos los elementos de juicio colectados.-

                    En el caso bajo análisis, la sentencia fijo los hechos en los términos requeridos por el Ministerio Publico Fiscal, con la adhesión de la querella, quien realizó respecto de C. A. G. la siguiente imputación “...sin precisar fecha exacta, haber manoseado en sus partes íntimas, en reiteradas oportunidades a la menor R. C. V (5 años en la actualidad), como así también haber introducido su pene en la boca de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA