Sentencia Nº 41763 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:15 de Enero de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO

FALLO N° 1134 - AUDIENCIA DE JUICIO DE LA SEGUNDA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL. Juez Unipersonal: Dr. C.F.P..

General Pico, agosto 15 de 2019.

Legajo N° 41.763

Caratulado: “Ministerio Público F. c/A.J.E. s/ Abuso sexual con acceso carnal, lesiones leves agravadas y amenazas en concurso real”.

VISTO Y CONSIDERANDO:

I) Que los días 7 y 8 de Agosto del corriente año, en la Sala de Audiencias de Juicio de la Segunda Circunscripción Judicial, con la actuación unipersonal del suscripto, se llevó a cabo audiencia de debate oral en el legajo N° 41.763, contra J.E.A., DNI N° 38.296.XXX, nacido el 8 de agosto de 1.994 en XXX, provincia de La Pampa, y domiciliado en calle XXX de la misma localidad, soltero, empleado rural, con secundario incompleto, hijo de R. y de A.L..

Intervino en representación del Ministerio Público F., la Dra. A.L.R., asistieron en la defensa al imputado el defensor Dr. P.F..

II) Que el proceso se inicia en virtud que el día 29 de abril de 2.018 aproximadamente a las 07:00 hs. el imputado ingresó en el domicilio de su ex pareja A.D.M., cito en calle XXX de la localidad de XXX, provincia de La Pampa, donde la habría agredido mediante golpes de puño en su cuerpo y manoseado en sus partes íntimas, introduciendo sus dedos en la vagina. Luego habría tomado una bolsa de plástico y colocado en su mano usándola como guante, manoseando nuevamente a la víctima en su vagina y cola. En otra oportunidad la habría amenazado diciéndole “si te veo con otro te mato, sos mía y de nadie más”.

III) En el alegato de apertura la F. afirmó que acreditará que el imputado es el autor de los ilícitos que se investigan. Valiéndose de la prueba ofrecida oportunamente para acreditar su culpabilidad. La calificación que se asigna a los hechos es de Abuso Sexual Agravado por penetración, Lesiones Leves Agravadas por haber sido cometidas por quien era su pareja y Amenazas Simples (arts. 119 inc. 3°, 92 en función del 89 y 80 inc. 1° y 149 bis primer párrafo, primer supuesto del C.P.).

Por su parte, la defensa técnica del imputado, no realizó alegato de apertura.

Cuestiones preliminar: Ante el pedido de la F., no habiendo oposición de parte del Defensor, se incorporarán las fotografías de la inspección ocular, en el momento oportuno del debate y se desiste de los testimonios de C.D. y la Psicóloga B.A. de la UFGNyA, incorporándose por lectura sus testimonios. IV) En cuanto a la producción de prueba se recibieron las declaraciones testimoniales de:

a) A.D.M. denunciante, reconoció su firma en el acta de denuncia, realizada el 30/04/2018 en XXX, y en la ampliación realizada en F.ía el 11/05/2018, habiéndoselas exhibido la F..

Refirió que hacía una semana se había peleado con J.A., salieron un año más o menos. No era vida, no aguantaba más. Comenzó con la P.J., lo había bloqueado no quería tener contacto, hacía poco que tenía teléfono, porque era motivo de pelea con él. Vivía sola con su hijo, fruto de la relación con otra pareja. El sábado una amiga le insistió para salir, el nene se había ido con el padre, salieron con dos chicas más a tomar algo, luego al boliche. En un momento le avisaron que atrás suyo estaba J. Estaban afuera, acompañaron a una chica que vivía ahí nomás. Iban caminando cuando pasó un primo con un amigo de él, dieron una vuelta, dejaron a este muchacho, a su amiga, su primo la llevó a su casa, se quedaron un rato charlando afuera en el auto. Al entrar a su casa fue al baño, estaba sentada en el inodoro cuando escuchó un golpe. Sintió que se abrió la puerta y entró J. al baño, con la cara transformada. Empezó a preguntar quién la había traído, con quién había estado, le preguntó por el teléfono, le decía de todo, le pegó una piña o cachetada, y la tira en la parte de la ducha, quedó tirada ahí, con los ojos cerrados para que se asustara y se fuera. Le abrió la ducha de agua fría, le pidió que se levantara, salió a buscar el teléfono y no lo encontraba. Se levantó, fue a la parte de la pieza de su hijo, no se acuerda si él encontró el teléfono. No tenía nada malo. Él la empezó a golpear, tiró al piso, bajó los pantalones, le metió la mano en la vagina, en la cola, hizo fuerza y no podía, por más fuerza que hiciera no podía sacárselo de arriba, se levantó, buscó una bolsa, se la puso en la mano y otra vez le metió la mano en la vagina, pensando que había estado con alguien. No sabe por qué hizo eso. Hizo toda la fuerza posible porque le hacía mal. Hizo eso, más las palabras que usaba, la trató de todo. Siguieron discutiendo, pudo levantarse, no tenía tanta fuerza porque se golpeó fuerte a un costado de la espalda cuando cayó en la ducha.

Fue a buscar un cuchillo, pensó “acá me mata”. Quería que ella lo matara, no quería vivir más, que había estado toda la semana mal, pensando que se quería morir. Se cortó la muñeca, ella le sacó el cuchillo y lo revoleó, ahí se largó a llorar, ella también por la situación. Primero dijo que la quería, y luego empezó a decir que lo único que iba a lograr cuando conociera a alguien, era que la usaran, porque se iba a poner vieja, nadie le daría bola, iba a pasar el tiempo, el cuerpo cambia. Se le pasó eso, la acompañó, la acostó, él al lado suyo, hasta que lo llamaron, no sabe qué hora era, porque andaba con el auto del padre, y se fue.

En ese momento le escribió a su amiga, pero no se animó a decirle. Estuvo todo el día en su casa, a la tarde noche, su amiga la llamó para que fuera a la casa, y se dio cuenta de todo, tenía lastimada la boca, el cuello y anímicamente no estaba bien. Le pidió por favor que no le dijera a sus hermanas, porque él dijo que no la iba a molestar más, que cuando quisiera iba a estar. No le contó a su amiga del abuso.

Por miedo ya no vive en esa casa, porque sus papás también le temían a él. Anterior a la denuncia, había hecho una exposición, por el mes de diciembre, porque la agredió verbal y físicamente (le dio piñas, cachetadas, arrancó el pelo). No le pidió perdón, ella era la culpable, él reaccionaba así por cosas que ella hacía. Cuando la acompañaba al trabajo era caminar y mirar para abajo. Un par de veces le dijo que si la veía con otro la iba a matar. Un poco de miedo le daba, creía que lo decía en joda. Sus papás no lo querían, decía que cuando viera la camioneta de su padre, se la iba a hacer pedazos. Al tiempo apareció roto el vidrio de atrás, J.negó haberlo hecho, al tiempo se enteraron por un tercero, que J. le había arrojado la piedra a la camioneta de su papá. Hoy en día no le tiene miedo, el primer tiempo sí, se lo cruzaba y empezaba a temblar. Tenía una restricción pero pasaba como si nada por su casa. Si estaban en el mismo lugar, él no se iba, se tenía que ir ella porque se sentía mal.

Del día del hecho, le pegó piñas, cachetadas, la tenía del cuello, después le puso la pierna en el abdomen. No sabe cómo hizo porque le tapaba la boca y la otra mano se la metía en la vagina, en la cola. Actualmente sigue yendo a la psicóloga.

A la pregunta, por qué no contó la situación del abuso cuando fue a la Comisaría, dijo: no sabe porque no lo contó, por miedo, le tomó la denuncia el Oficial Corbo Encinas, decidió contarlo después porque pasó el tiempo, se fue dando cuenta de las cosas, que si una persona realmente te quiere no te hace todas estas cosas, la verdad es que sufrió cantidad, le hizo mucho daño, a su nene también, al ver cómo la trataba, le tenía miedo. Discutían por pavadas, nunca tuvo motivo. Se hacía películas en su cabeza. A la pregunta ¿si hoy tiene miedo?, respondió más o menos. No vive sola por esta situación que sucedió, se siente más segura ahí.

A preguntas del defensor dijo que tenía cerrada con llave la puerta de ingreso a su casa. El día del hecho, después que se fue le mandó las fotos por celular, le dijo “mirá cómo me dejaste”. J. le pidió por favor que hablaran, lloró, demostraba estar mal, sospechaba que podía hacerle una denuncia, el que la viera le iba a preguntar por esas marcas, no las podía ocular. Al otro día le contó a sus hermanas, la llevaron a hacer la denuncia, pero no declaró todo. J. le pidió que la retirara, y no tuvo más contacto con él.

El domingo del hecho, él la fue a buscar, dieron unas vueltas en el auto de él. Nunca le pidió disculpas, ella era la culpable, la que tenía que cambiar. Mantuvieron relación sexual. La mañana del hecho también mantuvieron relación sexual, no sabe…no se sentía, él la manipulaba de tal manera, que pensaba estoy haciendo mal las cosas. Cuando la revisó el médico tenía un golpe que no era de ese día. No sabe por qué no dijo nada de las relaciones sexuales que mantuvo, cuando tuvo la primer entrevista con B.A.. Tampoco le dijo a la policía o a B.A., que le había metido la mano en la vagina, porque le daba vergüenza.

El día del hecho, cuando estaba con él en el pueblo la llamó su amiga con el teléfono del primo, para él era una puta, atorranta. Estando en el boliche nunca le hizo señas, le daba la espalda.

b) G.A.M., hermana de la denunciante, su hermana alquilaba un departamento bien pegado a la rotisería y restaurante que tenían. Al principio él iba lo más bien a visitar la familia. Supo que les pegaba a las dos chicas con las que mantuvo relaciones anteriores. Un día se lo preguntó y dijo que la gente hablaba mucho. Es como que tiene doble personalidad. Tuvo un cruce de palabras con J., porque B. -hijo de su hermana - veía que su madre se abrazaba, besaba con él, y sostenía que no eran nada. J. se enojó y no les habló más, mientras A. seguía viviendo al lado de la Rotisería.

J. seguía estando con A., la vigilaba todo el tiempo, cuando atendía como mesera, se paraba en la puerta para ver lo que hacía. Se enojaba si ella atendía, no podía hablar con nadie, si usaba talle 34 tenía que vestirse con talle 40. Empezó a cambiar su aspecto, no usaba más las calzas, es muy tímida, no tiene carácter, él decía “que ella tenía que vestirse así, no ponerse pollera, no salir, porque le faltaba el respeto”, hasta que dejó de trabajar. La celaba hasta con un primo hermano, con el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA